lunes, 26 de abril de 2010

Estados Unidos: Batalla contra la Ley Anti-inmigrantes

El alcalde de Phoenix, Phil Gordon, declaró hoy que este martes pedirá al cabildo de gobierno de la ciudad autorización para que el procurador de distrito local demande a la ley antiinmigrantes SB 1070 ante una corte estatal de Arizona. Gordon dijo a reporteros locales que tendría que solicitar el permiso mañana martes porque este lunes el consejo de gobierno tenía una agenda saturada de ocupaciones. El alcalde señaló que el procurador puede pedir a una corte una orden para que la legislación, conocida como la más severa contra los inmigrantes en Estados Unidos, quede sin efecto en tanto se determina si es constitucional y si de activarse no afectaría los derechos de las personas. Al mismo tiempo Gordon solicitará al Departamento de Justicia que revise si la ley SB 1070 atenta contra los derechos civiles de los residentes y visitantes latinos a Phoenix.
Por su parte, la mayor organización legal en el país, la Unión de Libertades Civiles Estadounidenses (ACLU) y una organización nacional latina, el Fondo México Americano para la Defensa Legal y la Educación (Maldef) informaron por separado que analizan demandas que presentarán contra la ley antiinmigrante de Arizona. Maldef había declarado que la ley SB 1070 es muy vulnerable a demandas, inclusive a título personal de ciudadanos o residentes legales principalmente latinos que puedan ser detenidos e interrogados por su aspecto o cultura.
El congresista Ed Pastor anunció por su parte que personalmente pedirá al procurador general Eric Holder, un experto en derechos civiles, una orden de restricción contra la SB 1070 y contra la cláusula que permite a departamentos de policía regulares colaborar en operativos con autoridades de migración federales. Pastor dijo que si la ley aprobada en Arizona viola los derechos civiles requiere de una orden de restricción temporal que impida que otros estados intenten aprobar legislaciones réplicas. La serie de demandas se preparan paralelamente a una reunión de la bancada latina en el Congreso a la que convocaron para este martes los congresistas Luis Gutiérrez, Raúl Grijalva y Ed Pastor para abordar el tema de la ley antiinmigrante de Arizona.
En México, la bancada del PAN en la Cámara de Diputados subirá un punto de acuerdo a la tribuna, en el que se solicita al Presidente de la República la defensa constante y permanente de los migrantes que radican en Arizona a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores; así como la lucha jurídica para impedir la entrada en vigor de la ley antiinmigrante. Entrevistado en el marco de la Asamblea Estatal de Acción Nacional en Coahuila, el Sub coordinador jurídico del Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, Jesús Ramírez Rangel, indicó que promoverán un acuerdo entre las diferentes fracciones parlamentarias a fin de que este martes se someta a votación la petición y que la posición de rechazo a la citada ley sea unánime. Expuso que en este momento la embajada de México está analizando los efectos legales y los posibles recursos legales que se tengan dentro del sistema legal estadounidenses, los cuales consideró existen, y podrían impedir la entada en vigor de dicha legislación en aquella zona de Estados Unidos. Ramírez Rangel, expuso que los legisladores solicitarán acciones concretas o en su caso dando el espaldarazo a la posición que ha tomado el Gobierno de México de rechazo a la citada ley, pues dijo que se estima que existen entre 1.5 y 2 millones de mexicanos que radican en el estado de Arizona, por lo que afecta la seguridad de los migrantes que lo único que hacen es buscar su mejor calidad de vida. El diputado federal, manifestó que el fenómeno de los migrantes subsiste por una desigualdad e inequidad económica, buscando una oportunidad de trabajo que no los hace delincuentes.

No hay comentarios: