lunes, 28 de diciembre de 2009

Quiebra Air Comet, latinos afectados

La actitud que adoptó este mes Gerardo Díaz Ferrán, el presidente de la poderosa Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), y presidente de la compañía aérea Air Comet que dejó abandonados a miles de viajeros luego de su quiebra, demuestra su soberbia por su poder dentro de España y su desprecio por los latinos, mal llamados sudacas. La quiebra en vísperas de la Navidad, da pie ha pensar que hay intereses anticristianos o antilatino (neonazis u otros) en España. Air Comet enfrentaba desde hace meses un conflicto serio con sus acreedores y trabajadores a quienes les adeuda medio año de salarios. Mientras Díaz Ferrán coqueteaba con el opositor Partido Popular (PP) a quien le ha dado no sólo su apoyo desde la CEOE en contra del gobierno, sino también apoyo financiero para algunas campañas políticas. Es por eso que tampoco sorprendieron las declaraciones de dirigentes de ese partido al que las encuestas le atribuyen la mayoría del respaldo electoral. Los políticos del PP justificaron al empresario basados en la globalidad de la crisis. Díaz Ferrán le atribuyó la crisis de su empresa a un juez británico que ordenó el viernes 19 el cese de la actividad de la aerolínea a pedido de una de los acreedores que decidió llegar al final ante el fuerte endeudamiento de Air Comet.
Miles de personas -muchas de ellas con niños pequeños y con sus últimos ahorros invertidos en los pasajes- que quedaron varados en el aeropuerto de Barajas que por la desesperación de no poder llegar a Argentina, Perú o Ecuador como destino tomaron acciones denunciando a la prensa internacional y haciendo manifestaciones en las oficinas de Air Comet. El gobierno español termino el sábado 26 el operativo de emergencia puesto en marcha para trasladar a los pasajeros afectados por el cierre de la aerolínea Air Comet, que a partir de ahora deberán dirigirse a sus embajadas para lograr viajar. El dispositivo especial finalizará a las 24h00 locales (23h00 GMT), afirmó el ministro de Fomento (Transporte) español, José Blanco, precisando que fue una iniciativa "para hacer frente con urgencia a una situación de emergencia" entre los días 21 y 26 y cuyo costo ha ascendido a 6,3 millones de euros (9 millones de dólares). El operativo especial ha transportado a 3.605 viajeros de los 4.760 que, según Fomento, tenían pasaje para volar en aparatos de Air Comet hasta las 24h00 locales. En un principio, el Ministerio había considerado que los damnificados podrían haber ascendido a 7.000. Del total de trasladados, 2.169 viajaron en los vuelos fletados por Fomento, mientras que 1.436 fueron reubicados en vuelos regulares a Quito, Lima, Bogotá y Buenos Aires, principalmente. El último avión fletado por el gobierno español partió en la mañana del sábado 26 hacia Lima, Perú con 400 plazas y su regreso marco el fin de la operación especial. A partir de hoy, el resto de pasajeros afectados deberán ponerse en contacto con sus embajadas, principalmente las legaciones argentina, peruana, ecuatoriana, cubana y colombiana, que son las encargadas de "gestionar toda la información y de atender a los casos particulares", afirmó Blanco. El ministro español señaló además que diversas compañías (las españolas Iberia y Air Europa, la chilena Lan, Cubana de Aviación, la colombiana Avianca y la venezolana Santa Bárbara) colaborán con precios especiales para los afectados por el cierre de Air Comet. Sin embargo, el sábado 26 unos cien pasajeros afectados -trabajadores inmigrantes ecuatorianos y peruanos que tenían previsto volver a sus países para Navidad- continuaban protestando en el aeropuerto de Barajas, reclamando la organización de nuevos vuelos especiales. El gobierno español afirma haber negociado con el banco británico para que permita Air Comet continuar sus operaciones hasta el 10 u 11 de enero del próximo año, sin embargo los latinos afectados ya suman miles. Tanto los que quieren regresar a España luego de celebrar las fiestas y de los que querían visitar a sus familias en Sudamérica.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Morales reelegido hasta 2015

El actual mandatario boliviano, Evo Morales, fue reelecto el domingo pasado y se aseguró más de dos tercios de la Cámara alta, en las primeras elecciones realizadas bajo la nueva Constitución y en las que también se aprobaron los regímenes autonómicos para los departamentos que aún no los habían votado. Por primera vez pudieron votar los bolivianos residentes en el exterior, de los cuales la colonia más numerosa está en Argentina. "Se ha impuesto este proceso de transformaciones", afirmó Evo a sus simpatizantes, luego del triunfo. Al dirigir un mensaje a sus simpatizantes que se congregaron en la Plaza Murillo, frente a la sede del palacio de gobierno, convocó a "algunos cívicos, a algunas regiones" a que trabajen con él "para servir al pueblo boliviano", porque "primero está Bolivia, al margen de cualquier reivindicación sectorial o regional". Aquí se congregaron más de medio millón de personas, aproximadamente. Evo Morales obtuvo el 63,2% de los votos, de acuerdo con los resultados de las primeras cuatro encuestas de boca de urna (tres privadas y una estatal) difundidas una hora después del cierre de los comicios, y su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), se aseguró 25 de las 36 bancas del Senado de la nueva Asamblea Legislativa Plurinacional.
El canal de televisión ATB atribuyó a Evo Morales 63,2% de los votos contra 24,1% del candidato de Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN), el ex gobernador Manfred Reyes Villa, y 7,7 por ciento del postulante de Unidad Nacional (UN), el empresario Samuel Doria Medina. En tanto, Unitel atribuyó a Morales 62%; a Reyes Villa, 23% y a Doria Medina, 9%, mientras PAT asignó 61% a Morales, 25% a Reyes Villa y 10% a Doria Medina. Por su lado, el sondeo de boca de urna de la estatal Canal 7 arrojó resultados muy similares: 62,5% para Morales, 24,01% para Reyes Villa y 11,16% para Doria Medina. Más tarde, ATB y Unitel informaron que, según un recuento rápido extraoficial de 66% de los votos, Morales obtenía 62% contra 26% de Reyes Villa y 7% de Doria Medina. Paralelamente, los canales privados vaticinaron que el MAS tendrá 25 senadores y la televisora estatal predijo que serán 24, pero Morales pronosticó ante sus ministros que serán "más de 27", según afirmaron las emisoras ATB y Unitel.
La jornada electoral transcurrió en un clima festivo y de absoluta tranquilidad, hecho que fue destacado por los jefes de las misiones de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE), Horacio Serpa y José de Gabriel, respectivamente. Evo Morales destacó que por primera vez los indígenas pudieron elegir directamente a sus representantes en la futura Asamblea Legislativa Plurinacional, así como la celebración simultánea de referendos para adoptar regímenes autonómicos departamentales, regionales e indígenas, todos los cuales fueron aprobados por holgado margen, según las encuestas de boca de urna. También por primera vez pudieron votar los bolivianos residentes en el exterior, de los cuales la colonia más numerosa está en la Argentina, donde 89.953 ciudadanos estaban habilitados para emitir sus sufragios en la ciudad de Buenos Aires y en otras ciudades argentinas.
El empresario Samuel Doria Medina, otro candidato que solo obtuvo alrededor del 10% de los votos en las elecciones, reconoció que "el pueblo le dio una segunda oportunidad a Evo Morales". En declaraciones difundidas por una televisora local, Doria Medina expresó su preocupación porque a su juicio se agudizó la pobreza y aumentó la producción de hoja de coca y de cocaína. "Sigo pensando que Bolivia necesita una opción de centro", afirmó el empresario que, de acuerdo con las encuestas de boca de urna y un recuento rápido extraoficial de los votos, resultó tercero en los comicios, con entre 7 y 11,16% de los votos, consignó Télam. Días después de salir reelegido hasta el 2015, Evo Morales continúo sus ataques contra Estados Unidos, Perú, Colombia y Chile, siguiendo los lineamientos del bloque del ALBA chavista, promovido por el presidente venezolano Hugo Chávez. Ya que los países anteriormente mencionados no pertenecen al ALBA.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Zelaya contra Lobo, nuevo presidente hondureño

Manuel Zelaya inicio su gobierno el 2006. Su gobierno se vio marcado por una ola de protestas de diferentes grupos sociales. El gobierno de Zelaya estuvo bajo la presión del magisterio que le exigía el cumplimiento del estatuto del docente como derecho adquirido y conquista laboral, pero Zelaya reiteró el estatuto. En el primer año de Zelaya, el tema central fue la reducción del costo del petróleo en Honduras. Desde ese momento, el gobierno venezolano de Hugo Chávez dio apoyo social y económico en Honduras. PETROCARIBE como una forma de compra de carburantes al crédito con el pago del 50% y la otra parte pagada en 25 años con el 1% de interés con la oportunidad de invertir una parte del capital ahorrado en proyectos de inversión social. Esta fue una alternativa criticada por la oposición. Mientras tanto, el gobierno estadounidense anunció que ello se debía a los actos de corrupción llevados a cabo por el Registro Nacional de las Personas, que distribuye la Tarjeta Nacional de Identificación. No obstante, algunos vieron esto como una forma de presionar de Estados Unidos a Manuel Zelaya y evitar su relación con el presidente venezolano Hugo Chávez. Zelaya tuvo el 2006 un gran crecimiento económico, según un informe de la CEPAL, después se descubriría que fue un legado de sus predecesores. El 21 de enero del 2007, el gobierno de Zelaya, salió beneficiado con la condonación de la deuda externa (1.400 millones de dólares, aprox.) por parte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Zelaya a principios del 2007 logra reducir el precio de los combustibles, gracias al apoyo de Hugo Chávez. Para finales del 2007, los gobiernos de del nicaragüense Daniel Ortega y del venezolano Hugo Chávez, mostrando su interés de integrar a Honduras al ALBA (Alianza Bolivariana para las Américas), así Honduras se integro al ALBA en los siguientes años. A mediados de este año, Zelaya empezó a promocionar un referéndum para continuar en la presidencia indefinidamente, siguiendo el ejemplo de Hugo Chávez. El Tribunal Supremo Electoral, la Fiscalía General, la Corte Suprema de Justicia y el Congreso de la República declararon ilegal esta consulta. El propio partido de Zelaya, el Partido Liberal de Honduras, también se opone a Zelaya. El 24 de Junio de este año, Zelaya anunció que destituía al General Romeo Vásquez Velásquez, Jefe del Estado Mayor Conjunto hondureño, luego de que éste se negara a distribuir las tarjetas de votación de la controversial consulta. Poco después, el Ministro de Defensa y los Jefes de las tres ramas de las Fuerzas Armadas hondureñas renunciaron. Sin embargo, la Corte Suprema votó de manera unánime en contra de la medida y ordenó que el General permaneciese en su cargo. El 28 de junio de este año, Zelaya fue arrestado en el Palacio de Gobierno por un grupo de militares, cumpliendo con lo ordenado por el Tribunal Supremo del país anteriormente. El día anterior el Congreso hondureño había abierto una investigación para determinar si había violado la Constitución y si gozaba de "estabilidad mental". Zelaya respondió calificando de arbitraria esta investigación y amenazando al Presidente del Congreso, Roberto Micheletti, de destituirlo con un decreto presidencial. Tras ser detenido y expulsado a Nicaragua, donde arribó desde Costa Rica el domingo 29 de Junio por la noche. El Congreso hondureño el 28 de junio de este año, se acepto la carta de renuncia presentada por el presidente Zelaya. Sin embargo, desde Costa Rica, Zelaya desmintió haber escrito carta alguna presentado tal renuncia. Se designó como nuevo mandatario al presidente del Congreso, Roberto Micheletti, con el compromiso de que el mismo permanecerá en el cargo solamente hasta unos meses atrás y ahora el congreso gobierna hasta enero de 2010. Zelaya logro volver a Honduras con apoyo del gobierno brasileño. Manuel Zelaya no acepto los acuerdos logrados por Costa Rica y no reconoce a Porfirio Lobo Sosa, como el nuevo presidente elegido en estas elecciones en Honduras. Zelaya tiene el apoyo del ALBA chavista, de ahí sus incoherencias democráticas. Estados Unidos presiona a la OEA para que reconozca las elecciones en Honduras, ya que la OEA se comporta como un brazo del ALBA chavista, lo que pone en peligro las verdaderas democracias.