sábado, 13 de mayo de 2017

Cyberataque global afecta la economía global

Lo que en un principio parecía una amenaza local en España se ha convertido en un ciberataque a nivel mundial que se ha extendido por el sistema de salud de Reino Unido y que ha afectado en distintos niveles a EEUU, Canadá, Rusia, China, Italia o Taiwan. El ataque ha aprovechado una brecha de seguridad de la que Microsoft había alertado el 14 de marzo. En España fue hackeada la red interna de Telefónica y de otras grandes empresas y en Reino Unido el Sistema Nacional de Salud, NHS, ha confirmado que al menos 25 hospitales y centros médicos por todo el país han sido víctimas del ciberataque. La primera ministra, Theresa May, ha dicho que los fallos informáticos no estaban dirigidos contra el sistema de salud británico, sino que se han debido a un "ataque internacional" más amplio. Algunos expertos creen que son más de cien el número de países afectados hasta ahora. Según la compañía Avast, se han detectado en todo el mundo más de 57.000 ataques por día, esta cifra se puede multiplicar en los próximos días.
El ciberataque afectó también el sistema informático de la compañía de trenes alemana, Deutsche Bahn (DB), aunque no alteró el tráfico ferroviario, según informaron este sábado fuentes de la empresa. Se produjeron «problemas en el sistema» en distintos ámbitos como consecuencia de un «ataque con troyanos» en la red de la DB, informó la compañía, a través de un comunicado. Ello provocó alteraciones técnicas en los paneles de información digitalizada en estaciones y otros sistemas de aviso al pasajero, pero no derivó en «restricciones en el tráfico ferroviario», prosiguió el comunicado. DB trabaja «a todo rendimiento» para subsanar estos problemas, aunque se parte de la base de que hasta la tarde del sábado pueden producirse nuevas alteraciones. 
El grupo automovilístico Renault también ha indicado que ha sido objeto de ciberataques, lo que le convierte en la primera gran empresa o institución en Francia que reconoce haber sufrido esas intrusiones en sus sistemas informáticos, dentro de la oleada que está afectando a decenas de países. 
El Banco Central de Rusia ha informado de que varias entidades financieras sufrieron ataques cibernéticos que también habrían afectado a los sistemas del Ministerio del Interior ruso. A este se uma otro contra los sistemas informáticos de la compañía estatal de Ferrocarriles (RZhD). «Hemos registrado el envío masivo a los bancos de software malicioso de primer y segundo tipo. Con todo, los recursos de las instituciones bancarias no se han visto comprometidos», informó el centro para el seguimiento y respuesta ante ataques cibernéticos del BR. 
El ataque con software de tipo ransomware, que realiza un secuestro de datos y pide un rescate para liberar el sistema, bloqueó las redes informáticas en instituciones de todo el mundo. La infección y la propagación del virus se producen aprovechando una vulnerabilidad del sistema operativo Windows. En el caso de las entidades afectadas, el ransomware que ha infectado el primer equipo ha llegado a través de un archivo adjunto descargado. El virus en cuestión es una variante de versiones anteriores de WannaCry, que ataca especialmente a sistemas con Windows y que, tras infectar y cifrar los archivos, solicita un importe para desbloquear el equipo. El programa Wanna Decryptor es conocido entre los expertos informáticos como un ransomware, una clase de virus informático que puede ocultarse tras enlaces de correo electrónico de apariencia inofensiva. Ese software codifica los ficheros del ordenador y amenaza con borrarlos si no se paga en pocos días una cantidad en bitcoins, una moneda electrónica.

No hay comentarios: