martes, 15 de septiembre de 2015

Corrupción en la FIFA

Corrupción en la FIFA o FIFA-Gate, es un caso judicial conocido el 27 de mayo de este año, luego de que las autoridades suizas irrumpieran sorpresivamente en un hotel de Zúrich (Suiza) como resultado de años de numerosas investigaciones de casos de corrupción en los que el máximo ente del fútbol mundial se ha visto involucrado. Los cargos por los que se les acusa incluyen soborno, fraude y lavado de dinero. La investigación penal que lleva a cabo la Fiscalía de Nueva York versa sobre la atribución de derechos mediáticos y de derechos de mercadotecnia y de patrocinio para Estados Unidos y América del Sur de competiciones organizadas por la FIFA. Catorce personas, entre ellas nueve asociadas con el órgano rector del fútbol mundial, fueron acusadas en mayo de 2015, en conexión con una investigación de la Oficina Federal estadounidense de Investigaciones (FBI) de fraude, crimen organizado y lavado de dinero que ha durado varios años. Siete funcionarios de la FIFA fueron arrestados en el Hotel Baur au Lac en Zúrich el 27 de mayo; se estaban preparando para asistir al 65.º Congreso de la FIFA, dentro de cuyo programa figuraba la elección del presidente de la FIFA entre dos candidatos, el ex presidente Joseph Blatter y el aspirante príncipe Ali bin Hussein. Se espera que sean extraditados a Estados Unidos bajo sospecha de haber recibido 150 millones de dólares en sobornos.
El centro de detenciones sobre la utilización de cohecho, fraude y lavado de dinero para corromper a la apertura de los medios de comunicación y los derechos de comercialización de los juegos de la FIFA en América, que se estima en $ 150 millones, incluye por lo menos $ 110 millones en sobornos relacionados con la Copa América Centenario que se celebrará en Estados Unidos en 2016.5 Además, la acusación alega que el soborno se utilizó en un intento de influir en los contratos de patrocinio de ropa, el proceso de selección para la Copa Mundial de la FIFA 2010 de acogida y la elección presidencial de la FIFA en 2011. Chuck Blazer, ex funcionario de fútbol de la CONCACAF, ha proporcionado ayuda a la investigación después de su declaración de culpabilidad en secreto en un caso de 2013 en la corte.
Debido a los escándalos en los que se ha visto involucrada la FIFA durante los últimos años, el suizo Joseph Blatter renunció y dejó su puesto a disposición con el argumento de que se necesitan emprender nuevas reformas. Algunas de las asociaciones de la FIFA, como la CAF y la AFC, le mantuvieron el apoyo, mientras que algunas empresas patrocinadoras como Coca-Cola, Budweiser y Visa tuvieron una postura a favor de la renuncia por parte de Blatter, ya que sólo así se lograría un verdadero cambio en el mundo del fútbol. 
La Federación Internacional de Fútbol Asociado, FIFA, el máximo organismo del deporte más popular del planeta, está siendo investigado por graves casos de corrupción. Hasta el momento, 14 personas, incluidos miembros del comité ejecutivo, están siendo acusadas de recibir sobornos y comisiones cercanas a los US$150 millones durante un periodo de 24 años. La investigación liderada por Estados Unidos está fijándose en los presuntos casos de corrupción entre los miembros de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf) y la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). Durante los cuatro años antes del Mundial de Brasil, cada federación nacional recibió cerca de dos millones de dólares de la FIFA y las confederaciones continentales, como la Concacaf, recibieron US$17,5 millones. Así que el total recibido en las organizaciones relacionadas con la FIFA entre 2011 y 2014 fue cercano a los US$137 millones. Mientras tanto, las investigaciones por parte de la Justicia suiza se centraron en el proceso de adjudicación de los mundiales de 2022 y 2018 a Qatar y Rusia, respectivamente. Cualquier incertidumbre legal y judicial alrededor de la Copa del Mundo es una gran preocupación para la FIFA.

No hay comentarios: