viernes, 11 de septiembre de 2015

Maduro expulsa miles de colombianos

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos afirmó que más de 10,000 colombianos han regresado a su país desde Venezuela. 1,097 han sido deportados o repatriados por orden del gobierno venezolano desde el viernes 21 de agosto y 9,826 personas han abandonado el país gobernado por Nicolás Maduro por temor a ser expulsados, dio a conocer Santos durante el Consejo de Ministros extraordinario en la ciudad de Cúcuta, en la frontera entre ambos países latinoamericanos. 10,000 colombianos están sin nada porque los sacaron, no tuvieron oportunidad ni de recoger sus utensilios, sus pocas pertenencias. El mandatario colombiano que es "Un desastre humanitario causado por seres humanos".
El jueves 20 de agosto, Venezuela ordenó el cierre por 72 horas de la frontera luego de que tres miembros de la fuerza armada venezolana y un civil resultaran heridos en un enfrentamiento que se registró tras un operativo para contrarrestar a un grupo de presuntos colombianos que se dedicaban a ingresar insumos básicos de ese país. Por la situación de escasez en Venezuela el propio gobierno venezolano ha denunciado que hay tráfico ilegal de estos productos desde Colombia. Ante los hechos, el gobierno venezolano ordenó la deportación masiva de más de 1,000 colombianos ubicados en la frontera.
Aminta Ferrer Chacón, de 24 años, tiene cuatro hijos menores de 10 años. El menor de ellos, David, tiene tan sólo 18 días de nacido. David ha pasado los últimos cuatro días de su corta vida en un albergue ubicado en la frontera entre Colombia y Venezuela en el sector de La Parada, a orillas del río Táchira, junto a otras 340 personas que fueron sacadas de Venezuela a la fuerza, luego de que el gobierno venezolano ordenara la deportación masiva de más de 1,000 colombianos ubicados en la frontera. Como este refugio existen otros puntos de atención a los desplazados ubicados en el coliseo municipal, en el puesto fronterizo del puente internacional, y en el Puesto de Mando Unificado de la policía en Cúcuta, según datos del Ministerio del Interior de Colombia. Según Aminta Ferrer, a ella fue sacada de su casa el pasado viernes por integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Dice que tocaron su puerta, le preguntaron si era colombiana y luego la sentenciaron: "¡Desocupe!, alístese que nos vamos". "Luego otro guardia me dijo: 'te tengo que llevar, yo no quisiera, pero tengo otros mandos y te tengo que llevar por obligación'", cuenta Ferrer y agrega que la subieron en un carro lleno de gente para trasladarla al lado colombiano de la frontera. El caso de Ferrer no es el único en el Albergue Número 3. Allí se resguardan otras 93 mujeres, la mayoría de ellas madres de familia, y 181 menores de edad entre 0 y 10 años, según cifras entregadas por los coordinadores de ese refugio. Otro caso es el de Alexandra Mogollón, una venezolana madre de tres hijos y a quien también le tocó migrar por tener lazos colombianos. 
En el puesto de migración del puente internacional Simón Bolivar, la Defensoría del Pueblo de Colombia ha recibido varias denuncias contra las autoridades venezolanas. Durante esta crisis fueron interpuestas 500 denuncias por parte de los deportados:
–25% de ellas por agresión física y verbal por parte de integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana
–25% por desintegración familiar
–12% de las quejas tienen que ver con la destrucción de las viviendas
–9% por hurto y despojo durante el desalojo
–7% con retención de documentos
–6% con casos de privación de la libertad 
Sobre estas denuncias, la Defensoría de Pueblo de Colombia no ha explicado qué va a hacer con ellas. El gobierno de Venezuela no se ha pronunciado al respecto. Los desplazados y autoridades colombianas esperan tener una solución a la difícil situación que se vive en la frontera colombo-venezolana. El gobierno de Nicolás Maduro ha endurecido su postura contra los colombianos, cerrando todas sus fronteras con Colombia. 

No hay comentarios: