sábado, 27 de diciembre de 2008

Crisis Financiera Global devora ALBA

Los efectos de la Crisis Financiera Global ya se están comenzando a sentir en algunos países latinoamericanos, la mayoría de ellos dependientes del petróleo y/o nacionalistas. Argentina, Bolivia y Venezuela que han transformado al estado en un elefante blanco, donde el gobierno monopoliza el mercado y no existe la competencia. No han podido soportar el alza de los alimentos, quiebra de empresas y la caída del petróleo. La globalización ha hecho más vulnerables a los gobiernos bolivarianos (Venezuela, Bolivia, Argentina y otros), ya que estos no cuentan con buenos profesionales que controlen los desequilibrios del mercado interno y externo. Otro factor negativo, es que el gobierno al estatizar la agricultura y dar a los campesinos las tierras de los “ricos”, muchos de ellos no tienen conocimientos de agroindustria. Lo que degenera en la depredación de los bosques y el agotamiento de las tierras de cultivo. Solo en Argentina, los agricultores tienen formación empresarial y aprovechan al máximo las nuevas técnicas agrícolas, pero se han visto afectados con las políticas nacionalistas del nuevo gobierno. La inflación en los países que conforman este bloque esta creciendo rápidamente (entre 6% y 10%, anual), producida por una caída en las exportaciones e importaciones. Así como una mala política de administración económica, donde no existe la competencia de mercado y el estado es el que define los precios.
Hugo Chávez esta reduciendo poco a poco su apoyo económico a los países sudamericanos que son sus aliados, ya que la caída del precio del petróleo ha golpeado con fuerza la economía venezolana. Chávez no ha podido instalar bases militares venezolanas en suelo boliviano, debido a la falta de recursos (económico y militar), aunque ha usado a Bolivia para amenazar a Chile y Perú, acusados de ser aliados de Estados Unidos. Sin embargo, Chávez va aprovechar su eterna reelección en Venezuela para a futuro colocar tropas venezolanas en Bolivia y quizás Ecuador, ya que esta dentro de sus planes geopolíticos, imitando a la desaparecida URSS. Chávez ha usado a Ecuador para enfrentarse a Brasil, solo porque el presidente brasileño Luis “Lula” Ignacio Da Silva, fomenta el uso de energías alternativas (solar, hidrogeno, etanol, nuclear, eólica y geotérmica) en la región y es contrario a la dependencia del petróleo. El pueblo argentino repudia a Chávez y no concuerda con la política actual de la presidenta Kichner, por la marcada ingerencia chavista en Argentina. Chávez también ha usado a Nicaragua para crear problemas en Costa Rica y México, apoyando por lo bajo a los políticos de izquierda y las mafias del narcotráfico. Aunque esto ultimo, lo niega el presidente venezolano Hugo Chávez. El belicismo de Hugo Chávez lo esta llevando a un enfrentamiento indirecto con la Unión Europea (UE), ya que este bloque tiene intenciones de abrir nuevos mercados en Cuba y otras países latinoamericanos. Pero Hugo Chávez se opone a ello y sataniza el libre mercado, venga de donde venga. Aunque China y Rusia son los nuevos socios de Hugo Chávez, se espera que presionen a Chávez y los ayude a extender su hegemonía en Latinoamérica.
Los países del ALBA (Argentina, Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua) de Hugo Chávez se jactan de estar acabando con la pobreza y promover la alfabetización. Las cifras económicas están en rojo. Ya que dichos gobiernos son muy dependientes del petróleo o los petrodólares venezolanos. No han podido detener el alza de los alimentos ni la recesión norteamericana que extiende sus tentáculos hacia ellos, lo puede obligar el próximo año a muchos de estos países en declararse en quiebra, por no tener una economía sólida sino una economía burocrática controlada por el gobierno.