sábado, 29 de noviembre de 2008

Desafíos del APEC 2008

Los países que integran el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) cerraron en Lima-Perú una semana de trabajo en la que presidentes, ministros y empresarios de los 21 países que forman este foro económico afirmaron que el libre comercio es su arma para combatir la Crisis Económica Mundial. Durante siete días desfilaron por Lima los presidentes de Estados Unidos, China, Rusia, Japón, México y Canadá, entre otros, así como ministros y altos funcionarios que mantuvieron numerosos encuentros bilaterales, además de las reuniones oficiales del Foro APEC.Junto a los políticos, también pasaron por Lima más de 3.000 empresarios y ejecutivos de todo el Pacífico y otros tantos periodistas que cubrieron las vicisitudes de esta semana de gran actividad.
En la Declaración de Lima, al final de la Cumbre de Líderes de APEC, estas reuniones de trabajo empezaron el sábado y concluyeron el domingo. Los gobernantes reconocieron que la Crisis Financiera Global es el principal desafío para los países y que la creación de un Área de Libre Comercio en Asia-Pacífico sólo será posible a largo plazo. Pese a que los llamamientos que a lo largo de la semana hicieron políticos y empresarios en favor de la apertura de los mercados y una mayor inversión como fórmula para sortear la crisis, esta Declaración de Lima fue cauta y reconoció que el proceso será todavía largo. La Declaración de Lima del APEC compromete a los gobernantes de este bloque económico a una "rápida y decisiva" acción para superar la desaceleración económica, junto con la persecución de los siguientes objetivos:
-"Promover la integración económica regional", a través de una ambiciosa agenda de largo plazo que comprende como fin último el apoyo a la creación de un área de comercio del Asia Pacífico.
-"Implementar la reforma estructural" del foro, lo que incluye iniciativas de fortalecimiento de la capacidad en las áreas de reformas regulatorias y gobierno corporativo.
-"Mejorar la seguridad alimentaria en el Asia Pacífico", con el apoyo a una respuesta coordinada y una estrategia amplia para abordar los precios volátiles de los alimentos a nivel global, junto con un decisivo rechazo a los subsidios agrícolas.
-"Abordar la dimensión social de la globalización", a través de la promoción de la responsabilidad social corporativa en el Asia Pacífico.
-"Combatir la corrupción en la región", con una agenda destinada a eliminar las redes ilícitas transnacionales.
-"Combatir el terrorismo y asegurar el comercio regional", fortaleciendo la seguridad humana y protegiendo los negocios y el comercio de la región contra los cambios naturales o accidentales.
Se rechaza también el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva.
-"Reducción de riesgos, preparación y gestión de desastres".
-"Combatir el Cambio Climático, buscar la seguridad de energía y desarrollo limpio". Buscando fuentes de energías alternativas (solar, biocombustibles, eléctrica, hidrogeno, eólica, nuclear y geotérmica) y terminar con la dependencia del petróleo, principal factor contaminante en los cambios extremos del clima mundial.
El presidente venezolano, Hugo Chávez fustigó las propuestas de Estados Unidos en el APEC para enfrentar la Crisis Financiera Global y aseguró que la situación de las finanzas mundiales requiere la convocatoria de las Naciones Unidas a una cumbre extraordinaria. Los países del eje bolivariano (Argentina, Bolivia, Cuba y Ecuador) apoyan a Chávez, ya que dependen de los petrodólares venezolanos, por ese motivo siguen las políticas de la desaparecida URSS (Igualdad Totalitaria). Siendo estos países latinos contrarios a las políticas de Libre Mercado.

No hay comentarios: