sábado, 8 de octubre de 2011

Estados Unidos: Persecución a inmigrantes

Durante el gobierno de George W. Bush se iniciaron las persecuciones contra inmigrantes ilegales, principalmente latinos. Acusados de realizar actos criminales en suelo norteamericano, cuya psicosis terrorista se inicio con los fatídicos atentados de Nueva York. Luego con la llegada de Obama se esperaba que dicha situación se reinvirtiera, ya que una gran mayoría de latinoamericanos voto por él y además esa fue su promesa de campaña. Sin embargo, los Republicanos acusan a los inmigrantes de robar el empleo a los nacionales y han saboteado los proyectos sobre inmigrantes promovidos por Obama. Debido a que Estados Unidos sigue en Crisis Económica y que la recuperación económica sigue lenta y débil. Aquí un resumen de los problemas de inmigrantes en algunos estados norteamericanos.
En marzo de este año, los estados de Georgia, Nuevo México y Utah fueron los primeros que aprobaron leyes antiinmigrantes. La Cámara de Representantes del estado de Georgia aprobó un proyecto de ley para combatir la llegada de indocumentados que contiene puntos similares a la dura y polémica Ley SB1070 de Arizona, promulgada el 23 de abril del año pasado. Conforme a la iniciativa de Georgia, los empleadores estarán obligados a verificar la condición migratoria de las personas que contraten, en tanto que aquéllas que "de manera deliberada y fraudulenta" presenten documentación falsa en solicitudes de trabajo incurrirán en delito grave. Este delito grave conllevará una pena máxima de 15 años de prisión y una multa de $250 mil.
Al ceder a la presión política, la gobernadora, la republicana Susana Martínez, la Cámara de Representantes de Nuevo México aprobó una propuesta para el estado suspenda la entrega de licencias de conducir a los indocumentados. La mayoría republicana logro revivir el proyecto legislativo que había sido suprimido por la cámara baja, controlada por los demócratas.
La legislatura del estado de Utah aprobó una reforma en la inmigración que comprende una ley al duro estilo de Arizona y un programa de trabajadores huéspedes para indocumentados. Los simpatizantes dijeron que el paquete legal de la reforma, aprobado presenta un equilibrio entre el imperio de la ley, las necesidades económicas y un sentido de piedad. Los detractores, incluidos muchos republicanos conservadores, afirmaron que la reforma es una especie de recompensa indebida para los indocumentados, que además posiblemente alentará una mayor ingreso de inmigrantes sin papeles.
Estados Unidos convirtió el estado de Arizona en "un laboratorio desde el que exportar medidas antiinmigrantes al resto del país", afirmó en Madrid la activista y abogada estadounidense de origen mexicano Isabel García. Con la entrada en vigor, en julio de 2010, de la conocida como "Ley Arizona", "la situación en la frontera no ha cambiado, sino que está en pleno apogeo y va a más", aseguró García en una entrevista con Efe en la Casa de América de la capital española. Destacada defensora de los derechos de los inmigrantes en EEUU, en especial de los mexicanos, la activista explicó que cada año aumenta el número de muertes en la frontera de Arizona y Sonora, y cada vez son más los desaparecidos y reclamados por sus familias. "Anualmente contabilizamos más de 250 muertes y sólo desde el pasado mes de octubre llevamos ya más de 169, sin contar las de agosto y septiembre", destacó. García señaló que solamente en la frontera de Arizona y Sonora hay ahora mismo 600 cuerpos a la espera de ser identificados mediante las pruebas de ADN. "Las muertes se tratan de ocultar y por eso hemos establecido un protocolo de trabajo con los médicos forenses que queremos extender por el resto de fronteras", añadió.
El presidente estadunidense Barack Obama debe mostrar un mayor liderazgo y redoblar esfuerzos para detener las leyes antiinmigrantes, indicó el periódico The New York Times (NYT). “La administración de Obama estaba en lo correcto al entablar una demanda para detener la ley de Alabama. Necesita seguir presionando con sus apelaciones las decisiones judiciales y combatir leyes similares en Utah, Georgia, Indiana y Carolina del Sur”, señaló. En su editorial titulado “La vergüenza de Alabama”, el diario llamó a Obama a contrarrestar “la hostilidad que se ha apoderado de Alabama y de tantos otros estados”, en referencia a las leyes antiinmigrante que violan los derechos civiles de los migrantes en Estados Unidos. Sugirió que el presidente podría comenzar su ofensiva contra leyes migratorias injustas eliminando el programa de Comunidades Seguras, que “refuerza la falsa noción de que la mayoría de los inmigrantes indocumentados supone un riesgo para la seguridad de este país”.

No hay comentarios: