martes, 17 de noviembre de 2015

Francia y Rusia atacan bastión de ISIS en Siria

El presidente francés, François Hollande, anunció tras la matanza del viernes en París una intensificación de los bombardeos aéreos franceses sobre Siria y es lo que está ocurriendo en las últimas horas. En la noche del lunes al martes, diez cazas Mirage y Rafale han lanzado un intenso bombardeo sobre Raqqa, capital de ISIS en Siria. Solo unas horas después, este 17 de noviembre de 2015, Rusia ha bombardeado la misma zona, una coincidencia que difícilmente ha podido darse sin un intercambio previo de información entre la coalición internacional y Moscú, como coinciden expertos militares.
El Estado Mayor francés asegura que los aviones han destruido un centro de mando y otro de entrenamiento. Han participado en la operación 10 aviones basados en Emiratos Árabes Unidos y Jordania. A la 1.30 de la madrugada, los cazas lanzaron 16 bombas guiadas por láser sobre sus objetivos. Se trata de bombardeos muy intensos. Habitualmente, en esos ataques participan dos o tres aviones. En la noche del sábado al domingo, los aviones franceses realizaron otro ataque de una magnitud similar y también sobre Raqqa. Francia bombardea en Siria desde el pasado septiembre. Desde entonces y hasta la matanza del viernes, sus cazas solo habían realizado dos bombardeos. Desde la matanza, y en solo tres días, han sido otros dos y mucho más intensos.
Rusia también ha bombardeado Raqqa en la mañana de este martes, según han dicho a Le Monde fuentes del Ministerio de Defensa. Lanzó misiles crucero desde barcos. Rusia afirmó desde que inició sus operaciones en Siria que había activado con Estados Unidos los canales adecuados para evitar interferencias entre las acciones militares de Moscú y de la coalición internacional. El doble bombardeo sobre Raqqa, sería la primera operación concertada con Moscú o, al menos, habría contado con informaciones previas de ambas partes. Los bombardeos de Francia se producen tras la matanza de París. Y el de Moscú sobre Raqqa, solo horas antes de que Rusia admitiera finalmente que el avión ruso derribado hace unos días sobre el Sinaí sufrió un atentado.
El presidente ruso Vladimir Putin ha ordenado localizar y liquidar a todos los responsables del atentado terrorista contra el Airbus ruso en Egipto, en el que murieron 224 personas, informó hoy el portavoz del Kremlin, Dmitri Pesko. Rusia intensificará sus bombardeos en Siria contra ISIS tras conocerse que el siniestro del avión ruso del pasado 23 de octubre sobre la península del Sinaí fue un atentado cometido por esta organización yihadista. La aviación rusa ha comenzado a bombardear también la ciudad siria de Al Raqa, al norte del país y principal bastión del Estado Islámico, según han informado altos funcionarios franceses. ISIS se atribuye el ataque al avión ruso, así como los ataques del viernes pasado sobre restaurantes, una sala de conciertos y un estadio deportivo en París en el que murieron 129 personas. La aviación gala ha vuelto a bombardear por segunda noche consecutiva el bastión yihadista. 
El jefe de los servicios de seguridad rusos reconoció que el avión ruso que se estrelló en Egipto con 224 personas a bordo explotó debido a una bomba colocada por terroristas. "En el vuelo explotó un artefacto casero de una potencia equivalente a 1,5 kilogramos de TNT. Como resultado, el avión se desintegró en el aire, lo que explica por qué las piezas del fuselaje están diseminadas ampliamente", informó el jefe del Servicio Federal de Información (FSB, antiguo KGB), Alexánder Bortnikov. En un comunicado aparte, el FSB anunció que ofrece 50 millones de dólares de recompensa a quien pueda ofrecer información sobre los autores del atentado. El avión de la compañía MetroJet se estrelló 23 minutos después de despegar de la localidad turística de Sharm el Sheij con destino a San Petersburgo, lo que causó la muerte de todos sus ocupantes. Desde el principio, los servicio de seguridad del Reino Unido y EEUU sospecharon que se trató de un atentado, pero Rusia no lo reconoció hasta hoy, aunque suspendió todos los vuelos a Egipto pocos días después de la catástrofe.

No hay comentarios: