sábado, 9 de mayo de 2009

Papa Benedicto XVI pide respetar al Islam

Poco después de aterrizar en Ammán, el Pontífice hizo también una firme defensa de la libertad religiosa, a la que describió como un "derecho humano fundamental". El papa Benedicto XVI manifestó en Jordania su "profundo respeto" por el Islam y dijo esperar que la Iglesia pueda contribuir con la paz en Medio Oriente, al iniciar su primera gira apostólica por la región. Poco después de aterrizar en Ammán, el Pontífice hizo también una firme defensa de la libertad religiosa, a la que describió como un "derecho humano fundamental". Uno de los objetivos de la gira del Pontífice, que incluirá también visitas a Israel y los territorios palestinos, es mejorar las relaciones con los musulmanes, muchos de los cuales todavía están molestos con comentarios pasados del Papa sobre Mahoma.
La controversia estalló el 2006 por un discurso en el que Benedicto XVI citó un texto medieval que calificaba algunas enseñanzas del profeta Mahoma de "malignas e inhumanas", en especial la de "propagar la fe por la espada". El Papa ya dijo aquel año que "lamentaba profundamente" el malestar que habían causado sus palabras y que el pasaje que citó no reflejaba su opinión. Benedicto XVI fue recibido en el aeropuerto de Ammán por el rey Abdullah y la reina Rania, y elogió al país árabe por sus esfuerzos para promover la paz regional y el diálogo entre cristianos y musulmanes. "Mi visita a Jordania me da una bienvenida oportunidad de expresar mi profundo respeto por la comunidad musulmana y rendir tributo al liderazgo mostrado por su majestad el rey, en promover una mejor comprensión de las virtudes proclamadas por el Islam", dijo el Pontífice poco después de su arribo.
La poderosa Hermandad Musulmana jordana dijo que boicoteará la visita de Benedicto porque el Pontífice no emitió la disculpa pública antes de su viaje que le exigió la agrupación, que es la principal fuerza opositora del reino árabe. Un vocero de la Hermandad, Jamil Abu-Bakr, dijo que la falta de una disculpa pública significaba que "los obstáculos y los límites permanecen y ensombrecerán cualquier posible entendimiento entre el Papa y el mundo musulmán".
El vocero vaticano Federico Lombardi dijo que el Papa ya hizo todas las aclaraciones posibles, y que la Santa Sede no puede "repetir las mismas aclaraciones hasta el fin del mundo", informó la agencia de noticias Europa Press. Pese a la polémica, Benedicto XVI dijo esperar que su visita y el poder de la Iglesia puedan contribuir a los esfuerzos de paz entre palestinos e israelíes. "No somos un poder político sino un poder espiritual que puede contribuir", dijo el Papa a periodistas en su avión poco antes de aterrizar en Ammán. Una vez en el aeropuerto, en su discurso de llegada ante el rey, la reina y unos 200 diplomáticos y dignatarios cristianos y musulmanes, Benedicto XVI pidió "defender la libertad religiosa y los derechos humanos inalienables". "La libertad religiosa es ciertamente un derecho humano fundamental y es mi ferviente esperanza y oración que el respeto por los derechos inalienables y la dignidad de cada hombre y de cada mujer llegue a ser siempre más afirmado y defendido, no sólo en Medio Oriente sino en todas partes del mundo", señaló.
El Papa también tiene previsto visitar Israel y los territorios palestinos durante su gira de ocho días. La visita de tres días a Jordania será la primera de Benedicto XVI a un país árabe desde que fue elegido Papa. Antes, cuando era cardenal, Joseph Ratzinger realizó tres visitas a Tierra Santa entre las décadas de 1960 y 1990. Durante su estancia en Jordania, el pontífice se reunió con líderes religiosos islámicos en la mezquita más grande de Ammán, en la que será su segunda visita a un templo musulmán desde su ascenso al trono de Pedro, en 2005. Benedicto XVI ya rezó en la famosa Mezquita Azul de Estambul, Turquía, en un gesto que ayudó a calmar el clamor por sus comentarios sobre Mahoma.

No hay comentarios: