lunes, 2 de enero de 2012

MRTA: Venganza terrorista

El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), es una organización terrorista peruana, fundada en 1984 de tendencia izquierdista. Actualmente, tiene el apoyo de otros países sudamericanos. Aunque ya no existe como un grupo armado en Perú, el MRTA tiene vínculos con el narcotráfico en la selva amazónica, en la frontera entre Perú y Colombia. La izquierda peruana los protege. Son paramilitares en Venezuela (los Túpac) y Bolivia (Tupamarus), atacando a los opositores a estos gobiernos dictatoriales.
El MRTA fue liderado por Víctor Polay Campos (tiene su facebook, promueve la violencia contra las trasnacionales y el gobierno peruano). Entre las décadas de 1980 y 1990, el MRTA y el grupo terrorista Sendero Luminoso, competían por el control del Perú. Enfrentándose ambos grupos en universidades estatales y penales. En 1992, durante el gobierno de Alberto Fujimori, Víctor Polay Campos es capturado y encarcelado. Siendo juzgado por una Corte Militar y sentenciado a Cadena Perpetua, debido a los crimines cometidos. Las acciones de este grupo terrorista fueron asesinatos de civiles, militares y policías, atentados con autos bomba, secuestros, el derribo de torres eléctricas e incursiones armadas, incluso atacaron fuertemente la ciudad capital de Lima, a finales de los 80’s e inicios de los 90’s. Se calcula que mataron más de 10 mil personas debido a sus acciones terroristas en casi 20 años. Los terroristas del MRTA vestían uniforme para no ser confundidos con los civiles en las zonas alto andinas, pero en las ciudades se mezclaban entre la población para realizar sus letales ataques. En diciembre de 1996, un comando terrorista del MRTA, liderados por Néstor Cerpa Cartolini tomó la residencia del embajador japonés en Lima, capturando a 600 rehenes, donde se encontraban políticos y empresarios peruanos, en lo que fue su última gran acción terrorista en la historia del Perú. Los terroristas habían colocado minas alrededor de la residencia del embajador japonés, ya que su misión era suicida, si los militares o la policía intentaba rescatar a los rehenes todos volarían en pedazos. En abril de 1997, se dio el asalto a la embajada por fuerzas especiales del ejército, en la exitosa Operación Chavín de Huántar. Durante el asalto murieron los 14 terroristas, 1 rehén y 2 comandos en el operativo militar llevado a cabo para liberar a los 72 rehenes que permanecían cautivos. Considerado un éxito por el presidente Alberto Fujimori y por la prensa internacional, ya que la mayor parte de los rescates terminan con la muerte de los rehenes. A partir de esta fallida incursión terroristas es que los miembros del MRTA huyen a otros países latinoamericanos de tendencia izquierdista (eje de Hugo Chávez), como Bolivia y Venezuela. En Venezuela, el MRTA es un grupo paramilitar que realiza acciones terroristas contra la oposición venezolana, de lo cual se jactan en su página de Internet. Mientras que en Bolivia, el MRTA controla la Inteligencia Boliviana y son los encargados de la seguridad de Evo Morales, coordinando acciones con el gobierno Venezolano. En la página web oficial del MRTA, estaría buscando la manera de volver a la lucha armada en Perú, pues cuenta con el apoyo de políticos sudamericanos de izquierda. Además, el MRTA posee una fortuna millonaria ganada mediante secuestros y extorción a empresarios y políticos peruanos. Ningún gobierno peruano hasta ahora ha pedido el embargo de este dinero, pese a los crímenes de derechos humanos cometidos por este grupo terrorista. El gobierno aprista intentó fallidamente que se reconociera ante el Parlamento Europeo al MRTA como una organización terrorista. El Parlamento Europeo rechazó la propuesta, puesto que no existen evidencias de que estén en actividad desde el 2004. Así mismo, desde ese año, los servicios de inteligencia de EE.UU., también han descartado de su lista de organizaciones terroristas activas, al MRTA. Hoy, el gobierno de Ollanta Humala blindara a los comandos de Operación Chavín de Huántar, acusados por la CIDH por supuestos ajusticiamientos extrajudiciales. Cabecillas del MRTA han sido liberados por malos jueces, estos ahora buscan desequilibrar al gobierno por medio de los Grupos de Defensa Antimineros. El congresista nacionalista Javier Diez Canseco, se ha convertido en el más firme defensor de este grupo terrorista, pues hace eco de sus publicaciones virtuales.

No hay comentarios: