jueves, 4 de mayo de 2017

Vehículos del narcotráfico

Un narco submarino, también llamado Big Foot sub por la Armada de los Estados Unidos, es un vehículo marino ilegal; construido por narcotraficantes colombianos para transportar cocaína de Colombia a los Estados Unidos. Los narco submarinos empezaron a ser usados al final de la década de los 1990. Hoy, los Carteles Internacionales de la Droga los producen, especialmente bandas mejicanas y colombianas, usando tecnología de punta y en diferentes modeles, los cuales compiten con la flota de submarinos de Estados Unidos. Se han interceptado narco submarinos en el océano Pacífico, océano Atlántico y en el mar Caribe. Los guardacostas de los Estados Unidos declararon que los narco submarinos cuentan con navegación satelital (GPS) y un sistema de apoyo logístico completo por buques de pesca que los reabastecen de combustible, agua, comida e información de barcos y aeronaves en la proximidad. Para los tripulantes al mando de un narco submarino, completar su trayecto y entregar el cargamento de cocaína, representa un pago de salario de unos $100,000 dólares. En 2006, un narco submarino de 11 metros de largo fue encontrado abandonado en la costa de España. 
Narco aviones, son en su mayoría pequeños aviones de uso comercial que parten de las pistas clandestinas de Brasil, Bolivia, Colombia, Perú y Ecuador. El gobierno venezolano de Nicolás Maduro, estaría usando aviones diplomáticos para enviar cargamentos de droga a Estados Unidos y Europa, según han revelado las autoridades norteamericanas. Este Cartel del Narcotráfico formado por la élite Chavista, se llama el Cartel de los Soles, ya que lo forman miembros de la alta jerarquía Chavista. Otros países latinoamericanos se han visto en bochornosos incidentes diplomáticos cuando estos aviones se les encontraban con toneladas de droga o peor aún, cuando eran usados aviones militares latinoamericanos. 
Narco barcos, son los mismos usados en el tráfico marino usado por los traficantes de personas (mujeres y niñas, que después prostituyen fuera de sus países de origen), órganos, animales, tecnologías, armas y drogas a nivel mundial. Todos estos negocios ilegales son promovidos por los Carteles Internacionales del Narcotráfico. Pueden ser barcos mercantiles de containers, buques, lanchas y otros. Los más pequeños cuentan con alta tecnología para evitar detectados por los guarda costas de Estados Unidos y Europa. Por eso las Fuerzas Armadas de Europa y Estados Unidos luchas contra los Carteles Internacionales del Narcotráfico, el cual mueve millones de dólares a nivel mundial, siendo protegidos en la mayoría de veces por políticos corruptos. 
Burriers o mulas, son personas usadas por los Carteles del Narcotráfico Internacional para trasladar cargamentos de droga de un país a otro. Mayormente trabajan en aeropuertos internacionales, pero las autoridades de Estados Unidos  han descubierto que también se movilizan como turistas en barcos y buses interprovinciales, ya sea al interior de sus países o de un país a otro. Mientras que las drogas sintéticas viajan de Europa y Estados Unidos a otros países. Las drogas naturales viajan de Latinoamérica y África hacia Estados Unidos y Europa, lo que hace difícil la detección de los burrier. Pues hay miles de personas involucradas en el traslado de estas drogas, solo son detectados el 10% de ellas. 
Drones del narcotráfico, usados por los Carteles Internacionales de México en la frontera con Estados Unidos. Según información de la Agencia Antidrogas (DEA), actualmente son varios cárteles del narcotráfico en México los que se encuentran fabricando drones para poder trasladar droga al vecino Estados Unidos. Para cumplir con esta tarea, las organizaciones criminales utilizan a trabajadores en diversos estados de México que llegan a recibir el doble o triple de su salario para crear un drone. Tanto agencias mexicanas como de EU señalan que es en la Ciudad de México, Querétaro, Guadalajara y Nuevo León, las entidades en donde los cárteles mexicanos han contratado a profesionistas para esta actividad. Desde el año 2011, los drones han sido utilizados para traficar droga en la frontera con Estados Unidos, siendo los mismos narcotraficantes los encargados de construir sus propios diseños. En 2012 la agencia antidrogas DEA registró un promedio de 150 cruces de drones que transportaban cocaína y otras drogas (marihuana y otras sinteticas) en paquetes.

No hay comentarios: