martes, 22 de febrero de 2011

Corrupta justicia latinoamericana

En Latinoamérica la justicia no funciona como debe pues esta está politizada y/o controlada por la izquierda sudamericana. Muchas veces el poder judicial se basa en denuncias y por ese motivo entre el 60% y 80% de los presos en las cárceles son inocentes, pues el poder judicial se demora entre 5 años a 80 años en dictaminar una sentencia, dependiendo del país sudamericano donde se de el proceso judicial. Debido a que el sistema de justicia latinoamericana no este bien organizado, es que se dan casos de corrupción como la compra de jueces o tribunales, para favorecer muchas veces a los grupos criminales desde narcotraficantes hasta terroristas. En otros casos, los jueces favorecen al que tiene más plata, que en muchas veces son violadores o asesinos confesos, pero supuestamente liberados por falta de pruebas. Otro factor es la politización judicial, principalmente en los países del bloque del Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA), controlada y dirigida por el presidente venezolano Hugo Chávez, donde el poder judicial es controlado por el partido de gobierno, siendo en muchos casos el partido nacionalista, indígena y socialista, persiguiendo a los opositores al régimen y fomentando la estatización o nacionalización de las empresas privadas, tanto nacionales como trasnacionales. Logrando de esta manera los gobernantes convertirse en presidentes vitalicios o en democracias socialistas, lo cual es solo un juego de palabras. Los presidentes del ALBA ahora controlan los medios de comunicación y muchas empresas privadas están en manos del gobierno, lo que ha generado que debido al alza del petróleo estas estén en camino a una hiperinflación o que sus economías están infladas por el alza de los minerales, ya que al no existir empresas privadas no saben como convertir sus recursos minerales en otros bienes o productos. Es decir, no existe la competencia ni libre mercado ni libre expresión, son los gobiernos los que deciden la vida de la personas hasta en los mas mínimos detalles, desde que comer, con quien casarse o cuando ir al baño. Como sucede en Venezuela o Cuba, pues los gobiernos son los únicos inteligentes y sus pueblos no tiene derecho a pensar, si lo hacen se les considera un pecado mortal contra la autoridad del supremo gobernante, el cual muchas veces se cree Dios. Solo hay tres casos donde la justicia es en base a pruebas y sigue el modelo europeo o de Estados Unidos, siendo Chile, Colombia y Brasil, la excepción dentro de la corrupta justicia latinoamericana. México recién esta adaptando el modelo norteamericano a su sistema de justicia, debido a las presiones de Estados Unidos y Europa en la lucha contra los carteles del narcotráfico.

No hay comentarios: