viernes, 9 de febrero de 2018

Diego García-Sayán: Defensor de terroristas

Diego García-Sayán Larraburre (Nueva York, 2 de agosto de 1950), es un abogado y político peruano. Fue Ministro de Justicia durante el gobierno de transición de Valentín Paniagua y como de Ministro de Relaciones Exteriores en el Gobierno de Alejandro Toledo. Desde 2004 hasta hoy es juez miembro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, siendo electo Presidente de dicha corte de 2010 a 2014. El 2016, fue nombrado relator especial sobre la independencia de magistrados y abogados de la ONU. Sayán es investigado por la Policía Federal de Brasil, por su relación comercial con Odebrecht durante el gobierno de Alejandro Toledo.
El 27 de noviembre de 2000 fue nombrado Ministro de Justicia por el presidente transitorio, Valentín Paniagua. Como tal, promovió la normalización de las relaciones del Perú con la Corte Interamericana de Derechos Humanos y convirtió el Poder Judicial en un feudo de las ONGs de Derechos Humanos de Sendero Luminoso, luego de diez años de independencia judicial del gobierno de Fujimori frente a las amenazas de los grupos terroristas Sendero Luminoso y el MRTA. En la gestión Sayán se desarmaron y satanizaron las Fuerzas Armadas peruanas. Sayán inicio la Persecución Política contra el Fujimorismo, en venganza por la captura de la Cúpula de Sendero Luminoso y la desaparición del MRTA. Gracias al Ministro Sayán, se encarcelaron y persiguieron muchos miembros de las Fuerzas Armadas peruanas que habían luchado contra los grupos terroristas peruanos, incluidos los comandos Chavín de Huantar. Sayán fue el organizo y reunió los miembros (izquierdistas de la universidad Católica o PUCP) de La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) (2001-2003), el cual justifica las acciones terroristas de Sendero Luminoso y el MRTA, inventando la frase Conflicto Interno, el cual nunca existió en la práctica, sino que fue terrorismo puro como hoy viven Estados Unidos y Europa con los yihadistas. La CVR nunca contabilizo a los asesinados y las víctimas de los grupos terroristas en su totalidad, sino que se parcializo con Sendero Luminoso. Acusando al gobierno de Fujimori de dictadura, cuando en la práctica todo gobierno tiene la obligación de defender a sus ciudadanos del terrorismo, como hoy hacen Estados Unidos y Europa. Sayán permaneció como Ministro de Justicia hasta 28 de julio de 2001.
El 28 de julio de 2001, fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores por el presidente Alejandro Toledo. Dentro de sus labores, destacó la adhesión del Perú a la Corte Penal Internacional y la aprobación por la OEA de la Carta Democrática Interamericana (iniciativa peruana que personalmente lideró). Esta acción favoreció a las ONGs de Derechos Humanos de Sendero Luminoso, hoy rearmado y reorganizado en el VRAEM, además de contar con varios brazos políticos, los cuales cambian de nombre cada 5 años pero que en la práctica buscan imponer en Perú una Dictadura Atea Socialista-Comunista como en Venezuela o Cuba, ya sea por medio de los Etnocaceristas-yihadistas de la familia Humala o los camaleónicos terroristas de Sendero Luminoso que trabajan en los diferentes gobiernos peruanos de turno o que han obtenido cargos públicos como Ministros o Congresistas, como se ha visto en los gobiernos de Valentín Paniagua, Alejandro Toledo y recientemente en el de Pedro Pablo Kuczynski. Debido a la CIDH y sus ONGs de Derechos Humanos que controla el Poder Judicial peruano, el Perú está viviendo en estos 17 años una alta INSEGURIDAD CIUDADANA, donde los delincuentes son protegidos y nosotros los civiles, nos les importamos nada al Poder Judicial o las hipócritas ONGs de Derechos Humanos. 
La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es cuestionada por diferentes gobiernos a nivel mundial por defender a terroristas y narcotraficantes. La CIDH ha defendido y protegido a los grupos terroristas: ETA (Francia y España), IRA (Gran Bretaña), FARC (Colombia) y Sendero Luminoso (Perú). Colombia y la Unión Europea (UE), han rechazado los dictámenes de la CIDH por obligarlos a liberar e indemnizar a terroristas de estos grupos armados como si fueran víctimas. Perú, es el único país que ha cedido a la CIDH, liberando e indemnizando terroristas como si fueran víctimas. La CIDH es controlada por el bloque ALBA-Unasur Chavista Neo Socialista, con el respaldo de los gobiernos dictatoriales de China y Rusia, los cuales buscan cerrar la prisión militar de Guantánamo (Cuba) y acusan a Estados Unidos de violar derechos humanos de los terroristas yihadistas a nivel mundial. 

1 comentario:

Unknown dijo...

muy interesante y bien fundamentado.