jueves, 26 de febrero de 2015

Venezuela: ¡Revolución anti chavista!

Los indignados se iniciaron con las revoluciones y protestas en el mundo árabe entre el 2010 y 2011, denominadas por distintos medios como la revolución democrática árabe o la primavera árabe, consisten en una serie de alzamientos populares en los países árabes, principalmente del norte de África y Siria, que comenzó con la revolución tunecina, cuyos años posteriores trajo la caída de las dictaduras de Egipto y Libia, la cual continua en la Guerra Civil Siria. Hoy Venezuela, vive su propio drama de protestas contra la dictadura chavista neo socialista que ha ocasionado la escasez de alimentos, agua y apagones continuos. Venezuela tiene una súper inflación lo que ha generado el aumento de los precios continuamente, pero que no es reconocido por el gobierno. Paralelamente, el gobierno chavista ha matado a las empresas privadas por medio de control de precios y promoviendo los saqueos. Desde el 2014, Venezuela tiene la mayor cantidad de presos políticos de la región: Leopoldo López, alcaldes opositores y líderes universitarios, prisioneros en diferentes bases militares. Oficialmente, el 2014 murieron 43 jóvenes universitarios y en este año, un escolar de 14 años a manos de la GNB. El gobierno chavista ha vetado a la prensa internacional y bloquea las redes sociales para que no se vea la brutalidad del gobierno chavista.
Los jóvenes venezolanos han reactivado las manifestaciones y protestas en toda Venezuela tras conocerse la noticia de la muerte del estudiante de 14 años Kluvier Roa, en la ciudad de San Cristóbal, en el Estado de Táchira. A Roa le disparó un policía de 23 años en la cabeza durante una protesta contra el gobernador. El adolescente falleció antes de llegar al hospital y el oficial fue detenido. La muerte de Roa se une a la de otros cinco jóvenes que han sido asesinados en las últimas semanas, también de disparos en la cabeza, en distintas zonas del país. Universitarios se dirigieron hasta el Ministerio del Interior y Justicia a exigir que se derogue la resolución 8610 del Ministerio de Defensa, que entró en vigor hace unas semanas y permite el uso de fuerza mortal para controlar manifestaciones y reuniones públicas. Sectores de la comunidad académica dieron su respaldo a los estudiantes. En un comunicado, la Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad Central de Venezuela, exigió también acabar con la resolución. "Llama poderosamente la atención el resurgimiento de métodos de control militar de la población —que creíamos históricamente superados— inspirados seguramente en la doctrina de la otrora Seguridad Nacional, del tiempo de las dictaduras militares del Cono Sur que restringieron las libertades civiles para imponer un pensamiento autoritario", reza el comunicado. 
Denuncian accionar de mercenarios pagados por el gobierno chavista para generar el caos en las protestas. El Movimiento Revolucionario Tupamaro (MRT), mejor conocido como Tupamaros, es una organización política venezolana de tendencia marxista-leninista. Actualmente forma parte de la coalición oficialista Gran Polo Patriótico. Entre las características más generales atribuidas a los Tupamaros están su vestimenta: usan máscaras y/o pasamontañas para cubrir sus rostros a fin de no revelar su identidad. Tomaron su nombre de los Tupamaros, grupo uruguayo de igual nombre, pero sus líderes son sobrevivientes del grupo terrorista peruano MRTA, según versiones extraoficiales. Han realizado ataques menores a comercios y actos vandálicos a empresas y otras edificaciones alrededor del país que consideran oligárquicas y burguesas, así como a violentas protestas estudiantiles en las ciudades de Caracas y Mérida. Los Tupamaros se autodefinen como fuerzas de choque contra los enemigos de la dictadura chavista. Este grupo ha atacado entidades públicas y la GNB con el fin de desprestigiar a la oposición. Los Tupamaros también han atacado con armas de fuego a los universitarios contrarios al gobierno, matándolos en la mayoría de casos, según denuncias de los propios universitarios. 

No hay comentarios: