domingo, 9 de diciembre de 2018

Reunión Nicolás Maduro y Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

El presidente Nicolás Maduro y su numerosa comitiva de acompañantes, entre ellos, su mujer, Cilia Flores, y el canciller Jorge Arreaza, viajaron a la toma de posesión del nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Maduro desafió la campaña de protestas contra su visita, que tuvieron lugar tanto en el exterior del palacio Legislativo de San Lázaro, donde tuvo lugar el acto, como en el interior del edificio en el que un grupo de senadores gritaron «dictador, dictador», cuando López Obrador mencionó su nombre, y que mostraron una pancarta en la que se afirmaba que no era bienvenido. A este rechazo se suma el de unos treinta intelectuales y escritores mexicanos que también repudiaron su visita a través de un manifiesto en el que proclamaban que «nuestro país no debe legitimar una dictadura» y en el que consideraban que la presencia de Maduro «en un acto democrático como la trasferencia del poder ejecutivo es inaceptable». 
No está claro si fue a causa de las protestas o por un «pequeño retraso de su avión», como aseguró la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), pero Maduro no hizo finalmente acto de presencia en el acto de investidura, uniéndose después al resto de mandatarios en la comida ofrecida posteriormente. En ella disfrutó de momentos de asueto con los presidentes de los países que integran hoy por hoy el bloque bolivariano -con la ausencia de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, que canceló su viaje a última hora-. Momentos de los que deja constancia el propio Maduro con una foto colgada en su cuenta de Twitter, en la que aparece de manera distendida con el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y el de Bolivia, Evo Morales. En las redes sociales también intenta dejar constancia Maduro de la cercanía entre ambos países, México y Venezuela, así como con el nuevo presidente del país azteca, con el que mantuvo un breve encuentro, junto a sus respectivas esposas, en el Palacio Nacional, en el Zócalo. 
En la recepción privada que mantuvo con López Obrador, el presidente venezolano lo habría invitado a su segunda toma de posición del 10 de enero en Caracas. También habría aprovechado el encuentro para gestionar la posibilidad de que el nuevo Gobierno mexicano dé asilo a altos cargos del Ejecutivo venezolano y sus familiares, ante el caso eventual de que el régimen chavista tenga que dejar el poder después del 10 de enero. 
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, intenta cimentar lazos con México ofreciendo a su homólogo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) apoyo ‘para lo que sea’. “Cuenta con Venezuela para lo que sea”, dijo el mandatario venezolano al ser recibido en el Palacio Nacional de Ciudad de México por el ya presidente constitucional del país azteca. 
En un vídeo publicado por la vicepresidenta Ejecutiva de la República Bolivariana de Venezuela, Delcy Rodríguez, se puede también ver al nuevo presidente mexicano dar las gracias a Maduro por haber venido a asistir a la ceremonia de toma de posesión. La funcionaria venezolana acompañó el vídeo con un tuit diciendo: “México y Venezuela retoman el camino de la Patria Grande de la mano del Pdte @NicolasMaduro y el Pdte Manuel López Obrador @lopezobrador nuestros pueblos, unidos por la historia, afianzarán un nuevo futuro de hermandad y cooperación! Que vivan México y Venezuela!”. Desde un principio, Andrés Manuel López Obrador, considerado el primer presidente izquierdista mexicano, siempre se negó a unirse a la campaña de presiones contra Maduro y prometió que su Administración mejoraría los lazos con el Gobierno chavista.

No hay comentarios: