domingo, 26 de octubre de 2014

Ébola amenaza al mundo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó que los casos de ébola han superado los 10.000 en ocho países afectados, dos de los cuales, Nigeria y Senegal, han sido recientemente declarados libres de la enfermedad. Del total de 10.141 infectados, han muerto 4.922, según los datos divulgados por la OMS sobre la situación de la epidemia de ébola. La  organización contabiliza 4.655 contagiados en Liberia, 3.896 en Sierra Leona, 1.553 en Guinea, 20 en Nigeria, cuatro en Estados Unidos y uno en Senegal, España y Malí. El último balance incluye a la niña de dos años fallecida en Malí, un caso que ha generado mucha preocupación ya que la menor hizo un largo recorrido desde Guinea -donde murió su madre- hasta su país y estuvo en contacto con mucha gente. Más de 50 personas están ya bajo vigilancia en el país, de ellos una decena en la capital, Bamako, según informa el Ministerio de Sanidad de Malí. Nigeria y Senegal fueron declarados hace una semana  libres de ébola tras haber transcurrido 42 días (el doble del período máximo de incubación, de 21 días) sin que nadie haya presentado síntomas de la enfermedad. España estará libre de ébola el 2 de diciembre si no se produce ningún nuevo caso tras la curación de la auxiliar de enfermería Teresa Romero, la primera contagiada por el virus fuera de África. La OMS indica que en los siete meses de la epidemia, 450 trabajadores sanitarios han resultado infectados, de los cuales 228 estaban en Liberia, 127 en Sierra Leona, 80 en Guinea, tres en Estados Unidos y uno en España. De ese personal, más de la mitad (244) fallecieron por la infección, explica la organización internacional. La organización internacional espera iniciar los ensayos de eficacia de una vacuna contra el ébola ya en África en diciembre. En menos de una semana ha adelantado un mes esta fecha, crucial para llevar la lucha contra la enfermedad a los países afectados. La directora adjunta de la OMS, Marie-Paul Kiney, explicó que aparte de los dos prototipos de los que ya se está probando la seguridad en Estados Unidos, Reino Unido y Mali, hay otras cinco vacunas que podrían empezar a ensayarse en enero de 2015.

Todos los meses, tres viajeros con ébola parten en un vuelo internacional desde Guinea, Liberia y Sierra Leona, los tres países que ahora sufren un brote de la enfermedad. En esta ocasión, los países ricos no pueden aislarse de ese problema africano. En un artículo que se publicó en la revista científica The Lancet, además de realizar la estimación de salida de infectados, se cuestiona la efectividad de los controles de temperatura a la llegada de los vuelos de estos países. Esta medida ya se está poniendo en práctica en naciones como Francia, Reino Unido o EE UU y ha sido defendida por Tonio Borg, comisario de Salud de la Unión Europea. Es improbable que los controles de temperatura “tengan un impacto significativo a la hora de detectar viajeros infectados”, explica Kamran Khan, médico de enfermedades infecciosas, investigador en el Hospital de San Miguel en Toronto (Canadá) y autor principal del artículo. La primera razón es que “la mayor parte de los infectados que viajen no sabrán que lo están porque se encontrarán en el periodo de incubación, que dura entre ocho y diez días de media y puede llegar hasta los 21, y no tendrán síntomas”, señala Khan. Además, entre los que sí desarrollen los síntomas y podrían ser detectados, la mayoría se encontrarán demasiado enfermos para viajar. Los autores del estudio analizaron datos de vuelos tanto pasados como previstos para calcular las salidas por avión desde Guinea, Liberia y Sierra Leona hasta finales de este año y cruzaron la información con la disponible sobre la expansión del ébola. Con estas cifras, han calculado que los países con más riesgo de recibir infectados son Ghana y Senegal, y fuera de África, Reino Unido y Francia, que entre los dos tendrían ocho veces más posibilidades que EE UU de recibir a algún viajero con ébola. Los ministros de Exteriores europeos se reunieron para estudiar una respuesta conjunta a esta crisis con una inyección de 1.000 millones de euros del presupuesto comunitario para detener la propagación de la enfermedad.

No hay comentarios: