martes, 9 de mayo de 2017

Perú: Caso Madre Mía hunde al ex presidente Ollanta Humala

Un reportaje del programa  periodístico Cuarto Poder reveló un nuevo testimonio que involucra al ex presidente de la República, Ollanta Humala, quien fue investigado años atrás por delitos de lesa humanidad en el caso de las ejecuciones y desapariciones forzadas ocurridas en la base contrasubversiva de Madre Mía, en la región San Martín, en la década de 1990. El ex militar Leonardo Soria García, quien tenía el grado de Sargento Segundo en 1992 y forma parte del batallón 313, dijo que cometió asesinatos extrajudiciales por orden del ‘Capitán’ Carlos", como era conocido Humala Tasso en su batallón. Él fue grabado mientras conversaba con un supuesto militar que se escuda bajo el alias de ‘Sebastián’. "Hicimos dos operativos. En Alto Pendencia, nos enviaron en un helicóptero con una persona, del cual le desaparecimos a esa persona. Lo ejecutaron. Y en Valle Monzón también ejecutaron a dos. Daba la orden el ‘Capitán Carlos’. Su nombre actual es el señor Ollanta Humala. Yo sé dónde están los cadáveres en estos momentos", cuenta. Este audio y otros están en la Fiscalía para Delitos de Terrorismo y Violación de Derechos Humanos. Quien llevó este material al Ministerio Público y al Congreso es Jorge Paredes Terry, ex secretario de Organización del Partido Nacionalista. 
El Ministerio Público anunció que ha iniciado una nueva investigación del caso Madre Mía, tras la aparición de dos nuevos testigos de los asesinatos cometidos en esa localidad de la región San Martín. Este caso, que había sido archivado en el 2009, involucra al ex presidente Ollanta Humala, quien estuvo destacado en la zona como oficial del Ejército en la época de esos crímenes.  La investigación fue dispuesta por la fiscal Edith Chamorro Bermúdez, de la Primera Fiscalía Supraprovincial Especializada en delitos de Terrorismo y Derechos Humanos, contra los que resulten responsables de las torturas y desaparición de diversas personas en esa población de la selva peruana, en la década de los 90. Nuevos elementos. De acuerdo a los informes, difundidos en el programa #BetoASaber, las víctimas habrían sido torturadas y arrojadas al río por orden de los mandos militares que controlaban la zona, luego que fueran acusadas de terrorismo. La fiscalía informó que la aparición de los nuevos testigos constituye elementos suficientes para iniciar una nueva investigación, la misma que buscará establecer a los responsables de dichos asesinatos. 
La ONG Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) es un colectivo de personas de izquierda y su eje central es la defensa de los derechos humanos. Su director fundador es Francisco Soberón y desde 1983 la citada ONG abrió sus puertas sobre todo a sectores radicales para asesorarlos en juicios contra el Estado peruano. Francisco Ricardo Soberón Garrido, de forma descarada dijo que no impulsaron más el caso Madre Mía en el 2011 porque hacerlo era favorecer la candidatura a la presidencia de Keiko Fujimori. Soberón remato  diciendo: “no me arrepiento de nada y me resbalan las críticas”. Es decir, persiste en su enfoque de entender los derechos humanos desde el punto de vista del cálculo político o las componendas antes que desde el ámbito de los principios y las convicciones. Aprodeh y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, al bajarle el tono a las acusaciones de testigos y familiares de las víctimas de torturas y desapariciones forzadas en Madre Mía, como fue el caso de los esposos Natividad Ávila y Benigno Sullca. Sobre esta actitud que ha dejado a las ONG de derechos humanos en un estado muy precario frente a la opinión nacional e internacional. 

No hay comentarios: