domingo, 19 de febrero de 2017

Hidetaka Ogura: Espía terrorista y/o traidor japonés

Hidetaka Ogura, ex rehén de la Residencia del Embajador de Japón por parte de los terroristas del Movimiento Revolucionario Tupa Amaru (MRTA). Hidetaka Ogura en coordinación con la ONG izquierdista APRODEH denuncio ante la CIDH a los Comandos Chavín de Huántar por la ejecución de algunos miembros del MRTA cuando éstos se habían rendido. Sin embargo, los testimonios de otros rehenes contradicen al ex diplomático Ogura. Cabe agregar que según los testimonios de varios rehenes se desconfiaba de Ogura por reunirse a diario con los terroristas, tomar café y almorzar con ellos e incluso por sospechas de revelación de un plan de fuga que prepararon meses antes del operativo y del que misteriosamente logró tener conocimiento Cerpa Cartolini.  
Hidetaka Ogura, conocido activista comunista, no es diplomático de carrera y antes de llegar al Perú trabajó en Cuba donde fue muy cercano al gobierno de Fidel Castro. Era el Primer Secretario de la Embajada del Japón en Lima, cuando la residencia del embajador fue tomada por los terroristas del MRTA. Ogura estuvo entre los rehenes, pero fue solidario con los emerretistas, compartía todo el tiempo con ellos, tanto que jugaba cartas y ajedrez con Cerpa y Tito. Además conversaba mucho con ellos.  Ogura es confeso admirador de José Carlos Mariátegui. Los especialistas piensan que fue el infiltrado de Cerpa para tomar la embajada. Tras el rescate, Ogura se negó a darle la mano a los comandos. Se sabe que inmediatamente después de la liberación, tuvo contacto con terroristas en la Universidad de San Marcos.
Hidetaka Ogura fue cesado por la Cancillería japonesa por haber escrito la carta acusatoria a los comandos en la que afirmaba que durante la operación tres emerretistas, entre ellos Eduardo Cruz Sánchez, alias “Tito”, fueron abatidos por los integrantes del comando Chavín de Huántar pese a que se rindieron. Se desconoce su estado mental al redactarla, puesto que había estado en tratamiento psiquiátrico. Se convirtió entonces en el "testigo estrella” contra los comandos, pero su versión ha sido negada por los diez rehenes japoneses y siete peruanos que estuvieron a su lado. Luis Giampietri, también rehén, sostuvo que esta acusación no tiene lógica pues “Tito” era el más radical de todos, el dedo político del grupo de emerretistas que tomaron la residencia. Reveló que fue "Tito" quien mató al doctor Ernesto Giusti Acuña. 
La toma de la residencia del embajador japonés en Lima comenzó el 17 de diciembre de 1996 en Lima, Perú, cuando 14 miembros del grupo terrorista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) tomaron como rehenes a cientos de diplomáticos, oficiales del gobierno y militares de alto rango y hombres de negocios que asistían a una celebración con ocasión del 63º aniversario del natalicio del Emperador de Japón Akihito organizada en la residencia oficial del embajador de Japón en Perú, Morihisa Aoki. Este comando terrorista del MRTA logro con éxito esta toma, gracias a la ayuda de Ogura, pues este suministro los planos y las actividades del Embajador de Japón a los terroristas del MRTA. Cabe señalar que Ogura estaba de amores con una de las jóvenes terroristas que tomaron la residencia. La mayoría de los 800 rehenes fueron liberados prontamente: todas las mujeres sin excepción fueron puestas en libertad la misma noche del 17 de diciembre. Tras ser mantenidos como rehenes por 125 días, los 72 restantes fueron liberados el 22 de abril de 1997 en una incursión de comandos de las Fuerzas Armadas de Perú, durante la cual murió un rehén, dos comandos y todos los terroristas del MRTA. Esta operación de rescate es considera la más exitosa del mundo y se enseña en las escuelas de altos estudios militares a nivel mundial.

sábado, 18 de febrero de 2017

Políticos millonarios peruanos

César Acuña Peralta, político y empresario peruano. Fue Congresista de la República elegido por el Departamento de La Libertad (2000-2006), alcalde de la ciudad de Trujillo (2007-2014). También es el fundador y líder del partido Alianza para el Progreso. De enero a octubre de 2015, gobernador regional de La Libertad. Es dueño del consorcio educativo formado por tres universidades: Universidad Cesar Vallejo, Universidad Señor de Sipán y la Universidad Autónoma del Perú. La familia Acuña controla el Poder Judicial de la Libertad y es dueña del Sur del Perú, debido a sus actos de corrupción en esa región. César Acuña gana más de S/ 4 millones mensuales. César Acuña tiene mala imagen pública, debido a sus plagios y copias de documentos de todo tipo, gracias a los cuales logro levantar su poderoso Consorcio Educativo. Actualmente, la familia Acuña patrocina el partido político izquierdista Nuevo Perú de Veronika Mendoza, amiga íntima de la ex primera dama Nadine Heredia. Las dos involucradas en el Lava jato según USA y la Policía Federal de Brasil. 
Pedro Pablo Kuczynski Godard (PPK), reportó al JNE ingresos mensuales por S/2,499,235.00. Su gran fortuna la ha hecho gracias a que es un gran lobista. En tres diferentes gobiernos peruanos (Belaunde, Velasco y Toledo) protegió y promociono empresas trasnacionales (chinas, rusas, chilenas, norteamericanas y brasileñas). PPK está involucrado en los casos Lava Jato y Panamá Papers, que lo involucran en el escándalo de corrupción del gobierno de Brasil por recibir millonarias coimas durante el gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006). PPK fue elegido Presidente del Perú por Nadine Heredia, esposa del ex presidente Ollanta Humala. La situación del centenario presidente peruano Kuczynski, es preocupante, debido a que está muy involucrado en el escándalo internacional del Lava Jato y su gobierno es muy débil, siendo chantajeado por los Nacionalistas-Etnocaceristas que lo colocaron en el poder. 
Alejandro Toledo Manrique, ex presidente peruano (2001-2006), fundó en 1995 el partido político multimillonario Perú Posible y ahora desaparecido partido político, pues no paso la vaya electoral. Toledo tiene propiedades en Estados Unidos y Perú, por lo cual su fortuna personal es similar a la de su amigo y ex Ministro PPK. Alejandro Toledo está involucrado en los casos de corrupción Ecoteva y Panamá Papers, los cuales están relacionados con el Lava Jato, por recibir millones en coimas de la corrupción del gobierno de Brasil.  Alejandro Toledo aparece en los informes de la Policía Federal de Brasil y USA, donde el gobierno de Toledo habría apoyado a empresas brasileñas promocionadas por el ex presidente Brasileño, Lula Da Silva y la presidenta destituida Dilma Rouseff, ambos del Partido de los Trabajadores.
Alan Gabriel Ludwig García Pérez, abogado, sociólogo y político peruano. Fue presidente del Perú en dos mandatos no consecutivos: de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011. La familia García cuenta con una pequeña fortuna la cual es protegida por la Internacional Socialista en Francia, ya que el APRA está afiliado a este grupo político francés. El primer gobierno de Alan García, fue netamente Socialista-Comunista,  llevo al Perú a la quiebra económica y con una hiperinflación galopante, además Lima se encontraba sitiada y asediada por los grupos terroristas MRTA y Sendero Luminoso. Alan García también está involucrado en el caso Lava Jato, debido a que en su segundo gobierno recibió coimas millonarias del gobierno de Brasil. Hoy, el APRA  está en crisis por culpa de Alan García. 
Fernando Olivera, fundador del partido político Frente Independiente Moralizador (FIM), fue Ministro de Justicia (2001-2002), luego fue nombrado embajador del Perú en España. Su último alto cargo en el gobierno de Toledo se dio el 2005, cuando fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores. A escasos minutos de haber juramentado este cargo, el Primer Ministro, Carlos Ferrero Costa, renunció al cargo, obligando a renunciar a todo su gabinete ministerial. Olivera estuvo involucrado en una conspiración del gobierno de Toledo contra el Arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, descubriéndose después la mentira. Olivera ha vivido en España por muchos años para evitar su extradición, debido a que estuvo involucrado en actos de corrupción durante todo el gobierno de Toledo. Olivera se convirtió en esta manera en uno de los políticos más millonarios del Perú durante el gobierno de Toledo. Olivera también aparece en los informes del Lava Jato, junto a su socio Toledo, de la Policía Federal de Brasil.  

jueves, 9 de febrero de 2017

Brasil: Lava Jato sacude Latinoamérica

Lava Jato u Operación Autolavado, también conocida en Brasil por Petrolão, es una investigación de corrupción llevada a cabo por la Policía Federal de Brasil. La Operación se hizo pública el 17 de marzo de 2014, con el cumplimiento de más de una centena de citaciones en busca de prisión temporal, preventivas y conducción coercitiva, teniendo como objetivo investigar un esquema de lavado de dinero sospechoso de mover más de 10.000 millones de reales brasileños. Es considerado por la Policía Federal como la mayor investigación de corrupción de la historia de Brasil. Debido a la excepcionalidad de sus acciones, abogados acusan la operación de "selectividad" y "parcialidad" en sus procedimientos, siendo "un caso penal que violó las reglas mínimas de defensa para un gran número de acusados".
La operación recibió ese nombre debido al uso de una red de lavanderías y estaciones de servicio por la cuadrilla para mover valores de origen ilícito. La denuncia inicial partió del empresario Hermes Magnus, en 2008, cuando el grupo de acusados intentó lavar dinero en su empresa Dunel Indústria y Comércio, fabricante de componentes electrónicos. A partir de la denuncia inicial, fueron emprendidas diferentes investigaciones que terminaron con la identificación de cuatro grandes grupos criminales, dirigidos por Carlos Habib Chater, Alberto Youssef, Nelma Mitsue Penasso Kodama y Raul Henrique Srour. En el transcurso de la investigación se identificó a quien cambiaba dólares al margen de la ley, Alberto Youssef, quien había adquirido un vehículo Range Rover Evoque para Paulo Roberto Costa, ex-director de Petrobras. Fueron también recogidas evidencias de pagos indebidos realizados a las empresas contratistas de contratos en RNEST (Refinaria Abreu e Lima) para Alberto Youssef. Hasta abril de 2014, la operación ya contaba con 46 personas acusadas por la creación y participación de la organización del crimen, crímenes en contra el sistema financiero nacional, falsedad documental y lavado de dinero y 30 personas apresadas, entre ellas Alberto Youssef y el ex-director de Petrobras, Paulo Roberto Costa.
La gigantesca telaraña de corrupción política del Lava Jato afecta a toda Latinoamérica, donde sobresalen los gobernantes del bloque ALBA-Unasur Chavista por recibir coimas millonarias del gobierno de Lula y Dilma Rouseff, ambos del Partido de los Trabajadores de Brasil. En el Perú, las principales megaobras de construcción del siglo XXI han sido edificadas por un grupo de compañías brasileñas: Odebrecht, Camargo Correa, Andrade Gutiérrez, Queiroz Galvao, UTC y OAS. Desde la Interoceánica, que creó una vía de comunicación entre el Oceánico Pacífico y el Atlántico; el Gasoducto para el traslado del gas de Camisea desde Cusco; hasta el Tren Eléctrico en Lima y la edificación de centrales hidroeléctricas, infraestructura portuaria, servicio de agua potable, alcantarillado y proyectos de irrigación y mineros con compañías como Yanacocha, Antamina y Cerro Verde. Siendo los gobiernos peruanos de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala, las cabezas involucradas en esta telaraña de corrupción. Además de la ex alcaldesa de Lima y ex Ministra del ex presidente Alejandro Toledo, Susana Villarán, debido a sus relaciones con el Partido de los Trabajadores de Brasil y su apoyo a las empresas brasileñas patrocinadas por Lula y Dilma Rouseff.
El punto de quiebre en el Caso Lava Jato ocurrió el 21 de diciembre del 2016, cuando el gobierno de EE.UU. anunció que Odebrecht confesó haber pagado US$788 millones en sobornos en diferentes países: Argentina, Brasil, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Panamá, Perú y Venezuela (América) y Mozambique y Angola (África). En dicho acuerdo, la constructora aceptó el desembolso de US$29 millones en coimas para altos funcionarios peruanos.