domingo, 22 de febrero de 2009

Fraude de Stanford afecta Latinoamérica

Cinco países latinoamericanos tomaron medidas contra las empresas y filiales de la entidad financiera Stanford International Bank, acusada de un fraude millonario en Estados Unidos, lo cual ha provocado el nerviosismo y carreras a los bancos en estos Estados en Latinoamérica. Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela, decretaron intervenciones o suspensiones temporales de las firmas vinculadas al magnate financiero Robert Allen Stanford, cuyo grupo tiene presencia en 140 países pero era muy popular entre los millonarios de América Latina y el Caribe. Miles de clientes de esta región realizaron retiros millonarios de sus cuentas, mientras los gobiernos intentaban apaciguar el nerviosismo. La justicia estadounidense ha congelado los activos de Stanford, acusado por el regulador bursátil (SEC) de montar fraudes por un total de $9.200 millones en productos financieros, prometiendo rendimientos excepcionales. Estos productos financieros fueron comercializados a través del Stanford International Bank (SIB), con sede en la isla de Antigua, un paraíso fiscal.
El gobierno venezolano tomó el control y anunció la venta inmediata del Stanford Bank Venezuela, tras el retiro masivo de dinero por parte de sus clientes y para garantizar la estabilidad del mercado financiero local. Los retiros de dinero han colocado en situación sumamente precaria a este banco, obligando a las autoridades a tomar la decisión de intervención, que está seguida de la venta inmediata de este banco. La filial venezolana de Stanford Bank, llamada Stanford Bank Venezuela S.A., Banco Comercial, que sólo cuenta con 15 sucursales en Venezuela, ya ha recibido algunas ofertas de potenciales compradores en las últimas horas, cuando aumentaron los rumores de su intervención. Pero los problemas de los venezolanos no acaban con la toma de control de este banco local por parte del gobierno. Según ha publicado la prensa local, clientes venezolanos tendrían entre 2.300 y 3.000 millones de dólares colocados en Stanford International Bank en Antigua.
En Panamá, la Superintendencia de Bancos tomó el control de la filial panameña del Stanford Bank a raíz de este fraude y de los retiros masivos de depósitos por parte de los clientes. La situación del Banco, como la decisión de intervenirlo, "no afecta al resto de los bancos establecidos en nuestro Centro Bancario" Internacional, garantizó la entidad panameña en un comunicado.
En Perú, la estatal Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores (Conasev) decretó la suspensión durante 30 días de las actividades de Stanford Group Perú, que opera en la Bolsa de Lima. Stanford Perú podrá "realizar sólo aquellas operaciones y servicios que sean compatibles con la actividad de intermediación en el mercado de valores" y esto "no exime" a la firma "de cumplir sus compromisos con sus clientes y las obligaciones asumidas en el mercado de valores", explicó la entidad.
En Ecuador, una casa de valores del texano Robert Stanford también fue suspendida durante 30 días, plazo en el que "deberá subsanar las causales que motivan esta suspensión" o en caso contrario será suspendido en la bolsa de valores de Quito, según las autoridades financieras.
En Colombia, una firma comisionista de bolsa y la oficina de representación de unos bancos vinculados a Stanford suspendieron por iniciativa propia las actividades. La Superintendencia de bancos en Bogotá anunció que tomó medidas para "proteger a los clientes e inversores de dicha entidad y preservar la confianza en el mercado de valores".
Los fraudes de Stanford son los más importantes que se revelan en Estados Unidos desde el arresto en diciembre del financista neoyorquino Bernard Madoff, procesado bajo el cargo de haber montado un fraude piramidal (esquema Ponzi ó Carlos Manrique/CLAE) por $50.000 millones. Se teme que se descubran más casos como estos en Estados Unidos en los próximos meses. Debido a que ahora el gobierno norteamericano esta fiscalizando con mayor fuerza las actividades de los bancos, presionado por la Crisis Económica Global.

No hay comentarios: