sábado, 24 de febrero de 2018

Estados Unidos: Lobby de armas y masacres violentas

Más de 30.000 personas mueren por armas de fuego por año en Estados Unidos. Varias compañías estadounidenses han cortado sus vínculos con la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) en medio del clamor popular que pide el boicot de negocios relacionados con el poderoso lobby que defiende el derecho a tener armas en Estados Unidos. La campaña forma parte del debate nacional que se volvió a desatar a raíz del tiroteo que dejó 17 muertos en la secundaria Stoneman Douglas de Prakland, Florida. La matanza hizo que se renovaran los pedidos para que se implementen medidas más estrictas para la adquisición de armas, algo a lo que se opone la asociación.
Antiguos aliados de la NRA, como el gobernador republicano de Florida, Rick Scott, han empezado a tomar distancia de la NRA, y hasta se mostró a favor de un aumento de la edad mínima para poder comprar un arma en el estado: de 18 años a 21. Debido a la presión social. El activismo en las redes sociales fue clave también para que las compañías que ofrecen descuentos, ofertas especiales, contratos y otros beneficios a la NRA y sus miembros empiecen a recular. Las plataformas digitales de los socios corporativos de la asociación fueron inundadas con comentarios bajo la etiqueta #BoycottNRA.
Es un primer paso que ya ha empezado a ver resultados: la entidad financiera First National Bank de Omaha anunció que no renovará su contrato con la organización para emitir la tarjeta de crédito NRA Visa Card. Alegó una "retroalimentación de los clientes". Enterprise Holdings, propietaria de las firmas del sector dedicado a la renta de vehículos Alamo, Enterprise y National, también anunció que los descuentos que ofrecía a los miembros de la NRA se acaban el 26 de marzo. El mismo camino siguieron MetLife Insurance (aseguradora), Avis Budget Group (renta de vehículos), Simplisafe (una empresa de seguridad doméstica) y otras dos empresas de transporte: Allied Van Lines y North American Van Lines; también lo hizo Symantec Corp, que había ofrecido descuentos por la adquisición de LifeLock, un software para evitar robos de identidad online.
En un comunicado publicado en el periódico Miami Herald, la Asociación de Educación de Florida, que representa a  los sindicatos de maestros del estado, también exhortó a que el su gobierno analizara los fondos de pensiones en compañías dedicadas a las armas.
Este boicot a la NRA comenzó tras el polémico discurso del líder de la NRA, Wayne LaPierre, en el que llamó "oportunistas" a los que exigen mayor control de armas y culpó al FBI de la tragedia de Parkland. "Son buenas personas", dijo Trump sobre  LaPierre y sus antiguos aliados, al comentar no cree que se opongan a que se suba la edad para poder comprar un arma en EEUU. "No creo que vaya a enfrentarme a ellos", casi en un tono reverencial.
El presidente de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA), Wayne LaPierre, pasó a la ofensiva en su primera valoración de la matanza de 17 personas la semana pasada en una escuela de Florida. Atacó a los medios de comunicación, el FBI y los demócratas, y habló de una “vergonzosa” politización de esa tragedia. El jefe del lobby armamentístico, que con sus donaciones tiene un enorme poder sobre políticos, no abordó directamente el debate sobre si los profesores deben ir armados pero dijo que debe haber personas con armas y entrenadas para proteger a los “niños inocentes” del mismo modo que hay personal de seguridad en los aeropuertos y centros comerciales.
En su discurso, el dirigente de la NRA, muy cercano a Trump y a los conservadores, obvió el debate sobre cómo un chico de 19 años, como el tirador de Florida, pudo comprar el rifle militar AR-15 con el que perpetró su sin razón o por qué hay casi el mismo número de armas civiles en EE.UU que habitantes.

No hay comentarios: