lunes, 6 de marzo de 2017

Rusia continúa amenazando a Europa

El creciente arsenal marítimo de Rusia amenaza la misma “existencia” del Occidente y podría bloquear el tráfico marítimo entre Estados Unidos y Europa. Varios excomandantes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) citados en un informe han advertido de que con, una Armada más fuerte, el líder ruso, Vladimir Putin, podría ordenar ataques submarinos capaces de "paralizar" a Europa. El reporte, titulado “La OTAN y el Atlántico Norte: revitalización de la defensa colectiva”, destaca los comentarios de los antiguos comandantes supremos de la OTAN en Europa, como por ejemplo, los del general estadounidense Philip Breedlove y el almirante James Stavridis. 
Si la OTAN carece de un control efectivo sobre el (océano) Atlántico Norte, o es incapaz de negar el acceso naval de Rusia a este dominio marítimo, Rusia podría bloquear o interrumpir (el envío de) refuerzos de EE.UU. a Europa”, según el reporte de Defense News. Hasta el momento, continúa el texto, la estrategia de respuesta de la OTAN a una posible agresión rusa se ha centrado particularmente en el ámbito aéreo y terrestre, pero ahora los altos militares urgen a la inclusión del frente marítimo en dichas estrategias. 
El informe, cuyo texto completo señala que, entre los blancos de un posible ataque ruso, figuran los cables marítimos de telecomunicaciones o las plataformas petroleras. Las autoridades militares occidentales, sobre todo, las británicas, han expresado una y otra vez su inquietud por el aumento de la presencia militar rusa en el Atlántico norte. A finales del año pasado, la Flota del Norte de Rusia envío a Siria una escuadra naval, encabezada por el portaviones Almirante Kuznetsov, a través de las aguas del mar del Norte y el canal de la Mancha, localizado entre el Reino Unido y Francia. 
La OTAN no cree que sea probable realmente una guerra con Rusia, pero se están tomando estas medidas de refuerzo después de que ha habido acciones consideradas "peligrosas" en la región. Rusia también ha estado reforzando su presencia militar en la zona. En Polonia y otros países del este de Europa se encendieron las alarmas después de que Moscú movilizó hace unos meses sus misiles Iskander de corto alcance a su enclave de Kaliningrado, en el noroeste de Polonia. Es probable que en los próximos meses se tengan más detalles sobre la futura estrategia de Washington sobre la OTAN. Por ahora, tal como lo declaró el canciller polaco, Witold Waszczykowski, si Trump decide llegar a algún acuerdo con Putin, espera que dicha reconciliación "no ocurra a expensas de Polonia".
El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, asegura que el Reino Unido, la Unión Europea (UE) y EE.UU. no quieren una nueva guerra fría con Rusia. En declaraciones hechas este lunes a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos de la Unión Europea (UE), el canciller del Reino Unido también ha exhortado a colaborar con Rusia de manera bilateral. Por otra parte, Johnson ha vuelto a acusar a Rusia de “librar una guerra en el ciberespacio" y expresando su preocupación al respecto, el Reino Unido se ha sumado a Francia y Alemania que temen supuestos ‘ciberataques’ de Rusia en sus elecciones.  Johnson ha anunciado que en el viaje que hará en las próximas semanas a Rusia, trasladará a las autoridades de ese país que “tienen que cambiar, tienen que demostrar que se puede confiar en ellos de nuevo”. 
Las declaraciones del canciller británico surgen un día después de que el presidente del comité parlamentario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Crispin Blunt, haya destacado la necesidad de que Londres colabore con Moscú en la lucha contra el grupo terrorista ISIS (Daesh o Estado Islámico) en Irak y Siria. Las diferencias entre Moscú y Londres respecto a la crisis siria han sido muy evidentes y entraron en una fase más grave, luego de que Rusia considerara al Reino Unido, entre otros países occidentales, de ser el causante de la aparición de los extremistas en Siria e Irak. 

No hay comentarios: