sábado, 30 de mayo de 2009

Amenaza de Guerra Nuclear.

El secretario de Defensa de los Estados Unidos, Robert Gates, ha anunciado que su país responderá a las amenazas de Corea del Norte para EEUU o sus aliados. Pyongyang desarrolla su capacidad nuclear para sembrar la destrucción en esos países, señaló Gates en el discurso que pronunció en la conferencia asiática de seguridad, que esta jornada centra los debates de los ministros de Defensa y que concluirá mañana en Singapur. Conferencia en la que EEUU, Japón y Corea del Sur apostaron por la vía multilateral para frenar la amenaza de las ambiciones nucleares de Corea del Norte. Si Corea del Norte piensa que esta vez va a ser recompensada por sus errores, se equivoca de pleno", indicó el presidente surcoreano.
El jefe del Pentágono no detalló cómo sería la respuesta e insistió en que Estados Unidos no contempla en estos momentos aumentar sus fuerzas en Corea del Sur o Japón, aunque subrayó: "Nunca aceptaremos a Corea del Norte como un Estado con armas nucleares". Washington también se opondrá a que Pyongyang transfiera tecnología de su programa atómico a otras naciones o individuos como grupos terroristas, y si lo hace, "asumirá plenamente las consecuencias de sus actos", aseveró Gates. El secretario de Defensa estadounidense indicó que el programa atómico de Corea del Norte todavía no supone una amenaza militar directa para EEUU o sus aliados, pero acusó al régimen norcoreano de impulsar una carrera armamentista en Asia Oriental. Comparó a Corea del Norte con Irán, aunque estimó que el programa nuclear del primero está más avanzado, y pidió "sanciones duras" para que ambos países acaten las normas internacionales.
Gates invitó al régimen norcoreano a decidir si quiere "seguir siendo un paria internacional o trazar un nuevo camino" que le aleje del aislamiento. "El mundo está esperando", subrayó el responsable de la Defensa de EEUU. Por su parte China, antes protectora de Corea del Norte y por lo general opuesta a sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, defendió la desnuclearización de la península coreana e instó a todas las partes a mantener la calma para cumplir ese objetivo. El general Ma Xiaotian, segundo jefe del Estado Mayor del Ejército de Liberación Popular chino, matizó que su país rechaza cualquier tipo de proliferación nuclear. Las dos naciones que más temen que el régimen de Kim Jong Il adquiera una bomba atómica, Corea del Sur y Japón, instaron a la ONU, en el marco de la conferencia de seguridad de Singapur, a castigar a Pyongyang, pero sin pronunciar la palabra "sanción".
Seúl y Tokio acordaron responder de esa forma coordinada al último ensayo nuclear norcoreano. El ministro de Defensa surcoreano, Lee Sang-hee, apostó por resolver el problema de manera pacífica en el marco de las conversaciones a seis bandas junto a su vecino del norte, China, Japón, Estados Unidos y Rusia, pero dejó claro que la provocación de Corea del Norte no debe quedar impune. Su colega nipón, Yasukazu Hamada, calificó la prueba nuclear de "grave amenaza a la seguridad de toda la comunidad internacional" y violación expresa de la resolución 1718 del Consejo de Seguridad, que prohíbe estas actividades en la península coreana. El pasado lunes, Pyongyang anunció que había efectuado con éxito su segundo ensayo nuclear, tras el primero en 2006, que sancionado por el Consejo de Seguridad, y continuó desafiando a la comunidad internacional con pruebas de misiles intercontinentales. Corea del Sur ha revelado que tiene imágenes de satélite de un tren de carga del país vecino que transporta lo que podría ser un misil intercontinental desde las cercanías de la capital norcoreana, y el proyectil podría estar listo para ser disparado dentro de dos semanas. La posición de las autoridades de Corea del Norte es que tomará cualquier sanción como una vulneración del armisticio en vigor desde 1953 en la península coreana, un documento en el que Naciones Unidas es parte beligerante.

lunes, 25 de mayo de 2009

Bicentenario Boliviano: Indigenismo Radical

La ciudad boliviana de Sucre celebra este lunes el bicentenario de lo que muchos historiadores afirman es el primer movimiento independentista latinoamericano para romper con la corona española. Sin embargo, las autoridades regionales y el presidente Evo Morales celebran de manera separada la ocasión, debido a múltiples desencuentros políticos entre el gobierno central y las regiones en los últimos dos años. Para algunos, estas diferencias se explican por los problemas de discriminación racial hacia los pueblos originarios que aún hay en el país a dos siglos del inicio del proceso independentista. Sin embargo Evo Morales fomenta el odio hacia los blancos de las provincias orientales, consideradas ricas o capitalistas, por ser sus habitantes descendientes de españoles. Evo ha creado el indigenismo nacionalista que sataniza todo lo que no sea indígeno, ya que solo los indígenas son de sangre pura.
El bicentenario de la llamada "Revolución de Chuquisaca" coincide con el primer aniversario de un evento reciente que quedó marcado en la memoria de la ciudad de Sucre. En los festejos de 2008 por los 199 años del inicio de la emancipación hubo severos enfrentamientos entre grupos políticos de la ciudad y sectores campesinos, que dejaron decenas de heridos. Pero el colofón fue que varios campesinos indígenas fueron detenidos por algunos manifestantes y luego llevados a la fuerza a la plaza central de Sucre, donde luego fueron desvestidos, arrodillados e instados a disculparse por su apoyo al gobierno de Morales. El incidente tuvo repercusión nacional e internacional e incluso fue condenado por el representante de derechos humanos de la ONU en el país, quien afirmó que era un ejemplo de los problemas raciales en Bolivia. Además, según han señalado portavoces del gobierno de Morales, este acontecimiento influyó en gran medida para que el mandatario montara tienda aparte en estos festejos del bicentenario.
Las autoridades locales, en tanto, han criticado la decisión del presidente y niegan que la ciudad sea "racista" con los indígenas. "Nunca han estado discriminados. Si hubiera discriminación yo no hubiese podido resultar electa", comentó Savina Cuellar, la prefecta del departamento de Chuquisaca, quien es representante de los pueblos originarios de Bolivia. "Aquí en Sucre hay profesionales, hay cuellos blancos, pero nunca he sentido discriminación", insistió Cuellar.
Este domingo, las comunidades indígenas marcharon por Sucre como parte del Día Nacional contra la Discriminación que decretó la semana pasada Morales. La marcha atravesó la plaza central de la ciudad, donde ocurrió el incidente contra los indígenas el año pasado, y en esta ocasión fueron recibidos con aplausos por las autoridades. Pero la tensión continúa. Hoy, Morales estará en la localidad de El Villar, a unas cinco horas de Sucre, para celebrar el bicentenario.
En la propia Sucre, entre tanto, habrá varios actos políticos de la oposición luego de que llegasen a la ciudad varios representantes socialdemócratas críticos del gobierno del Movimiento al Socialismo (MAS), incluyendo al ex presidente Jorge Quiroga. Se ha podido constatar en encuestas informales en esta ciudad que la mayoría de los habitantes locales se manifiesta orgulloso por la celebración del bicentenario, pero lamentan la división política que existe para recordar la fecha. Según algunos analistas, este es un nuevo ejemplo de las graves diferencias entre el mandatario boliviano y las provincias del oriente del país.
Históricamente Bolivia debe su nombre al Libertador venezolano Simon Bolívar, ya que Bolivia antes se llama el Alto Perú, porque pertenecía al virreinato del Perú. Bolívar apoyo a renegados peruanos a formar su propio país, ya que estos no eran descendientes de españoles ni de incas. Bolivia nace el 3 de Octubre de 1825. ¿200 años de vida? Todo lo demás ha sido manipulado por el gobierno de Morales influenciado por el presidente venezolano Hugo Chávez.

sábado, 9 de mayo de 2009

Papa Benedicto XVI pide respetar al Islam

Poco después de aterrizar en Ammán, el Pontífice hizo también una firme defensa de la libertad religiosa, a la que describió como un "derecho humano fundamental". El papa Benedicto XVI manifestó en Jordania su "profundo respeto" por el Islam y dijo esperar que la Iglesia pueda contribuir con la paz en Medio Oriente, al iniciar su primera gira apostólica por la región. Poco después de aterrizar en Ammán, el Pontífice hizo también una firme defensa de la libertad religiosa, a la que describió como un "derecho humano fundamental". Uno de los objetivos de la gira del Pontífice, que incluirá también visitas a Israel y los territorios palestinos, es mejorar las relaciones con los musulmanes, muchos de los cuales todavía están molestos con comentarios pasados del Papa sobre Mahoma.
La controversia estalló el 2006 por un discurso en el que Benedicto XVI citó un texto medieval que calificaba algunas enseñanzas del profeta Mahoma de "malignas e inhumanas", en especial la de "propagar la fe por la espada". El Papa ya dijo aquel año que "lamentaba profundamente" el malestar que habían causado sus palabras y que el pasaje que citó no reflejaba su opinión. Benedicto XVI fue recibido en el aeropuerto de Ammán por el rey Abdullah y la reina Rania, y elogió al país árabe por sus esfuerzos para promover la paz regional y el diálogo entre cristianos y musulmanes. "Mi visita a Jordania me da una bienvenida oportunidad de expresar mi profundo respeto por la comunidad musulmana y rendir tributo al liderazgo mostrado por su majestad el rey, en promover una mejor comprensión de las virtudes proclamadas por el Islam", dijo el Pontífice poco después de su arribo.
La poderosa Hermandad Musulmana jordana dijo que boicoteará la visita de Benedicto porque el Pontífice no emitió la disculpa pública antes de su viaje que le exigió la agrupación, que es la principal fuerza opositora del reino árabe. Un vocero de la Hermandad, Jamil Abu-Bakr, dijo que la falta de una disculpa pública significaba que "los obstáculos y los límites permanecen y ensombrecerán cualquier posible entendimiento entre el Papa y el mundo musulmán".
El vocero vaticano Federico Lombardi dijo que el Papa ya hizo todas las aclaraciones posibles, y que la Santa Sede no puede "repetir las mismas aclaraciones hasta el fin del mundo", informó la agencia de noticias Europa Press. Pese a la polémica, Benedicto XVI dijo esperar que su visita y el poder de la Iglesia puedan contribuir a los esfuerzos de paz entre palestinos e israelíes. "No somos un poder político sino un poder espiritual que puede contribuir", dijo el Papa a periodistas en su avión poco antes de aterrizar en Ammán. Una vez en el aeropuerto, en su discurso de llegada ante el rey, la reina y unos 200 diplomáticos y dignatarios cristianos y musulmanes, Benedicto XVI pidió "defender la libertad religiosa y los derechos humanos inalienables". "La libertad religiosa es ciertamente un derecho humano fundamental y es mi ferviente esperanza y oración que el respeto por los derechos inalienables y la dignidad de cada hombre y de cada mujer llegue a ser siempre más afirmado y defendido, no sólo en Medio Oriente sino en todas partes del mundo", señaló.
El Papa también tiene previsto visitar Israel y los territorios palestinos durante su gira de ocho días. La visita de tres días a Jordania será la primera de Benedicto XVI a un país árabe desde que fue elegido Papa. Antes, cuando era cardenal, Joseph Ratzinger realizó tres visitas a Tierra Santa entre las décadas de 1960 y 1990. Durante su estancia en Jordania, el pontífice se reunió con líderes religiosos islámicos en la mezquita más grande de Ammán, en la que será su segunda visita a un templo musulmán desde su ascenso al trono de Pedro, en 2005. Benedicto XVI ya rezó en la famosa Mezquita Azul de Estambul, Turquía, en un gesto que ayudó a calmar el clamor por sus comentarios sobre Mahoma.

domingo, 3 de mayo de 2009

Guerra en Afganistán

En agosto del 2008 la situación empeoro para la OTAN ya que sus bajas aumentan siendo que en junio, julio y agosto hubo más bajas que en Irak, sumando estos 3 meses son casi 120 muertos comparando esto con los 190 que murieron en los primeros 3 años del conflicto es una clara muestra del recrudecimiento de la guerra. Para Octubre del 2008, el país continúa en un clima de guerra constante y, según el Financial Times, en un descontento creciente con el gobierno de Hamid Karzai. Según el periódico, el descontento podría extenderse hacia el norte, donde los líderes de la Alianza del Norte, excluidos y presionados por Karzai, estarían rearmándose. En abril de este año, el gobierno español anunció un incremento de las fuerzas y apoyo económico para sostener el proceso electoral previsto para este mismo año.
Siete años después del derribo del régimen talibán, la OTAN reconoció que la guerra en Afganistán será larga y que las fuerzas internacionales deberán permanecer en el país durante bastantes años. El secretario general de la Alianza Atlántica, Jaap de Hoop Scheffer, reclamó a los aliados europeos el envió de más tropas y de más oficiales de entrenamiento para el Ejército y la policía afganos. De Hoop Scheffer también pidió a la comunidad internacional que aporte una ayuda financiera de 2.000 millones de dólares anuales (1.520 millones de euros) para el mantenimiento de las fuerzas de seguridad afganas durante los próximos cinco años. "Es necesario permanecer en Afganistán durante un futuro previsible", afirmó De Hoop Scheffer, tras respaldar la nueva estrategia norteamericana con Afganistán. El secretario general de la OTAN estimó que hacen falta al menos cuatro batallones adicionales para reforzar las Fuerzas Internacionales (ISAF) en Afganistán de cara a las elecciones presidenciales de agosto.
Tras el anuncio norteamericano del envío de otros 4.000 soldados suplementarios a los 17.000 prometidos anteriormente por Washington, De Hoop Scheffer señaló que los países europeos deberían hacer un esfuerzo proporcional ante la creciente actividad de los grupos insurgentes y talibanes por todo el país. De Hoop Scheffer nunca ha reconocido los graves errores políticos y militares cometidos por la OTAN y EEUU en Afganistán y su secuela de miles de muertos civiles, que han propiciado el resurgimiento de los ataques terroristas desde el 2005, son cada vez de mayor intensidad.
Cerca de un centenar de países y organizaciones se reunieron en La Haya para reafirmar el apoyo a Afganistán y comprometerse de no dejar caer el país en el caos. La conferencia, con el patrocinio de la ONU e impulsada por EEUU, ha implicado a los países vecinos (en especial a Irán y Pakistán) en la estabilización de Afganistán. La presencia de una delegación ministerial iraní en la conferencia de La Haya, en coordinación con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, logro llegar a buenos acuerdos en busca de soluciones para Afganistán.
La Comisión Europea anunció que la Unión Europea (UE) aportará 60 millones de euros de ayuda adicional a Afganistán con cargo al presupuesto comunitario, que se sumarán a los 700 millones comprometidos para el periodo 2007-2010 y a las ayudas bilaterales directas de los estados miembros. Estos fondos adicionales se destinarán a la preparación de las elecciones, la financiación de la policía afgana y el desarrollo del sector agrícola, según explicó la comisaría de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner.
Las organizaciones no gubernamentales cuestionan la forma en que se está gestionando la ayuda internacional y numerosos gobiernos europeos están alarmados por el nivel de corrupción e ineficacia de la Administración afgana presidida por Hamid Karzai, que aspira a ser reelegido como presidente.