viernes, 19 de diciembre de 2014

Consecuencias del reinicio de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba

Esta semana, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció que se volverán a activar las relaciones diplomáticas con Cuba, luego de que en 1959 Fidel Castro y la revolución triunfaran y dieran paso a un régimen que se mantiene hasta hoy. Gracias a la intercesión del Papa Francisco y países como Canadá, la normalización de los lazos entre las dos naciones -que se encuentran a solo 140 kilómetros de distancia- podrá comenzar el próximo año con la reapertura de la embajada estadounidense en La Habana.
Las ventajas económicas son muchas. Una de las novedades que más llama la atención será la reactivación del intercambio económico entre los dos países. De acuerdo con un artículo publicado por la agencia de noticias AP, los que esperan con más ansias los cambios son los siguientes sectores: agricultura, turismo y energía, entre otros. Por otra parte, dos investigadores del Instituto Peterson de Economía Internacional estimaron que las exportaciones de bienes estadounidenses a Cuba podrían ser de 4.300 millones de dólares al año, en comparación con la cifra de menos de 360 millones de dólares que se registró en 2013. Los más beneficiados serán los agricultores estadounidenses podrían enviar grandes cantidades de arroz y frijoles a Cuba. Antes de la revolución cubana, las importaciones del grano blanco eran de unas 400.000 toneladas. En el sector de los automóviles podría surgir de manera importante en el caso de que se levanten las sanciones a Cuba. Todo depende de los ciudadanos que puedan tener la capacidad de comprar nuevos modelos y reemplazar los de 1950 que aún se pueden ver en la isla. Cuba es uno de los que menor penetración de internet tiene en el mundo, por lo que este sector podría encontrar una gran oportunidad de negocio. De acuerdo con AP, ninguna compañía petrolera se atrevía a explorar la costa norte de Cuba para no importunar al Gobierno de Estados Unidos. Aunque Repsol hizo un intento en 2012 que resultó infructuoso, varias firmas podrían contemplar ahora esta posibilidad. Los estadounidenses tenían una prohibición para visitar la isla, además de que quienes tuvieran el permiso de ir debían llevar efectivo y no podían utilizar tarjetas de crédito o débito emitidas por bancos estadounidenses. Ahora que las relaciones se normalizarán, este sector podría ver un avance bastante importante, que beneficiará tanto al rubro hotelero como al de transporte. Otra noticia positiva es el aumento del envío de remesas a familiares que se encuentran en la isla. Al máximo de 2.000 dólares que se podía transferir al año, este monto pasará a ser 8.000 dólares. Aunque los cambios llevarán un tiempo considerable para que puedan ser aplicados, este primer gesto entre las naciones marcará un punto vital en la historia de la política internacional. 
Después del sorpresivo acercamiento que protagonizaron  Cuba y Estados Unidos en busca de normalizar sus relaciones diplomáticas, Venezuela perdería a su principal aliado en la prédica antiestadounidense en América Latina. Desde que asumió en 1999 la presidencia del mayor exportador de crudo de Sudamérica, el fallecido Hugo Chávez inició una carrera para contrapesar la influencia estadounidense en Latinoamérica y para ello impulsó organizaciones regionales como la Unasur y el ALBA, que excluyen a Estados Unidos.  Venezuela sin la arrolladora personalidad de Chávez ha ido perdiendo fuerza y, a medida que la quiebra económica aprieta a Venezuela, su influencia es cada vez menor. No sólo Cuba volteó su vista con una actitud más conciliadora hacia el norte, otros aliados de Venezuela como Bolivia y Ecuador han mostrado -pese a su discurso combativo- interés por trabajar codo a codo con Estados Unidos. Hace unos días, por ejemplo, el canciller boliviano David Choquehuanca dijo que planteó una reunión entre el presidente Evo Morales y su homólogo estadounidense, Barack Obama, para recomponer las relaciones entre ambos países, rotas desde la expulsión en 2008 del embajador de Washington en La Paz.

No hay comentarios: