jueves, 20 de octubre de 2011

Muamar el Gadafi: Ascenso y caída

Muamar el Gadafi, fue un militar y autócrata libio, líder de facto del régimen dictatorial de su país desde el 1 de septiembre de 1969 hasta agosto de 2011. Gadafi lideró la Revolución del 1 de septiembre de 1969 que derrocó al rey Idris I de Libia, sustituyendo el Reino de Libia por la República Árabe Libia. Aunque oficialmente no ocupó ningún cargo público, se le atribuye el título honorífico de «Líder de la Revolución» o «Hermano Líder y Guía de la Revolución», según declaraciones del gobierno y funcionarios de prensa. Como parte de su programa socialista de gobierno, Gadafi nacionalizó en la década de 1970 toda la empresa privada, incluyendo la tierra, la industria petrolera y los bancos, y permitiendo solo los pequeños negocios familiares. Durante su estancia de varias décadas en el poder ha promovido lo que para el coronel Gadafi es la ideología y el estado socialista ideal para el Tercer Mundo, la «tercera teoría universal» y la «yamahiriya», respectivamente. Por la edad con la que tomó el poder, su imagen de militar rebelde y sus políticas izquierdistas anticolonialistas y antioccidentales y de distribución de la riqueza fue calificado frecuentemente como el «Che Guevara árabe». Quiso ser el sucesor del líder egipcio Gamal Abdel Nasser, como cabeza visible del panarabismo y del socialismo árabe e intentó en más de una ocasión, sin éxito, unificar a Libia con alguno de estos países árabes: Egipto, Sudán, Siria e Irak, llegando incluso a formar la Federación de Repúblicas Árabes entre 1972 y 1977. Adicionalmente, Gadafi hizo intentos por unificar Libia con Túnez, Argelia, Marruecos y Chad. Asimismo quiso posicionarse como sucesor del entonces presidente yugoslavo Josip Broz Tito y del político indio Sri Pandit Jawaharlal Nehru dentro del Movimiento de Países No Alineados, para convertirse en el líder de esta organización de Estados tercermundistas no alineados ni con el capitalismo estadounidense ni con el socialismo soviético. En su ejercicio del poder tuvo varias metamorfosis en su alineación geopolítica. Al inicio de su régimen preservó cierta cercanía con Francia, pero al poco tiempo se alineó con la extinta superpotencia Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Abrazó sucesivamente el panarabismo, el anticomunismo, el pro-sovietismo, el panislamismo, el intervencionismo belicista y un panafricanismo pacifista que le convirtió en el artífice de la Unión Africana. Especialmente en la década de 1980, fue objeto de varios intentos de derrocamiento por parte del gobierno de los Estados Unidos. Durante un bombardeo estadounidense a Trípoli, ejecutado en 1986, bajo la administración de Ronald Reagan, Hana, la hija de Gadafi, resultó muerta. Por otra parte, Gadafi fue beligerante al enviar alrededor de 3000 efectivos militares libios en respaldo del dictador ugandés Idi Amin durante la Guerra Uganda-Tanzania, a fines de los 70. Entre la década de los 70 y 80, Gadafi intervino militarmente en su vecino sureño Chad, ordenó la invasión y anexión de la Franja de Aouzou chadiana debido a sus potenciales depósitos de uranio, y trató de derrocar al entonces presidente Hissène Habré durante la Guerra de los Toyota.
Entre el final de la década de 1990 e inicios de la nueva década del 2000, al abandonar el patrocinio del terrorismo en terceros países y el desarrollo de armas de destrucción masiva, ha conseguido la rehabilitación por parte de las potencias occidentales, que sacaron a su país de la categoría de «Estado paria» a la de miembro pleno de la «comunidad internacional», tránsito que se ha saldado con la visita a Trípoli de políticos occidentales de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania. Por esa razón Muamar el Gadafi ha sido calificado tanto de líder hábil y coronel revolucionario e idealista como de dirigente imprevisible, temido y déspota. Asimismo para mejorar la situación económica de Libia, Gadafi permitió durante la década del 2000 el ingreso de petroleras extranjeras.
En febrero de 2011, protestas de opositores al gobierno de Gadafi fueron duramente reprimidas, agudizando el conflicto que desembocó en una rebelión de gran escala. Las tropas opositoras lograron dominar gran parte del territorio libio y capturaron la capital el 28 de agosto de 2011, tras lo cual Gadafi huyó a Sirte estableciendo un gobierno paralelo al del Consejo Nacional de Transición. Luego de varias semanas de sitiar Sirte, Gadafi fue herido en combate y falleció producto de sus heridas. Según el video publicado en Youtube.com por los rebeldes, Gadafi habria muerto linchado por el pueblo libio. El pueblo libio festejo su muerte, enterados por su muerte en los siguientes días.

sábado, 8 de octubre de 2011

Estados Unidos: Persecución a inmigrantes

Durante el gobierno de George W. Bush se iniciaron las persecuciones contra inmigrantes ilegales, principalmente latinos. Acusados de realizar actos criminales en suelo norteamericano, cuya psicosis terrorista se inicio con los fatídicos atentados de Nueva York. Luego con la llegada de Obama se esperaba que dicha situación se reinvirtiera, ya que una gran mayoría de latinoamericanos voto por él y además esa fue su promesa de campaña. Sin embargo, los Republicanos acusan a los inmigrantes de robar el empleo a los nacionales y han saboteado los proyectos sobre inmigrantes promovidos por Obama. Debido a que Estados Unidos sigue en Crisis Económica y que la recuperación económica sigue lenta y débil. Aquí un resumen de los problemas de inmigrantes en algunos estados norteamericanos.
En marzo de este año, los estados de Georgia, Nuevo México y Utah fueron los primeros que aprobaron leyes antiinmigrantes. La Cámara de Representantes del estado de Georgia aprobó un proyecto de ley para combatir la llegada de indocumentados que contiene puntos similares a la dura y polémica Ley SB1070 de Arizona, promulgada el 23 de abril del año pasado. Conforme a la iniciativa de Georgia, los empleadores estarán obligados a verificar la condición migratoria de las personas que contraten, en tanto que aquéllas que "de manera deliberada y fraudulenta" presenten documentación falsa en solicitudes de trabajo incurrirán en delito grave. Este delito grave conllevará una pena máxima de 15 años de prisión y una multa de $250 mil.
Al ceder a la presión política, la gobernadora, la republicana Susana Martínez, la Cámara de Representantes de Nuevo México aprobó una propuesta para el estado suspenda la entrega de licencias de conducir a los indocumentados. La mayoría republicana logro revivir el proyecto legislativo que había sido suprimido por la cámara baja, controlada por los demócratas.
La legislatura del estado de Utah aprobó una reforma en la inmigración que comprende una ley al duro estilo de Arizona y un programa de trabajadores huéspedes para indocumentados. Los simpatizantes dijeron que el paquete legal de la reforma, aprobado presenta un equilibrio entre el imperio de la ley, las necesidades económicas y un sentido de piedad. Los detractores, incluidos muchos republicanos conservadores, afirmaron que la reforma es una especie de recompensa indebida para los indocumentados, que además posiblemente alentará una mayor ingreso de inmigrantes sin papeles.
Estados Unidos convirtió el estado de Arizona en "un laboratorio desde el que exportar medidas antiinmigrantes al resto del país", afirmó en Madrid la activista y abogada estadounidense de origen mexicano Isabel García. Con la entrada en vigor, en julio de 2010, de la conocida como "Ley Arizona", "la situación en la frontera no ha cambiado, sino que está en pleno apogeo y va a más", aseguró García en una entrevista con Efe en la Casa de América de la capital española. Destacada defensora de los derechos de los inmigrantes en EEUU, en especial de los mexicanos, la activista explicó que cada año aumenta el número de muertes en la frontera de Arizona y Sonora, y cada vez son más los desaparecidos y reclamados por sus familias. "Anualmente contabilizamos más de 250 muertes y sólo desde el pasado mes de octubre llevamos ya más de 169, sin contar las de agosto y septiembre", destacó. García señaló que solamente en la frontera de Arizona y Sonora hay ahora mismo 600 cuerpos a la espera de ser identificados mediante las pruebas de ADN. "Las muertes se tratan de ocultar y por eso hemos establecido un protocolo de trabajo con los médicos forenses que queremos extender por el resto de fronteras", añadió.
El presidente estadunidense Barack Obama debe mostrar un mayor liderazgo y redoblar esfuerzos para detener las leyes antiinmigrantes, indicó el periódico The New York Times (NYT). “La administración de Obama estaba en lo correcto al entablar una demanda para detener la ley de Alabama. Necesita seguir presionando con sus apelaciones las decisiones judiciales y combatir leyes similares en Utah, Georgia, Indiana y Carolina del Sur”, señaló. En su editorial titulado “La vergüenza de Alabama”, el diario llamó a Obama a contrarrestar “la hostilidad que se ha apoderado de Alabama y de tantos otros estados”, en referencia a las leyes antiinmigrante que violan los derechos civiles de los migrantes en Estados Unidos. Sugirió que el presidente podría comenzar su ofensiva contra leyes migratorias injustas eliminando el programa de Comunidades Seguras, que “refuerza la falsa noción de que la mayoría de los inmigrantes indocumentados supone un riesgo para la seguridad de este país”.