jueves, 7 de enero de 2016

Corea del Norte amenaza al mundo

Corea del Norte anunció esta semana través de la prensa estatal que realizó con éxito una prueba de la bomba de hidrógeno, lo que, si se confirma, supondría un avance significativo en sus ambiciones militares y un severo desafío a la seguridad mundial. Una bomba de hidrógeno es más poderosa que las armas de plutonio, que Corea del Norte utilizó en sus tres pruebas nucleares subterráneas anteriores. Es cientos de veces más potente que la bomba atómica que devastó Hiroshima en 1945. Un funcionario estadounidense de alto rango dijo que podría tomar días obtener los datos científicos para determinar si se trataba de una prueba exitosa.
El anuncio de Corea del Norte se realizó horas después de que el Servicio Geológico de Estados Unidos registrara un evento sísmico con una magnitud de 5,1 ocurrió en el noreste de la península norcoreana. El evento ocurrió a 19 kilómetros (11 millas) al este-noreste de Sungjibaegam, según la agencia estadounidense. El epicentro del evento se localiza cerca del sitio donde ocurrió una prueba nuclear subterránea en 2013.
El primer ministro japonés Shinzo Abe dijo que la prueba es "una amenaza a la seguridad de Japón" y señaló que su país "no puede tolerar" y que "condena" el hecho. Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que su país "se opone firmemente a la prueba con bomba de hidrógeno de Corea del Norte". "Nosotros por supuesto vamos a convocar a funcionarios de alto nivel y al embajador (para una discusión seria)". Corea del Sur también dijo que esta cuarta prueba sería un momento decisivo que justificaría una respuesta. "Esto es claramente una provocación y amenaza la vida de las personas y la seguridad", dijo la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye. "Hemos estado advirtiendo continuamente de que (Corea del Norte) pagará un precio por la realización de una prueba nuclear". Por su parte, el gobierno de Rusia también condenó la prueba realizada por Corea del Norte, a la que calificó de "violación al derecho internacional".
El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas acordó preparar medidas adicionales contra Corea del Norte, luego de la cuarta prueba nuclear realizada por este país. El cuerpo de 15 miembros, integrado por China, aliado de Pyongyang, “condenó enérgicamente” el ensayo nuclear y lo calificó como una “clara amenaza para la paz y la seguridad internacional”. El embajador uruguayo Elbio Rosselli, quien preside el Consejo este mes, recordó que el organismo había advertido que tomaría “significativas medidas adicionales” si Pyongyang violaba las resoluciones de la ONU realizando pruebas atómicas. “En línea con este compromiso y dada la gravedad de esta violación, los miembros del Consejo de Seguridad comenzarán a trabajar inmediatamente sobre estas medidas en una nueva resolución del Consejo de Seguridad”, dijo Rosselli. El diplomático no especificó si la nueva medida extenderá las sanciones contra Corea del Norte, pero otros enviados confirmaron que la adición de nuevos nombres a la lista de sanciones está siendo considerada. Actualmente hay unas 20 entidades y 12 personas en la lista de sanciones de la ONU contra Corea del Norte. El Secretario general de la ONU Ban Ki-moon condenó “inequívocamente” la prueba y pidió “a la RPDC (Corea del Norte) que cese cualquier otra actividad nuclear”. 
Los titulares de Defensa de Corea del Sur y Estados Unidos reafirmaron en conversación telefónica el peso de su alianza militar frente a Corea del Norte. Han Min-koo y Ashton Carter debatieron posibles maneras de estrechar su colaboración en materia de seguridad a raíz del ensayo. Los dos estuvieron también de acuerdo en que “Corea del Norte debe pagar un precio proporcional a la provocación” que supone su ensayo nuclear.