jueves, 6 de julio de 2017

Aumenta la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos

Corea del Norte anuncio que lanzó con éxito un misil balístico intercontinental capaz de alcanzar el territorio de Estados Unidos, es una reiteración en el juego internacional de póquer de alto riesgo que Pyongyang parece estar sobresaliendo. Perfectamente ejecutado para coincidir con el feriado del 4 de julio en Estados Unidos, el triunfal lanzamiento de Kim Jong-un permitió simultáneamente al autoritario líder norcoreano cumplir sus promesas de modernización militar a su propio pueblo y exponer los arrogantes y vacíos tuits del presidente Donald Trump de que el lanzamiento de un misil balístico intercontinental (ICBM en sus siglas en inglés) "no ocurrirá". El lanzamiento del misil Hwasong-14 es, en términos prácticos, simplemente un paso más desde el previo lanzamiento en mayo, cuando un cohete similar voló durante 30 minutos a una altura de unos 2.111 km sobre una distancia de unos 787 km. 
EEUU y Japón unidos para presionar a Corea del Norte. Ambos países están unidos en su esfuerzo por tomar medidas drásticas contra "la creciente amenaza" que supone Corea del Norte, determinado a desarrollar su programa nuclear, informó la Casa Blanca.
"Usaremos nuestra fuerza militar si es necesario": la advertencia de Estados Unidos a Corea del Norte en el Consejo de Seguridad de la ONU tras la prueba de un misil intercontinental. Para Estados Unidos, que Corea del Norte anuncie que lanzó exitosamente un misil intercontinental balístico es una "aguda escalada militar" que puede cerrar las posibilidades a una solución diplomática. Así lo señaló la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Nikki Haley, en la reunión de emergencia realizada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La diplomática estadounidense añadió que su país "está dispuesto a utilizar toda la gama de sus posibilidades" para defenderse o defender a sus aliados. "Una de nuestras capacidades reside en nuestras fuerzas militares considerables. Las usaremos si es que debemos hacerlo, pero preferimos no tener que ir en esa dirección", manifestó Haley. 
Estados Unidos confirma que el misil balístico lanzado por Corea del Norte es intercontinental y cataloga el hecho como "un aumento de la amenaza al mundo". El lanzamiento de un misil balístico intercontinental realizado por Corea del Norte "representa una nueva escalada de la amenaza a Estados Unidos" y "el mundo". Así lo afirmó el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en un comunicado donde condenó la prueba de un misil norcoreano de largo alcance. Tillerson adviritó que "Washington nunca aceptará una Corea del Norte con armas nucleares".
Corea del Norte está listo para “aniquilar rápida y minuciosamente” a EEUU en un ataque nuclear. Luego de ejecutar la prueba de su misil balístico Hwasong-12, según publico en Junio de este año el diario oficial Rodong Sinmun aseguró que el test “mostró el músculo militar del poderoso ejército revolucionario” de la nación. El Ejército norcoreano cuenta con “las capacidades de ataque nuclear más fuertes para aniquilar rápida y minuciosamente a los temerarios enemigos a través de ataques nucleares despiadados y precisos, por tierra, mar y cielo”, señaló el periódico del Partido del Trabajo, mismo que gobierna ese país. El diario, que es el más leído en Corea del Norte, aseguró que el rango de ataque del armamento nuclear de ese país, incluye “todas las bases militares de EEUU y su continente”. La publicación asegura que los cohetes norcoreanos son tan rápidos, “que no pueden ser alcanzados por otros cohetes y no es posible detectar su señal de lanzamiento”. El artículo se refirió también a los aliados de EEUU que, señaló, “están aturdidos por los resueltos pasos de autodefensa de la república norcoreana para demostrar poderosamente su poder capaz de contrarrestar cualquier forma de guerra, así como por los pasos cada vez más impredecibles y el nivel de su ofensiva militar que va más allá de la imaginación”.

No hay comentarios: