lunes, 14 de marzo de 2011

Desastre en Japón

El número de muertos o desaparecidos por el terremoto de 9.0 grados Richter y el subsiguiente tsunami de hace tres días en Japón asciende a cinco mil, reportaron fuentes policiales. La policía de Miyagi, la más afectada por el desastre natural confirmó este lunes el hallazgo de unos dos mil cuerpos en zonas costeras de esa prefectura, mientras que entre 200 y 300 fueron reportados en la capital, Sendai. Con estos hallazgos, el número confirmado de muertos o desaparecidos por el terremoto asciende al menos cinco mil. Un millar de las víctimas mortales se registraron sólo en la ciudad costera de Minamisanriku, que prácticamente desapareció por el tsunami.
La policía estima que la cifra final de muertos podría aumentar de manera considerable debido a que hasta ahora el gobierno no ha podido hacer contacto con cerca de 10 mil personas en Minamisanriku -más de la mitad de la población de esa ciudad-, que hasta ahora no han sido incluidas en el recuento oficial de muertos o desaparecidos. El destino de varias decenas de miles de personas, entre ellas ocho mil residentes de la pequeña ciudad costera de Otsuchi, en la prefectura de Iwate, también sigue sin conocerse. De acuerdo con el reporte de la agencia oficial de noticias japonesa Kyodo, hasta este lunes al menos 550 mil personas han sido desalojadas en seis prefecturas debido a la falta de agua, alimentos y combustibles, y trasladados a refugios seguros. La Agencia de Gestión de Desastres, por su parte, estimó que el número de construcciones que fueron total o parcialmente destruidas alcanzaría las 63 mil 255, aunque la cifra podría aumentar conforme se haga una evaluación más profunda.
Las pérdidas económicas en las regiones japonesas que fueron afectadas por el gran terremoto llegarán a entre 14 y 15 billones de yenes, lo que equivale a $ 171.000 y 183.000 millones de dólares, según dijo Credit Suisse en un comunicado. La estimación, realizada por Credit Suisse, tiene en cuenta sólo los costos en las regiones del norte directamente afectadas por el terremoto y no incluye otras pérdidas posibles, como por ejemplo la baja en la actividad manufacturera por los cortes de electricidad.
El economista en jefe de Credit Suisse, Hiromichi Shirakawa dijo que las pérdidas económicas serían "poquito menos del 40%" de los 40 billones de yenes que se perdieron en el terremoto de Kobe en 1995. Shirakawa aseguró que las pérdidas serían menores debido a que un número menor de edificios de oficinas, instalaciones comerciales y autopistas han sido afectadas en esta oportunidad. También mencionó que no se han registrado grandes daños en fábricas importantes.

No hay comentarios: