jueves, 6 de diciembre de 2012

Egipto: Mursi desafía al pueblo

Autoridades en Egipto dijeron que cuatro personas murieron y más de 400 resultaron heridas durante los enfrentamientos en El Cairo entre partidarios y opositores del gobierno del presidente Mohamed Morsi. Ambos grupos se atacaron con piedras y bombas molotov, luego de que simpatizantes del presidente trataran de dispersar una protesta de la oposición a las afueras del palacio presidencial. Líderes de la oposición han acusado a los Hermanos Musulmanes de organizar la violencia. Cuatro asesores de Morsi han renunciado. Los estallidos se han extendido a otras partes de Egipto, como las ciudades de Ismailia y Suez, donde fueron hubo ataques contra las oficinas de Hermanos Musulmanes. La oposición dice que está lista para el diálogo si Morsi anula el decreto que le otorga poderes y posponer el venidero referendo constitucional.
El ejército de Egipto ha desplegado tanques y otras unidades blindadas en los alrededores del palacio presidencial en El Cairo luego de una noche de duros enfrentamientos entre simpatizantes y detractores del presidente Mohamed Morsi. Según las autoridades, cuatro personas murieron en los choques que se registraron cuando afines al presidente y su partido, la Hermandad Musulmana, intentaron bloquearle el paso a la zona a una marcha de la oposición. Los líderes opositores responsabilizan a la Hermandad Musulmana de haber promovido la violencia, que, según los informes más recientes, ha disminuido notablemente. Los detractores del presidente Morsi afirman estar listos para dialogar con el gobierno si se anulan los recientes decretos con los que el mandatario se arrogó poderes especiales y si se pospone el venidero referéndum sobre la polémica Constitución, cuyo borrador fue aprobado por la Asamblea la semana pasada.
La Guardia Republicana de Egipto ha ordenado este jueves a todos los manifestantes abandonar la zona frente al palacio presidencial en El Cairo. El ultimátum - que prohíbe todas las protestas en el palacio - ocurrió al finalizar una reunión entre el presidente Morsi y comandantes militares. La medida se realiza después de violentos enfrentamientos entre partidarios y opositores del presidente, que dejó veinte muertos y más de 600 heridos. La máxima autoridad islámica de Egipto, Al-Azhar, ha instado a Morsi a retirar los amplios poderes presidenciales que se adjudicó y que detonaron la crisis. Se espera que en las próximas horas Morsi renuncie a sus poderes absolutos y que reabra el congreso, ya que actualmente Egipto vive una dictadura teocrática.

No hay comentarios: