jueves, 12 de marzo de 2009

Estados Unidos y México, frontera militarizada

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, estudia la posibilidad del envío de tropas de la Guardia Nacional a lo largo de la frontera con México, ante la violencia generada por el narcotráfico, indicó la Casa Blanca. En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo que Obama ha recibido "peticiones específicas" para autorizar el envío de tropas. "El presidente se ha comprometido a revisar esas peticiones" junto a la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, indicó el portavoz, que precisó que hasta el momento no hay un plazo para que Obama tome una decisión.
El gobernador de Texas, Rick Perry, ha pedido un millar más de soldados para hacer frente a la creciente violencia en la zona fronteriza. Gibbs precisó que "sé que desde luego considerará" la petición acerca del envío de tropas y "toma muy en serio las peticiones de los gobernadores". No obstante, el portavoz advirtió que la "militarización de la frontera" no resolverá los problemas a largo plazo. Obama había apuntado que estudiaba el envío de soldados en declaraciones a periódicos regionales. Según publica el grupo de periódicos Mc. Clatchy, el presidente aseguró que "vamos a examinar si el despliegue de la Guardia Nacional tendría sentido y bajo qué circunstancias tendría sentido". "Creo que es inaceptable tener bandas de narcotraficantes que cruzan nuestras fronteras y matan a ciudadanos estadounidenses", explicó el presidente.
En lo que va de año, más de mil personas han muerto en México víctimas de la violencia generada por el narcotráfico, y las autoridades de EEUU han advertido que los incidentes comienzan a extenderse a ciudades estadounidenses como Phoenix o Atlanta. Obama nombró al jefe de Policía de la ciudad de Seattle, Gil Kerlikowske, como el coordinador de la política antidroga de la Casa Blanca, un cargo que cobra gran importancia ante la situación en el vecino sur. En su rueda de prensa, Gibbs reiteró que la situación en México sigue siendo "motivo de preocupación" para el Gobierno estadounidense y subrayó la "admiración" de Obama por su colega mexicano, Felipe Calderón, por enfrentarse a los carteles de la droga.

No hay comentarios: