domingo, 21 de octubre de 2018

Tensión entre Rusia y Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que Estados Unidos abandonará el histórico tratado de desarme nuclear con Rusia. El acuerdo, que fue firmado por Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría y ha estado vigente desde 1988, compromete a ambos países a la destrucción de todos los misiles nucleares y de misiles de corto y medio alcance desde 500 hasta 5.500 kilómetros. 
“Desafortunadamente, Rusia no cumplió con el acuerdo, así que finalizaremos el acuerdo y nos retiraremos”, dijo Trump a los periodistas durante su estancia en Nevada el sábado.
Si Rusia y China continúan desarrollando tales armas, los Estados Unidos harían lo mismo, agregó Trump. El gobierno de los Estados Unidos acusa a Rusia de desarrollar un sistema de misiles que permitiría un ataque nuclear en Europa, lo que fue desmentido por Moscú. 
Mijaíl Gorbachov ha denunciado la “falta de sabiduría” de la Administración de Estados Unidos por abandonar unilateralmente el tratado de misiles con Rusia.
“¿Es difícil comprender que el rechazo de esos acuerdos significa falta de sabiduría? Es un error”, ha indicado este domingo el último presidente de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en una entrevista concedida a la agencia rusa Interfax. 
Sus comentarios se producen en reacción a la polémica decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de anunciar esta misma jornada la retirada unilateral de su país del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés), firmado entre Washington y Moscú. Gorbachov, que fue uno de los firmantes del citado tratado, ha advertido de que esta medida “poco inteligente” podría socavar todos los esfuerzos realizados por “los líderes de la URSS y el propio EE.UU.” para conseguir el desarme nuclear.
El INF sobre misiles de medio y corto alcance, rubricado por EE.UU. y Rusia en 1987, no tiene fecha de caducidad y prohíbe a las partes firmantes disponer de misiles balísticos terrestres o misiles de crucero, con un radio de acción de entre los 500 y los 5500 kilómetros.
“No hay que romper en ningún caso los acuerdos de desarme”, ha agregado el exmandatario soviético, para después pedir a otros países del mundo que persuadan a Washington de no avanzar con lo anunciado y “preservar la vida en la Tierra”.
Este mismo domingo, el viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, ha avisado de que Moscú adoptará una serie de medidas de represalia, incluidas las militares, si Washington continúa retirándose unilateralmente de los acuerdos bilaterales.
Por su parte, varios funcionarios occidentales, entre ellos, el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, han advierto a Washington de las consecuencias de su salida unilateral del citado pacto. Este tratado “ha sido un pilar importante de nuestra arquitectura de seguridad europea durante 30 años”.

A mediados del presente mes, concretamente el pasado 13 de octubre, el embajador ruso en EE.UU. alertó de que Washington estaba buscando un pretexto para salirse del INF, al acusar a Moscú de violarlo y afirmar que necesita misiles de medio y corto alcance para “contener” a China.

No hay comentarios: