martes, 5 de septiembre de 2017

Transculturación del Perú

El término transculturación se generó en el terreno de la antropología a partir del año 1940; el concepto lo ideó Fernando Ortiz. La transculturalidad e interculturalidad, son sinónimos. La transculturación se refiere a la situación en la cual, varias culturas que tienen contacto se influyen mutuamente y sobreviven por largo tiempo. A lo largo de la historia del Perú habido muchos movimientos transculturales.
El Imperio incaico o inca (Imperio Quechua, nombre real), fue un imperio sudamericano con el dominio más extenso en la historia de la América precolombina. ​ Al territorio del mismo se denominó Tahuantinsuyo (del quechua tawantin suyu, «las cuatro regiones o divisiones») y al periodo de su dominio se le conoce además como incanato y/o incario. Los orígenes del imperio se remontan a la victoria de las etnias cuzqueñas (Región Sur del actual Perú), lideradas por Pachacútec, frente a la confederación de estados chancas en 1438. Luego de la victoria, el curacazgo incaico fue reorganizado por Pachacútec, con quien el Imperio incaico inició una etapa de continua expansión, que prosiguió con su hermano Cápac Yupanqui, luego por parte del décimo inca Túpac Yupanqui, y finalmente del undécimo inca Huayna Cápac, quien consolidó los territorios. En esta etapa la civilización incaica logró la máxima expansión de su cultura, tecnología y ciencia, al asimilar los recursos y tecnología  de los de otros reinos y/o pueblos indígenas conquistados. 
Conquista y época colonial/virreinal, a mediados del siglo XVI, la conquista encabezada por Francisco Pizarro, capturó sorpresivamente a Atahualpa, último Inca, y con el apoyo de algunos pueblos indígenas que fueron subyugados y esclavizados por el Imperio incaico, conquistaron su territorio para la Monarquía de España; tras la toma del Cuzco y la fundación de Lima se suscitó la Guerra Civil entre los conquistadores por el repartimiento de las encomiendas del nuevo territorio. En 1542, se estableció el Virreinato del Perú, que en un comienzo abarcó toda Sudamérica (incluyendo Brasil, hoy) hasta lo que es hoy Panamá. El nuevo orden provocó un nuevo levantamiento conocido como la Rebelión de los Encomenderos. En la década de 1570, el virrey Francisco de Toledo reorganiza el territorio pacificando el país de las guerras intestinas y culminando con la resistencia incaica. El Virreinato del Perú, significo una profunda transformación social y económica. Se implantó un sistema mercantilista, sostenido por la minería del oro y de la plata, de Potosí principalmente, el monopolio comercial y la explotación de la mano de obra indígena bajo una forma de mita. Los virreyes trajeron esclavos africanos y asiáticos, chinos principalmente, para que cumplieran labores domésticas de servidumbre a sus amos españoles. Por este motivo, Perú es una mezcla de culturas, costumbres, tradiciones y razas. Debido a este motivo el Perú, tiene una variedad de comidas y postres, los cuales cambian y se modifican según sus regiones. La esclavitud fue abolida en 1854 en el Perú, durante la época Republicana en el gobierno del innovador y visionario presidente Ramón Castilla (1845-1851 y 1858-1862). Aunque durante la independencia, San Martín decreta la libertad de vientres, lo que quería decir que nadie nacía esclavo en el Perú; es hasta 31 años después que quedó abolida la esclavitud en Perú.

No hay comentarios: