jueves, 7 de octubre de 2010

México: Unificara policía

El Consejo Nacional de Seguridad Pública mexicano (CNSP), que encabeza el presidente Felipe Calderón, aprobó eliminar las policías municipales actuales y ponerlas bajo mandos estatales únicos, medida que ha sido aprobada por el Congreso y la mayoría de los estados. En la XXVIII sesión del organismo, celebrada en el Campo Marte de la capital mexicana, el mandatario, los gobernadores de la mayoría de los 32 estados del país y representantes de los municipios adoptaron una medida que pretende combatir con más eficacia al crimen organizado.
El presidente Calderón, a favor de esta propuesta, se ofreció a presentar ante el Legislativo una iniciativa "que creará un modelo policial basado en 32 policías estatales con un mando único y confiable en cada una". Este esquema permitirá "avanzar con mucha mayor claridad y unidad de mando en la coordinación en los distintos órdenes de gobierno" en el combate al crimen organizado, una de las prioridades en su mandato (2006-2012). "Nuestro objetivo primordial es lograr que, sin importar quién gobierne o a qué partido pertenezca, los mexicanos estén protegidos por una policía honesta y profesional, por un sistema de justicia eficaz y transparente, y por un marco legal que fortalezca a la autoridad frente a los criminales y permita castigar eficazmente a los delincuentes", agregó. Para Calderón, "no hay mejor respuesta a la criminalidad que soluciones institucionales que perduren más allá de los Gobiernos".
Por su parte, el gobernador del estado de Nuevo León, Rodrigo Medina, sostiene que la crisis de seguridad que existe en el México actual se necesita de unión y resultados. Lo cual considera una cuestión ineludible del gobierno central como de los municipios. Sin embargo, se muestra escéptico de la manera como lo esta haciendo el gobierno central. Destacó que el nuevo modelo unificado policial "favorecería (contar con) una policía científica y de investigación, y permitiría acciones más articuladas y efectivas" contra el crimen organizado. Además, Medina demandó "una repartición más equilibrada de los recursos de seguridad" que maneja el Gobierno federal para hacer frente a los nuevos retos y responsabilidades que hay en México.
México y Colombia han mejorado la calidad de sus fuerzas armadas, principalmente de la policía. Sin embargo, el narcotráfico y las pandillas juveniles se adaptan a las nuevas leyes, buscando siempre la manera de corromper a la justicia. Esperemos que otros países latinoamericanos sigan el ejemplo de estos países, ya que el narcotráfico trabaja con los grupos terroristas para que le den protección armada. Como lo es Sendero en Perú y las FARC en Colombia. Lo peor de todo, es que estos grupos son financiados por medio de Organismos No Gubernamentales u ONG's de derechos humanos (brazos políticos o disfraz) que tienen sus sedes en Europa y Estados Unidos. Esperemos que las potencias vigilen y supervisen la labor de estas organizaciones, ya que muchas de ellas tienen vínculos con grupos terroristas anti USA o anti-capitalistas.

No hay comentarios: