martes, 21 de octubre de 2014

Religión Cristiana: Fraccionada

La religión cristiana comenzó en sus inicios como una secta judía o secta israelita, que se basa en las profecías mesiánicas de la Biblia judía (Tanaj o Antiguo Testamento, para nosotros) y fue fundada por Jesucristo, siendo su sucesor San Pedro (Según el Nuevo Testamento). Cristo en hebreo significa Salvador o Mesías. Al principio formado por judíos, paganos y romanos conversos. Todos ellos perseguidos por  el Imperio Romano hasta la llegada del Emperador Constantino, el cual convirtió al cristianismo en una religión, ya que obligo que todos los romanos a convertirse. Convirtiendo los templos de los antiguos dioses romanos al cristianismo. Roma se convirtió en la sede actual del Cristianismo Católico y mejorando la organización de la Iglesia Católica, naciendo de esta manera la primera Biblia Cristiana. A través de la historia, el cristianismo ha pasado por numerosas divisiones generando diversos grupos con creencias y tradiciones propias que varían de acuerdo a la cultura y el lugar. Estas amplias divisiones, a su vez, no son homogéneas. Por el contrario, algunas ramas poseen amplios desacuerdos y en otros casos la división omite simpatías existentes. Desde la Reforma, el cristianismo se representa normalmente como dividido en tres ramas principales, Católicos, Ortodoxos y Protestantes, estos últimos considerados sectas cristianas fundamentalistas, ya que cada cierto tiempo se dividen más entre ellos. Aquí un resumen de ellos.
La llamada Comunión Anglicana, compuesta de diversas iglesias que se reconocen como derivadas de la Reforma anglicana, como la Iglesia de Inglaterra o la Iglesia Episcopal, entre otras, representa en muchos aspectos una forma intermedia de organización eclesiástica entre la Iglesia Católica Romana y las confesiones protestantes dominantes en Europa Central y del Norte; y, por ende, a menudo se clasifica de forma separada.
Los Restauracionistas, son aquellas iglesias y corrientes cristianas que aspiran a recuperar un estado de pureza del cristianismo que se habría perdido o deteriorado con el devenir histórico, por lo que quieren restaurarlo siguiendo el modelo de la iglesia antigua o de los primeros discípulos. Aunque esta aspiración ha sido compartida por numerosos movimientos de renovación y reforma (incluso dentro de las iglesias históricas formalmente constituidas), sólo algunas iglesias reformadas suelen ser calificadas como restauracionistas. Es un grupo principalmente derivado de las iglesias protestantes, como las Iglesias Evangélicas, Bautistas, Adventismo y Pentecostalismo y otras conocidas genéricamente como fundamentalistas que se basan sólo en la lectura e interpretación directa de la Biblia y no por los dogmas establecidos por la Iglesia Romana. Muchos ya no se identifican con ningún credo en particular, sino que simplemente se llaman "cristianos", aunque el origen proviene del protestantismo surgido del cisma provocado de la reforma iniciada por Martín Lutero. Muchos de sus pastores y/o ministros han incursionado en política en Estados Unidos y otros países latinoamericanos. Cobran diezmos (10 o 20% de su sueldo, dependiendo de la secta), por eso sus pastores viven como millonarios. Sus templos son lujosos, combinación de auditorio-teatro, donde hacen sus supuestos milagros, sin imágenes, inclusive tienen cajas fuertes dentro de ellos. Además de explotar a sus fieles  fomentan el terrorismo religioso.
La llamada Congregación Cristiana de los Testigos de Jehová o Testigos de Jehová, la cual no considera a Jesús de Nazaret como la Segunda Persona de la Trinidad, sino como hijo de Dios. Utilizan principalmente su propia versión específica de la Biblia, aunque en otras ocasiones utilizan otras traducciones. No aceptan el Credo Nicenoconstantinopolitano. Aunque supuestamente son pacifistas, mantienen un enfrentamiento directo con las otras sectas cristianas, como los pentecostales y adventistas, pues ellos se consideran los únicos dueños de la verdad. Explotan a sus fieles se manera dulce, sin que se den cuenta, ya que hacen lo mismo que las otras sectas.

No hay comentarios: