martes, 9 de abril de 2013

Argentina: Esconden cantidad de muertos por inundaciones

El gobernador bonaerense, el peronista Daniel Scioli, ha debido admitir este lunes que hubo más de 51 muertos durante el temporal en la capital provincial, La Plata -tal y como viene denunciando la oposición- pero atribuyó esos decesos a "otras causas". "Hay 37 personas más fallecidas después del siniestro. Ahora, no propiamente por la inundación, esto es muy importante", sostuvo el mandatario en conferencia de prensa. Y puso de ejemplo que entre ellas "había 17 que estaban internadas en hospitales previo al temporal, son enfermedades terminales, son otras situaciones". Sin embargo, Scioli no ha aclarado a qué se debieron los decesos de la veintena restante ni tampoco ha descartado que la cantidad de muertos pueda aumentar, dijo, "dadas las características de esta tragedia y las condiciones geográficas".
"Pueden aparecer más" cadáveres, reconoció y añadió que "si hay alguna denuncia de un vecino que no aparece lo vamos a decir. Estamos rastreando en distintos lugares", reconoció.
Desde la tormenta y la inundación que el día 2 de abril devastaron La Plata, los vecinos y los medios de comunicación empezaron a sospechar de que las víctimas mortales ascenderían hasta un centenar a causa de los anegamientos de las calles y las propiedades.
Pese a la aseveración de Scioli el juez Luis Arias presume que las autoridades omiten información e investiga si la tragedia alcanzó a más víctimas. "Tal vez intentan tapar la situación", lanzó el magistrado.
"Comprendemos que pueda haber preocupación alrededor de este tema, obviamente estamos hablando de vidas. ¿Cómo vamos nosotros a ocultar una cosa así? En la medida que fue llegando información de los hospitales, del registro de personas y de la morgue, la dimos a conocer", retrucó Scioli.
Los partidos de oposición en la provincia impulsan en estos momentos una comisión de investigación. Quieren que en la legislatura se investigue la conducta de Scioli y el alcalde platense Pablo Bruera (peronista). Ambos ya fueron denunciados penalmente. La noche de la inundación, el jefe comunal aseguró vía Twitter que estaba mojado hasta la cintura auxiliando a los vecinos. Sin embargo, al día siguiente regresó de Río de Janeiro, donde pasaba sus vacaciones. Por supuesto, culpó del 'error' de comunicación a sus asesores.

No hay comentarios: