lunes, 6 de julio de 2015

Perú: Ex presidente Alejandro Toledo investigado

Las investigaciones que llevan adelante el Ministerio Público y el Parlamento buscan identificar el origen de los 5 millones de dólares invertidos en una mansión en Las Casuarinas y en una lujosa oficina, tres cocheras y un depósito en Surco, el informe establece que la cuenta que la empresa Ecoteva Consulting Group, cuya titular era doña Eva hasta poco después de que explotara el escándalo inmobiliario, tuvo ingresos por $17,067,531,55. Como se sabe, la Fiscalía Adjunta para Delitos Económicos de Costa Rica halló evidencias en ese país de que Toledo fue quien gestionó la constitución de Ecoteva, fundada específicamente para las operaciones inmobiliarias de la madre de su esposa. El reporte, que consta de 10 páginas, es claro en señalar que pese a la ingente cantidad de dinero que manejó doña Eva en la cuenta abierta en el Scotiabank de Costa Rica en febrero del 2012, "no se visualizan ingresos o egresos que puedan estar vinculados a una actividad comercial". Cabe precisar que el ente de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) logró identificar a Fernenbug como la persona que realizó dicha apertura de cuenta, "a pesar de que su movimiento migratorio indicaría que no estuvo en Costa Rica en esa fecha". Otra cuenta a su nombre, detectada por la UIF, data de noviembre del año pasado y presenta solo depósitos por un total de $90,369.94. El contundente informe no solo indica que la mansión de 2500 m2 en Surco y el departamento en la exclusiva Torre Omega fueron adquiridos por doña Eva, sino que los fondos de la empresa off-shore que constituyó junto a una empleada de limpieza y un vigilante, también sirvieron para que la familia Toledo-Karp se hiciera de otras propiedades. Según se advierte en el documento, la famosa casa de playa que Alejandro Toledo visita verano a verano en Punta Sal (Tumbes) fue adquirida por su octogenaria suegra. Para adquirir la casa, que se ubica en el lote 2, manzana F, del condominio Punta Sal, a la altura del kilómetro 1190 de la Panamericana Norte; doña Eva desembolsó $305,141.95 a través de tres cheques, lo que incluía el pago de la hipoteca por una suma ascendente a $277,308.96. Este inmueble fue adquirido luego por el exjefe de Estado. No obstante, el reporte señala que la transacción se efectuó "desconociéndose el origen de los fondos" empleados por Toledo. Además, resulta extraño que el peruposibilista no haya regularizado aquella compra ante los Registros Públicos, a pesar de que fue recién a raíz del escándalo inmobiliario de su suegra que este mencionó que había adquirido una casa en Punta Sal, algo que por años solo fue un rumor. 
Empresas brasileñas encargadas de la construcción de la Vía Interoceánica que une Perú con Brasil habrían pagado sobornos durante los gobiernos de los ex presidentes Alejandro Toledo (Perú Posible) y Alan García (Partido Aprista Peruano), según el portal Convoca, que recoge informes de las pesquisas realizadas por la Policía Federal de Sao Paulo. La investigación denominada Castillo de Arena, realizada en 2009, permitió a los agentes incautar documentos, correos y archivos en USB de ejecutivos involucrados. “Sobre los USB incautados a Pietro Gavina Bianchi, ex director y consultor del Grupo Camargo Correa, aparecen diversos pagos relacionados a la Interoceánica Sur entre 2005 y 2008, es decir, durante el gobierno de Alejandro Toledo y Alan García”, señala Convoca. “Otra parte del informe policial –según el portal– está relacionada a un apellido conocido por todos los peruanos y escrito a mano: ‘Toledo’, y junto a él, ‘Max Vanderley’, que no sería otro que Marcos de Moura Wanderley, quien actuó como representante de Camargo Correa durante las negociaciones de la Interoceánica con el gobierno peruano”. Según el informe, tanto en el gobierno de Toledo como en el de García se incrementó la inversión de esa vía. Agrega que el representante de Odebrecht en el Perú fue recibido 16 veces en Palacio de Gobierno. Un hecho que llama la atención para Convoca es que, una vez inaugurado el Cristo del Pacífico, el 29 de junio del 2011, “al día siguiente, el consorcio integrado por Odebrecht obtenía definitivamente el contrato para construir la Línea 1 del Metro de Lima”.

No hay comentarios: