martes, 10 de noviembre de 2009

20 Años de la Caída del Muro de Berlín

El Muro de Berlín (en alemán Berliner Mauer), denominado "Muro de Protección Antifascista" (Antifaschistischer Schutzwall) por la comunista Republica Democrática Alemana (RDA) y apodado "Muro de la vergüenza" por parte de la opinión pública, fue parte de las fronteras ínter alemanas desde el 13 de Agosto de 1961 hasta el 9 de Noviembre de 1989 y separó a la Republica Federal Alemana de la RDA hasta ese año. El muro se extendía por 45 kilómetros que dividían la ciudad de Berlín en dos y 115 kilómetros que separaban a la parte occidental de la ciudad del territorio de la RDA. Fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la separación de Alemania. Muchas personas murieron en el intento de superar la dura vigilancia de los guardias fronterizos de la RDA cuando se dirigían al sector occidental. El número exacto de víctimas está sujeto a disputas y no se conoce con seguridad. La Fiscalía de Berlín considera que el saldo total de 300 personas, incluyendo 33 que fallecieron como consecuencia de la detonación de minas. Estudios independientes estiman que fueron más de mil 300 la cifra total de muertos en la zona del muro, ya que el Servicio Secreto Alemán de la RDA habría desaparecido la mayoría de los cadáveres.
Ayer, miles de alemanes celebraron la caída del muro de Berlín, con 1.000 piezas de dominó de más de dos metros de altura que cayeron una tras otra a lo largo de la ruta que seguía el desaparecido símbolo de la Guerra Fría. El espectáculo —calificado por los organizadores como una metáfora por la manera en que el verdadero muro cayó el lunes, hace 20 años, y el posterior derrumbe de otros gobiernos comunistas en Europa oriental— fue uno de los varios eventos para conmemorar el aniversario y celebrar el profundo cambio que generó no sólo en Alemania, sino en Europa y en todo el mundo. La canciller Angela Merkel, primer gobernante de la Alemania reunificada que creció en la zona oriental comunista, calificó el momento de la caída del muro como un momento "épico" en la historia. "Para mí, fue uno de los momentos más felices de mi vida", destacó. Sin embargo, también recordó el trágico significado para los alemanes de esta misma fecha hace 71 años, en la llamada Noche de los Cristales Rotos, cuando los nazis lanzaron una orgía de violencia contra la comunidad judía, en la que centenares de sinagogas fueron destruidas y los negocios judíos fueron saqueados en esa noche en desórdenes autorizados por el estado. Previamente, Merkel y el ex líder soviético Mijail Gorbachov cruzaron una ex frontera fortificada el lunes en medio de aclamaciones de "¡Gorby! ¡Gorby!" ante una multitud de agradecidos alemanes que recordaron la caída del muro. Merkel comenzó la ceremonia en un momento de oraciones junto al presidente Horst Koehler y otras autoridades en un templo de la otrora Berlín Oriental que fue un centro de reunión de activistas opositores en 1989. "Recordamos las lágrimas de alegría, los rostros encantados, la liberación", dijo el obispo luterano Wolfgang Huber a las personas en el Templo de Getsemaní. La frontera fortificada de Alemania Oriental cayó la noche del 9 de noviembre de 1989 después de 28 años y marcó un momento fundamental en el derrumbe del comunismo en Europa y dar inicio del final de la Guerra Fría.
El decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano, aseguró ayer que el papa Juan Pablo II (1978-2005) y los cristianos europeos fueron fundamentales en la caída del Muro de Berlín. En declaraciones a Radio Vaticano, el cardenal Sodano, quien fue secretario de Estado (cargo equivalente al de primer ministro) vaticano entre 1991 y 2006, manifestó que sin la presencia del papa Wojtyla "todo lo que ha ocurrido desde entonces en la Europa Oriental no habría sido posible".

No hay comentarios: