miércoles, 25 de febrero de 2009

EEUU: Cae mafia del narcotráfico

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, anunció este miércoles el arresto de 755 personas vinculadas al narcotráfico mexicano en operativos que tuvieron lugar en todo el país y que se han desarrollado desde hace 21 meses. Incluso en las últimas horas más de 50 sospechosos fueron detenidos en los estados de California, Minnesota y Maryland en el marco de la operación "Xcellerator" en la que participaron varias fuerzas de seguridad, incluyendo la agencia anti-drogas (DEA por sus siglas en inglés) y el Bureau Federal de Investigaciones (FBI), además de organismos mexicanos y canadienses. El departamento de Justicia de EE.UU. informó que en estos casi dos años se incautaron US$59.100.000, 12.000 kilos de cocaína, unos 8.000 kilos de marihuana, más de 600 kilos de anfetaminas, más de 8 kilos de heroína y aproximadamente 1,3 millones de pastillas de éxtasis.
"Los carteles de la droga internacionales son una amenaza seria y continua para la seguridad de nuestras comunidades", dijo Holder y agregó: "Mientras el mundo se vuelva más pequeño y las organizaciones criminales sigan esforzándose para operar en nuestras fronteras, el Departamento de Justicia seguirá enfrentándolos". La operación Xcellerator tuvo como objetivo el Cartel de Sinaloa, descrito por las autoridades estadounidenses como "el responsable de llevar múltiples toneladas de narcóticos, incluyendo cocaína y marihuana, desde México a EE.UU., a través de células de distribución en EE.UU. y Canadá". Michele Leonhart, funcionaria de la DEA, dijo que se trata del "mayor y más efectivo operativo" contra este cartel y agregó que "fueron interrumpidas las operaciones de esta organización desde Washington hasta Maine", además de afectar seriamente sus operaciones en territorio canadiense.
El anuncio del operativo se hace sólo un día después de que las autoridades del estado de Arizona denunciaran la presencia de narcotraficantes mexicanos en su territorio. Según la policía local, se ha registrado un gran incremento de secuestros, tiroteos e invasiones a hogares, tácticas comúnmente usadas por carteles. La ciudad de Phoenix, Arizona, se ha convertido en la capital del secuestro en EE.UU., y la policía vincula estos actos criminales a los carteles de la droga mexicana y sus grupos asociados en suelo estadounidense. Al parecer, los secuestros para pedir recompensa monetaria se está convirtiendo en una actividad suplementaria rentable para las organizaciones criminales. En un artículo publicado en la revista Foreign Policy, el periodista de Los Angeles Times Sam Quinones indica que Phoenix reemplazó a Miami como la puerta de entrada de drogas ilegales a Estados Unidos.
En los últimos 12 meses, se registraron más de 370 raptos en Phoenix, lo que la coloca de segunda en la lista de secuestros en el mundo, superada sólo por la Ciudad de México. Durante una reunión con políticos de Arizona, fuerzas de la ley en el estado presentaron un reporte sobre amenazas impuestas por bandas que operan a los dos lados de la frontera. Las cifras oficiales del condado de Maricopa, que rodea a Phoenix, muestra que los secuestros y toma de rehenes en hogares se han cuadruplicado en los últimos cinco años.

No hay comentarios: