miércoles, 24 de febrero de 2010

Grupo de Río crea nuevo bloque

Los 25 Jefes de Estado de América Latina y el Caribe aprobaron la Declaración Final de la Cumbre del Grupo de Río, que resolvió constituir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, como espacio regional propio que reúna a todos los países que forman parte de América Latina y el Caribe. El documento expresa la intención que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños asuma el patrimonio del Grupo de Río y de la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre Integración y Desarrollo. A partir de esta decisión, las reuniones del Grupo de Río y la CALC se realizarán a través de este foro unificado de acuerdo con los calendarios de reuniones de ambos mecanismos. Los mandatarios dijeron que esta iniciativa busca unificar organismos internacionales porque se eliminan situaciones burocráticas que muchas veces impiden mejores logros en los procesos de integración. Manifestaron también que la iniciativa tiene su perfil de nacionalización de recursos porque unificando dos organismos en uno, despojándolo de grandes estructuras, se abaratan notablemente los costos.
Este nuevo organismo trabajará en paralelo a la OEA y no contempla la presencia de Estados Unidos y Canadá, el presidente mexicano Felipe Calderón se congratuló porque es “un paso efectivo hacia la unión que ya han conseguido otras regiones del mundo como la Unión Europea y hará posible estrechar los vínculos políticos económicos y sociales, vínculos que permiten crecer a los pueblos y enfrentar conjuntamente los retos del Siglo XXI”. Sobre este punto, la canciller Patricia Espinosa planteó que la región debe discutir ahora si se trata de “dar los primeros pasos hacia la conformación de una instancia comunitaria como la que dio origen a la Unión Europea”. El último día de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, Calderón hizo el anuncio de este nuevo organismo cuyo nombre se definirá en la primera Cumbre a celebrarse en 2011 en Caracas o el año siguiente en Santiago de Chile y que pretende ser un “mecanismo único” de cooperación, de respeto al derecho internacional, la igualdad soberana de los Estados, el no uso ni la amenaza del uso de la fuerza, la democracia, el respeto a los derechos humanos y al medio ambiente. El mandatario mexicano se congratuló porque “a pesar de los problemas que prevalecen entre varios países y de las diferencias naturales que existen, se avanzó hacia el sueño de una Latinoamérica y un Caribe verdaderamente unidos”.
El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, se felicitó por lo que definió como “un hecho histórico de gran dimensión”. “Estamos creando nuestra personalidad como región cuando estamos creando la Comunidad de América Latina y el Caribe”, afirmó y señaló que el acuerdo alcanzado puede parecer “poco para las personas que tienen mucha prisa”, pero no lo es “para las personas que trabajan con tiempo histórico”, y recordó que hasta diciembre de 2009, en Brasil, los países de América Latina y el Caribe no habían podido reunirse en su totalidad en 200 años. “La única salida que tenemos es trabajar fuerte en nuestra integración”, dijo el presidente Lula, y recordó que está será su última cumbre del Grupo de Río a la que asista, ya que concluye su mandato a principios del próximo año.También se felicitó el presidente cubano, Raúl Castro, por el éxito de la cumbre, al destacar la “trascendencia histórica” que supone la creación de este Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y consideró la Cumbre del Grupo de Río prevista en Caracas en 2011 como el “momento idóneo” para ponerla en marcha.
Lula aprovechó para criticar a la OEA por no solucionar la crisis política en Honduras tras el golpe de Estado al presidente Manuel Zelaya. Sólo el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, salió en defensa de Honduras, país marginado de esta cumbre latinoamericana por estar suspendida de la OEA, tras señalar que: “el pueblo hondureño es víctima del militarismo y no merece castigo, sino auxilio”. Aunque los mandatarios se mostraron divididos sobre Honduras.

No hay comentarios: