lunes, 16 de marzo de 2009

El Salvador: Izquierda triunfa

Con más del 90% de los votos escrutados, el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Mauricio Funes, se proclamó presidente electo de El Salvador tras los comicios de este domingo. "Me convierto sin lugar a dudas, con los datos escrutados hasta el momento, y dados a conocer por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), como el presidente electo de El Salvador", señaló Funes mientras se escuchaban los gritos de alegría de sus partidarios. "Esta es la noche más feliz de mi vida, y quiero que sea también la noche de la más grande esperanza en El Salvador", dijo Funes en su discurso de victoria ante los gritos de alegría de sus seguidores.
Según el último informe preliminar del Tribunal Supremo Electoral (TSE), el candidato izquierdista obtuvo 1.231.755 votos, (51,27%), mientras que su contendiente, Rodrigo Ávila, de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), logró 1.170.780 votos (48,73%).
Funes resaltó el carácter histórico de su victoria, como representante de una organización ex guerrillera que se convirtió en partido político tras la firma de los Acuerdos de Paz, en 1992, que puso fin a 12 años de guerra civil. "Por primera vez llegan a la presidencia y vicepresidencia los candidatos postulados por un partido de izquierda (...) Con ese fundamento también le daremos un sentido nuevo a la gestión presidencial", agregó. Esta fue la cuarta ocasión en que el FMLN intentó llegar a la presidencia del país desde que se presentó por primera vez a una elección en 1994. "El respaldo que ha obtenido mi candidatura, la fórmula presidencial y mi partido, el FMLN, le han demostrado al mundo entero que El Salvador está preparado para la alternancia gubernamental", agregó Funes.
El candidato conservador Rodrigo Ávila admitió su derrota por estrecho margen de diferencia. "Me ha tocado enfrentar la elección más dura, que no se ha definido por grandes números (...) no hay que olvidar que nos ha apoyado casi el 50% de la población", matizó. Ávila adelantó que su partido, tras 20 años en el poder, se convertirá "en una oposición constructiva y vigilante de que en El Salvador no se pierda el sistema de libertades". El candidato perdedor brindó su discurso en la sede del partido, ante un regular número de seguidores y flanqueado por la dirigencia arenera, encabezada por el presidente de la República, Antonio Saca, quien mostraba un rostro desencajado.
Las elecciones salvadoreñas transcurrieron con normalidad ante la mirada de unos 5.000 observadores nacionales e internacionales. Según los observadores electorales del Instituto Universitario de Opinión Pública (IUDOP), de la Universidad Centroamericana (UCA), salvo algunos incidentes, originados mayormente por la presencia de extranjeros que intentaban votar con documentos salvadoreños, los comicios fueron normales y transparentes. El jefe de la Misión de Observadores Electorales de la Unión Europea (MOE-EU), Luis Yáñez-Barnuevo, también avaló las elecciones y destacó el espíritu cívico de los salvadoreños porque acudieron masivamente a las urnas y aseguró que los incidentes fueron "pequeños y puntuales". Según datos oficiales, el 60% del electorado salvadoreño participó en estos comicios, el más concurrido en las últimas dos décadas.

No hay comentarios: