sábado, 25 de octubre de 2014

Susana Villarán, la peor alcaldesa de Lima

Susana Villarán, ex alcaldesa de Lima, no llego a ser reelegida debido a los siguientes motivos:
ARENA, la Municipalidad de Lima quería recuperar el balneario de la playa La Herradura y no tuvo mejor idea que depositar arena sobre las piedras de la costa chorrillana. En la primera foto del trabajo se ve a la alcaldesa inaugurando este "centro de esparcimiento para los limeños". Pero terrible fue la sorpresa que se llevaron cuando, a los pocos días, solo había piedras en el lugar porque la marea alta se había llevado toda la arena.
ESCALERAS, la construcción de escaleras en los cerros poblados de la ciudad fue algo que benefició a muchas personas. Pero el trabajo estuvo opacado por una serie de denuncias en las que se afirmaba que la gestión de Villarán había inflado el número de obras de este tipo. Al principio, la comuna dijo que había construido 1200 escaleras, pero finalmente admitieron que fueron tan solo 168. En realidad la mayoría de estas escaleras fueron construidas por Castañeda, anterior alcalde de Lima. Villarán pinto las escaleras para inflar su falta de construcciones municipales.
FURIA DEL RIMAC, tal vez lo más dramático de su gestión fue la inundación de las obras del proyecto Vía Parque Rímac, trabajo que espera unir el Callao y Ate con un camino subterráneo bajo el río. Poco después de la presentación de los avances del proyecto, las lluvias provenientes de la sierra del país llegaron hasta la capital derribando los muros de contención que protegían la obra. Por varias semanas todo quedó bajo el agua, incluso maquinaria pesada. El trabajo fue suspendido temporalmente hasta la mejora del clima. Los expertos señalaron que si bien habían previsto esto y tenían un plan de contingencia, no abrieron las compuertas a tiempo, por lo cual los muros laterales se cayeron. Asimismo, recalcaron que "todo esto estaba fríamente calculado" y que era parte del plan inicial.
LA COSTA VERDE, los municipios no se ponían de acuerdo con su labor y finalmente las obras quedaban a medio hacer. Durante los últimos meses las piedras de dichos acantilados ocasionaron diversos accidentes, lo que recordó a la población que la zona es insegura y que no se han planteado las medidas necesarias para proteger a los transeúntes y vehículos que circulan por la zona. Otro detalle que no escapó al ojo de la prensa fue un "experimento" que realizó la Municipalidad al pintar de verde parte el acantilado. En su defensa ellos señalaron que probaban una nueva pintura que fijaría mejor el terreno y que no solo se trataba de una cuestión estética.
CORREDOR AZUL, el cual elimino las combis y microbuses del corredor Arequipa-Tacna-Wilson, lo que ha generado el malestar público debido a su desorganización. Siendo los más afectados los vecinos de los distritos del Rímac, Miraflores  y el Callao. El caos producido por estos buses viejos pintados de azul y sin paraderos finales definidos. Villarán ha gastado 12 millones de soles en este Corredor, el cual hasta ahora es ineficiente y mal organizado. 
CRISIS EN LA CAJA METROPOLITANA DE LIMA atraviesa una crítica situación, pese a que su gerente Óscar Vivanco asegure que la microfinanciera cerrará en azul este año. Entre enero y julio, la entidad reportó pérdidas por S/.6 millones, mientras que el sistema de cajas del país solo disminuyó sus ganancias en 3,9%. Según la administración de Susana Villarán, fue una herencia del ex alcalde Castañeda Lossio, sin embargo, las pesquisas de la Contraloría General de la República señalan a la actual gestión municipal. La Municipalidad de Lima gasto el 2013 más de dos mil millones de dólares o cinco mil millones de soles en la campaña del No, para evitar que Susana Villarán sea revocada. Además, Villarán y sus regidores recibieron préstamos de la Caja Metropolitana de Lima, entidad que la Municipalidad de Lima administra.

No hay comentarios: