domingo, 6 de octubre de 2013

EE.UU/África: Guerra al terrorismo internacional

Fuerzas especiales de EE.UU. llevaron a cabo dos incursiones separadas en África contra líderes militantes islámicos. Una de ellos fue en Libia, y la otra en Somalía. Funcionarios estadounidenses dijeron que el líder libio de Al Qaeda -conocido como Anas al Libi- fue capturado en la capital, Trípoli. El hombre de 49 años era buscado por su participación en los atentados contra las embajadas de EE.UU. en el este de África en 1998. Se ofrecían US$5 millones por información que conduciera a su captura.
El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo que los operativos de las fuerzas especiales de su país en Libia y en Somalía demuestran la determinación de Washington de perseguir a los responsables de actos de terrorismo. Desde Indonesia, donde se encuentra remplazando al presidente Barack Obama quien canceló su gira asiática debido al conflicto político interno por el presupuesto, Kerry insistió que su país no cederá terreno en su guerra contra el terror.  Comandos especiales atacaron una casa en un pueblo somalí usada presuntamente por un líder de al Shabab vinculado al ataque contra el centro comercial de Westgate, en Kenia. Tras un intenso tiroteo, las fuerzas extranjeras se retiraron. Horas después, otro grupo comando capturó en Trípoli, la capital libia, al líder de al Qaeda Anas al Libi, buscado por los ataques contra las embajadas de EE.UU. en Tanzania y Kenia 15 años atrás.

El gobierno libio ha exigido una explicación a Washington por el operativo realizado por fuerzas especiales estadounidenses en Trípoli en el que fue capturado Anas al Libi, un presunto líder de al Qaeda buscado por los ataques a las embajadas de Tanzania y Kenia 15 años atrás. En un comunicado de la oficina del primer ministro, las autoridades del país norafricano han insistido que todo ciudadano libio debe ser juzgado en su nación, sin importar los cargos que se le imputan, y ha recordado que toda persona es inocente hasta que se demuestra lo contrario. Libia ratificó su "estrategia relación" con Estados Unidos en el área de seguridad y defensa, y espera que esta alianza no se vea perjudicada "como resultado de este incidente". Por la mañana, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, había declarado que los operativos de los comandos en Libia y también en Somalía tenían como objetivo demostrar la determinación de su gobierno de perseguir a los responsables de actos terroristas.

No hay comentarios: