jueves, 24 de marzo de 2016

Argentina: Acuerdos de la reunión Obama-Macri

Con el objetivo de relanzar las relaciones bilaterales, Macri recibió al presidente norteamericano Barack Obama en la Casa Rosada. Ambos mandatarios mantuvieron una reunión a solas en el despacho presidencial, después brindaron una conferencia de prensa conjunta. El primero en tomar la palabra fue Macri, quien agradeció la decisión de Obama de visitar al país tras su histórica gira por Cuba. En su mensaje, el mandatario no ahorró elogios hacia el presidente de EE.UU.: "Su liderazgo ha sido muy inspirador para la mayoría de los dirigentes", dijo. Más tarde, Obama señaló que "Estados Unidos está listo para trabajar con la Argentina en su transición histórica", y además confirmó la desclasificación de archivos de la dictadura. "Estamos muy agradecidos por el gesto", le respondió Macri. "Si nosotros dialogamos con los otros países, con solidaridad y respeto, los países colaboran con nuestros pedidos", agregó. 
Antes de la reunión de ambos mandatarios, funcionarios de la Argentina y de los Estados Unidos firmaron acuerdos bilaterales en materia de seguridad, cooperación para prevenir el "crimen grave", y de comercio para atraer inversiones. Entre los temas que conversaron se habló de la similitud de cómo ambos llegaron a ser presidentes de sus países utilizando una manera no tan tradicional de campaña. Tanto Obama y Macri dan mucha importancia a las redes sociales como una de las plataformas fundamentales de campaña. Tanta buena sintonía con Macri lo llevó a Obama a decir "me entristece que sólo coincidamos nueve meses (de nuestros mandatos), pero podemos empezar a emprender un camino eficaz que se sostendrá hacia el futuro". Sin embargo, en fuentes de la Cancillería argentina se sostiene que el actual presidente norteamericano dista de ser un "pato rengo", es decir que sigue teniendo gravitación en la política de su país. Pero además puntualizan que la visita de Obama debe ser analizada desde un punto de vista "institucional", ya que más allá del partido gobernante en los Estados Unidos, es parte de la estrategia de la política exterior estadounidense la decisión de estrechar las relaciones entre ambos países. Y, agregan, como si esto fuera poco, además existe una alta probabilidad que otro demócrata, Hillary Clinton, sea la futura presidente de la primera potencia. Macri, al final de la conferencia, se le quebró la voz. "Se emocionó", reconocieron en su entorno "es que fue la cristalización en hechos concretos de 2 años de arduo trabajo". Obama, dijo que la Argentina "como una de las naciones más poderosas de la región, debe ser un aliado crítico" de Estados Unidos. Y agregó que "dado el interés del presidente Macri, la reforma económica, la transparencia", entre otros aspectos, es "un ejemplo para otros países en este mismo hemisferio". "Los EEUU están listos para trabajar con la Argentina", afirmó. Macri también abundó en elogios hacia el mandatario estadounidense, le manifestó que fue una "inspiración" para su espacio político y le dijo: "Usted demostró que con audacia y convicción se podía desafiar al status quo". Lo cierto es que el apoyo presidencial de Obama, sostienen en la Rosada no quedará solo en palabras. "Por de pronto en 18 meses habrá un desembolso de inversiones -muchas de ellas retenidas- de empresas norteamericanas por 2.500 millones de dólares," reconocían con entusiasmo. La canciller Susana Malcorra y los ministros Patricia Bullrich (Seguridad) y Rogelio Frigerio (Interior) firmaron los pactos de cooperación en el Salón Dorado del Palacio San Martín. El embajador norteamericano Noah Mamet encabezó la delegación que suscribió los tratados con la Argentina. 
En el Gobierno argentino hay una fuerte expectativa por la llegada de Obama. La última vez que un presidente de EE.UU. estuvo en el país fue en 2005, cuando George W. Bush estuvo 36 horas en la Argentina para participar de la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata. En ese momento, Néstor Kirchner y Hugo Chávez rechazaron el proyecto de libre comercio (ALCA) para la región que Bush traía bajo el brazo. Tras los enfrentamientos con EE.UU. durante la gestión kirchnerista, el Gobierno aspira ahora a recomponer las relaciones con Washington. Obama se trasladó hasta la embajada para descansar después de varias horas de vuelo tras la histórica visita a Cuba.

No hay comentarios: