viernes, 8 de agosto de 2014

Venezuela en quiebra

Venezuela debido a su gran industria petrolera ha destruido sus recursos naturales, incluyendo su agricultura. Hoy la industria petrolera está en crisis debido al mal manejo del gobierno chavista, con una  corrupción galopante  que la ha  llevado de ser una de las primeras del  mundo. Venezuela tiene una deuda  externa que alcanza los 80.000 millones  de dólares (y sigue creciendo),  que  con las  grandes  reservas que posee y cinco gigantescas  refinerías, el gobierno totalitario y corrupto está comprando gasolina, gasoil, gas  doméstico e industrial y hasta  petróleo  liviano. Hoy la mayor preocupación del gobierno chavista es controlar la vida del pueblo como  la  compra de alimentos, construcción de viviendas, arreglos  de parques, plazas y  paseos  públicos, abandonando por  completo  el mantenimiento de  sus instalaciones petroleras. Según denuncias de la oposición la industria petrolera venezolana está plagada de técnicos  cubanos  que de petróleo  nada saben. Burocratizando el petróleo  Cuba y ahora China.
Venezuela  en más de quince  años de chavismo ha recibido más de DOS BILLONES  DE DOLARES, solo por  el petróleo, sin  embargo tiene una  deuda  externa que alcanza los 175.000 millones  de dólares, sin incluir  la deuda China  que llega a  los 50.000 millones  de dólares,  con 23  demandas internacionales  en el CIADI, las  cuales  suman varios  miles  de millones  de dólares. Ha sido tan gigantesca  la  corrupción  oficialista que en Venezuela se ha creado un grupo de millonarios  chavistas,  los cuales  antes de la llegada de Hugo Chávez vivían  como la mayoría de la población con modestos  sueldos, hoy  son potentados  millonarios, los  llamados boliburgueses del régimen, haciendo toda clase  de negocios fraudulentos, mientras crece  el hambre, el desempleo, la mendicidad, surgiendo  enfermedades  que  hace muchos  años  habían sido extirpadas,  como  la lepra, el paludismo, la fiebre  amarilla, la tuberculosis, la sarna y el dengue  entre otras, hospitales con infraestructuras  casi en ruinas,  sin  ninguna clase  de insumos médicos y de limpieza donde  reina la  total inseguridad tanto para el personal de salud como para los pacientes,  donde estos   tienen  que llevar sus medicinas y lencería y la mayoría  de las veces no hay  comida para los mismos, todo  un cuadro dantesco es el quebrado  sistema de salud pública, no hay reactivos  ni medicinas  para  los pacientes  de tratamientos  prolongados  de diabetes y cáncer, no hay  equipos  de  quimio y radio terapias, abarrotando  los  pacientes  de estas enfermedades cuando  sus pocas posibilidades  económicas se lo permiten  las clínicas privadas. Mientras  Venezuela se cae a pedazos,  el ilegitimo  y fraudulento  gobierno del presidente Maduro  goza de un presupuesto  para sus  gastos personales  que bordea los setecientos sesenta  y ocho millones  de euros (768 millones de dólares), a razón de 64 millones  de euros  mensuales. Maduro habla de la lucha  contra la  corrupción, pero no la combate, eso explica porque Maduro esta gordo y bien alimentado. 
El 85%  de los productos  alimenticios  que se consumen  en Venezuela  son importados, como es: la leche,  café, maíz, arroz, granos  de todas clases, aceite, quesos, margarina, huevos, pollos  carnes  rojas y trigo  entre otras, pero lo  grave  de todo esto  es la gran escasez  de todos estos productos  en el mercado, obligando  a la gente  a infamantes  colas para adquirirlos y sufrir  la  aberrante  humillación de ser marcados  con  marcadores rojos, pero no solo  está  sucediendo esta escasez  con  los alimentos, otro tanto   ocurre con  las medicinas, las personas en un  constante  peregrinar de farmacia  en farmacia. Hoy en Venezuela la inflación ya ha superado el 80% (el bolívar no vale nada), continuando  este país con el índice de  inflación  MÁS ALTO DEL MUNDO, al igual  que el índice de inseguridad con el MÁS  ALTO DEL MUNDO, 85 asesinatos  por cada 100.000 habitantes, pero los  cuerpos  de seguridad en su totalidad solo se dedican  a perseguir  a los opositores. Debido a que Venezuela no cambio su política económica, tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) consideran que Venezuela está en quiebra, ya que no tiene dinero para subsanar su deuda con las aerolíneas internacionales ni con las demás empresas trasnacionales de países vecinos, como México o Colombia.

No hay comentarios: