viernes, 27 de enero de 2017

Perú: ¿Quién incendio el Banco de la Nación?

En el año 2000, una turba incendió la sede central del Banco de la Nación durante la Marcha de los Cuatro Suyos, organizada por el ex presidente Toledo contra el ex presidente Alberto Fujimori, lo que provoco la salida del gobierno de Fujimori. En este incendio fallecieron los seis vigilantes que protegían la entidad bancaria. Según los reportes periodísticos del diario izquierdista La República, el incendio fue provocado por SIN dirigido por Montesinos en el gobierno de Fujimori. Según la izquierda gay terroristas peruana, que controla las ONGs de Derechos Humanos, eso es un crimen de terrorismo de estado (¿?). Actualmente, Montesinos y Fujimori se encuentran presos.
Los vídeos del Banco de la Nación contradicen la información brindada por el diario izquierdista La República. En los vídeos se aprecia claramente como un grupo de manifestantes, encapuchados, armados y con bombas incendiarias, atacan el local del Banco de la Nación. Sin embargo, estos vídeos no fueron usados como pruebas sino se les considero como parte de una conspiración del SIN de Montesinos. Lo más extraño de este caso, es que no hicieron público los documentos del SIN y del FBI sobre el incendio en la sede central del Banco de la Nación. La República solo presenta las sentencias judiciales contra Montesinos y el presidente Alberto Fujimori, pero no las pruebas en su contra.
Según fuentes policiales, el gobierno de Toledo ordenó a la PNP que desapareciera los videos en los que fueron grabados los asesinos, pero al parecer esa orden se incumplió y existe al menos una copia bien guardada. Otro acto encubridor del gobierno de Toledo es el ocultamiento o presunta desaparición de un informe de la policía federal de los Estados Unidos (FBI) y de la policía del Canadá sobre el origen de la explosión que provocó que el edificio del banco se desplomara. 
Hoy sabemos que al interior de la sede central del Banco de la Nación en el centro de Lima, se encontraban archivos que comprometían al ex presidente Alejandro Toledo con el gobierno del ex presidente Alberto Fujimori durante la década de 1990. Alejandro Toledo trabajo por largos años en el Banco de la Nación y había tenido reuniones en el SIN con Montesinos. No tan solo habían archivos comprometedores de Alejandro Toledo con Montesinos y Alberto Fujimori, sino que había una buena cantidad de Videos de Montesinos que comprometían a la Oposición Izquierdista peruana que había pasado por el SIN, muchos de los cuales después llegaron a ser Ministros (PPK, Olivera y Villarán) y Presidentes del Perú (Toledo, PPK y Ollanta) en los años siguientes. No le convenía a la izquierda peruana que se hagan públicos estos vídeos de Montesinos. 
En la Marcha de los Cuatro Suyos participaron por primera vez los Etnocaceristas, un grupo paramilitar Nacionalista-Indigenista fundado por la familia Humala, según su blog oficial, website oficial y sus Redes Sociales oficiales fueron ellos los que realizaron el ataque a la sede central del Banco de la Nación en el año 2000. Sin embargo, en la Redes Sociales oficiales y su website oficial del grupo terrorista Sendero Luminoso (ver: http://www.solrojo.org/), son ellos los que se jactan de haber asesinado a los vigilantes e incendiado la Sede Central del Banco de la Nación, debido a que desde su prisión militar, el genocida terrorista Abimael Guzmán, líder supremo de Sendero Luminoso, considera como sus enemigos a la familia Fujimori y las Fuerzas Armadas. Tanto Etnocaceristas como Senderistas consideraron al ex presidente Toledo su héroe y su líder, pues lo que se buscaba en realidad era cambiar el sistema económico del Perú y un retorno al Socialismo-Comunismo, como el que hoy vive la Venezuela Chavista.       

sábado, 7 de enero de 2017

Yihadistas latinoamericanos

Yihadistas latinoamericanos, son jóvenes y adolescentes latinoamericanos que han sido reclutados por los grupos afines con los terroristas yihadistas y por los propios yihadistas en las Redes Sociales. Socialistas-Comunistas, que muchas veces lo niegan pero en la práctica son aliados de los yihadistas, donde su enemigo común es Estados Unidos, al cual acusan de Terrorismo de Estado por matar yihadistas a nivel mundial.
Bloque ALBA-Unasur chavista, los gobiernos dictatoriales de Ecuador, Cuba, Bolivia y Venezuela brindan protección a los yihadistas buscados de Estados Unidos y Europa.  Donde el narcotráfico promovido por ISIS mueve millones, comprándose las lealtades de los gobiernos Socialistas-Comunistas. Este bloque considera a los yihadistas muy afines con ellos, debido a su odio visceral contra Estados Unidos y la comunidad judía. Algunas bases militares de estos países son usados como bases yihadistas, donde los militares locales no tienen dominio sino los lideres yihadistas. La Venezuela Chavista es el caso más llamativo, debido a que la Dictadura Chavitas promueve el narcotráfico y es aliado de ISIS debido a este motivo. A tal punto que la Inteligencia Chavista-Castrista apoya a los yihadistas satanizando a Estados Unidos y las comunidades judías latinoamericanas.
Selva amazónica, debido a su extensión y complejidad, aquí hay bases terroristas colombianas (FARC) y peruanas (Sendero Luminoso), camufladas en la amazonia latinoamericana. Bases camufladas y de algunas provincias colombianas (colegios y universidades) de las FARC son usadas para educar y entrenar a yihadistas latinoamericanos, cuyo eje fundamental es el odio a Estados Unidos mediante noticias falsas y desinformación. Lo mismo sucede en la selva peruana amazónica, donde se combinan bases camufladas del grupo terrorista Sendero Luminoso (protegidos por ministros, alcaldes y congresistas izquierdistas) y en las provincias selváticas en colegios y universidades. Estas llamadas Escuelas Populares son las que forman yihadistas de nivel básico en su odio contra Estados Unidos y al Libre Mercado, acusándolo de todos los males de la sociedad. Universitarios y escolares cambian sus nombres reales por nombres musulamanes árabes, pues consideran a los yihadistas victimas de Estados Unidos y Europa, debido a las campañas de concientización y adoctrinamiento en las Redes Sociales. Tanto en Colombia como Perú, cumplen un rol importante los izquierdistas Socialistas-Comunistas al sabotear las labores militares de las Fuerzas Armadas y realizar campañas de desprestigio contra las Fuerzas Armadas. Los yihadistas latinoamericanos también son protegidos por las ONGs de Derechos Humanos en Colombia y Perú. 
Sierra peruana, es controlada por los paramilitares izquierdistas nacionalistas Etnocaceristas de la familia Humala. Los cuales controlan colegios y universidades con apoyo de las izquierdistas ONGs de Derechos Humanos y los congresistas izquierdistas del Frente Amplio-Movadef. La debilidad de los últimos gobiernos peruanos (Paniagua, Toledo, García, Ollanta y PPK) ha permitido que los Etnocaceristas trabajen juntos con los yihadistas. A tal punto que las Escuelas Etnocaceristas, principalmente en Huánuco, sean centros de adoctrinamiento y formación de yihadistas donde se enseña a odiar a Estados Unidos y las comunidades judías latinoamericanas. Muchos de estos yihadistas son enviados a combatir en Siria e Irak, saliendo por la frontera con Brasil y Bolivia. Otros yihadistas tienen el respaldo de la Inteligencia Chavista-Castrista que opera en el Perú desde el gobierno de Alejandro Toledo. Hoy, conocida como la Centralita de Ollanta Humala o Nadine Heredia, dedicada a fustigar a la Oposición Anti-Socialista-Comunista o amenazar a todos los que se oponen a los Socialistas-Comunistas. Los Etnocaceristas-yihadistas estarían aprovechando el escándalo del Lava Jato para atacar a las empresas privadas, así justificar su odio contra Estados Unidos, los judíos y el capitalismo.