lunes, 11 de agosto de 2008

Conflicto entre Rusia y Georgia

El conflicto entre Rusia y Georgia puede poner en peligro el paso de hidrocarburos por este último país, clave en el tránsito de petróleo y gas del mar Caspio hacia Occidente, por lo cual es posible que los precios del energético, que disminuyeron en las últimas semanas respecto de sus recientes niveles récord, vuelvan dispararse, si el mercado es sacudido por nuevos problemas de oferta, indican expertos. Señalan que la tensión por el tema nuclear con Irán aumenta el riesgo de posible guerra y una nueva alza en los precios de los combustibles. La cotización del crudo en los mercados internacionales ha perdido 20% de su valor desde sus récords registrados en julio, por encima de 147 dólares el barril, en tanto que el pasado viernes se ubicó por debajo de 114 dólares.
La posición de Georgia, clave en el tránsito de hidrocarburos del mar Caspio hacia Occidente, se ve amenazada por el conflicto armado con Rusia, en detrimento de los países occidentales, preocupados por la seguridad del oleoducto que va de Bakú a Ceyhan, pasando por Tiflis. Aunque Georgia no produce petróleo, las compañías energéticas occidentales han apostado por este pequeño país pro occidental, situado entre Irán y el monopolio de oleoductos y gasoductos rusos, para desarrollar las exportaciones de hidrocarburos extraídos de Azerbaiyán, al borde del Caspio.
Desde la llegada al poder del presidente georgiano Mijail Saakashvili el 2004, que favoreció un acercamiento de Tiflis con Estados Unidos y Europa, han sido puestos en funcionamiento dos nuevos conductos, pero el conflicto con Rusia podría poner en peligro el tránsito por el país caucásico. El pasado sábado Azerbaiyán anunció la suspensión de sus exportaciones de petróleo a través de los puertos georgianos de Kulevi y Batumi en el mar Negro, debido al conflicto armado entre Rusia y Georgia en Osetia del Sur. El primer ministro georgiano, Lado Gurgenidze, declaró que la aviación rusa efectuó el sábado bombardeos cerca del oleoducto Bakú-Tiflis-Ceyhan (BTC), que sin embargo no sufrió daños.
El operador del gasoducto, la compañía petrolera británica BP, declaró no estar al tanto de esas informaciones. BP posee 30% de la infraestructura, cuya construcción costó más de 3 mil millones de dólares. Entre los demás socios se encuentran los grupos estadunidenses Chevron y ConocoPhillips. Inaugurado el 2006, el gasoducto BTC, de mil 774 kilómetros de largo, conduce el crudo de los campos petrolíferos de Azerbaiyán, en el mar Caspio, al puerto turco de Ceyhan, en el Mediterráneo; su capacidad es de 1.2 millones de barriles por día. BP también es el operador del oleoducto Bakú-Supsa, un conducto soviético renovado, que llega hasta la costa georgiana en el mar Negro, así como del nuevo gasoducto del Cáucaso Sur (Bakú-Tiflis-Erzurum). Esta infraestructura, de 692 kilómetros, transporta unos 8 mil millones de metros cúbicos de gas al año desde el gran campo offshore azerbaiyano de Shah Deniz hasta la frontera entre Turquía y Georgia.
Según algunos especialistas, los oleoductos georgianos no se verán en principio afectados por la actual ofensiva de Moscú. Ya que las fuerzas rusas buscan proteger a Osetia del Sur. Los oleoductos sólo peligrarían si hay una escalada y Rusia decide un bloqueo económico, aseguran. Otros especialistas consideran dicha eventualidad poco probable. Los ataques o tentativas de Rusia de tomar el control de los conductos serían extremos, ya que entonces la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) podría considerarlo una amenaza existencial para su seguridad, lo que implicaría una respuesta militar. Los analistas coinciden en que los combates en Georgia podrían perjudicar a largo plazo las inversiones en los hidrocarburos del Caspio, vistos como una alternativa a los recursos controlados por los países de Medio Oriente y Rusia. Otro factor que, de acuerdo con los analistas, podría influir en una alza de precios de los hidrocarburos, son las condiciones de compraventa volátiles y las amenazas sobre la oferta, como las que plantea la crisis de energía nuclear de Irán.
Un informe alcista pronosticó que el petróleo podría llegar a cotizarse a más de 200 dólares el barril en 10 años debido a la ajustada oferta y a una falta de inversión en nueva producción. Los precios podrían superar los 200 dólares a raíz de una contracción mundial de la oferta, estimó el centro de análisis británico Chatham House.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vergüenza nos da que ubiquen a las luchas de los hermanos Colombianos abiertamente en el problema de la NarcoGuerrilla, esto es desconocer e ignorar el planteamiento histórico de lo que realmente sucede en esa porción de tierra de 1,1 millón de kms cuadrados. Desde los legendarios Aborígenes Zenú, Muiscas, Quimbayas y Tayronas hasta la llegada de los Invasores Europeos a finales del siglo XV y a mediados del siguiente con la Instauración de Granada tuvieron que acontecer muchos episodios de sangre para generar con la hermandad de Bolívar y Santander el triunfo definitivo sobre la Corona Española en Santa Fé de Bogotá en 1819. E independientemente de lo que haya pasado a posterior entre estos dos líderes de la Independencia Latinoamericana por sus diversidades de carácter, personalidades o sus destinos emblemáticos; desde esas fechas los Colombianos y los Venezolanos estamos fundidos por nexos de sangre, de luchas comunes y mezclados por coincidencias del imaginario real de la Historia. El hilo conductor ha estado presente en el problema de la defensa de la tierra, ésta debe ser de quien la trabaja, la necesita y la habita y no de ninguna manera de quien la haya heredado por reparticiones dudosas que vienen de los eventos que siempre han favorecido a los MAS VIVOS, para utilizar un término muy nuestro y que identifica a las OLIGARQUIAS y a los PODEROSOS. En este sentido este drama social de apropiación es común desde México hasta Chile. El Ser Humano nace en la tierra y muere por ella, lo que le da de comer también le quita la vida, nuestra especie no ha podido en miles de años de evolución superar este pecado capital, como lo dijo el Jefe Seattle de la tribu Suquamich en Norteamérica en 1855 ... la tierra no pertenece al hombre, el hombre pertenece a la tierra. A principios del siglo XX, terminando el año 1928, los Grupos de Presión Todo-Poderosos que vienen del Imperio Capitalista del Norte, y no el Pueblo Norteamericano, que ideológicamente siempre ha combatido la intromisión imperialista y ha defendido la paz internacional y la no violencia, cambiaron el Potasio de las Bananas por Balas Asesinas; desde aquí se agudizó el conflicto, la persecución, la matanza, el crimen organizado contra los desposeídos. Los eventos posteriormente se aceleraron con violencia colectiva con el dominio de los fuertes desde afuera y desde adentro por encima de la unidad popular y con el dolor y la pérdida de millones de víctimas. Pasando por la desolación y la vileza de Abril de 1948 y luego con los puntos de ruptura en Mayo - Marquetalia y Julio de 1964, momentos coyunturales con la gestación de movimientos populares de envergadura; desde allí vienen los nombres de hombres y mujeres valientes, decididos y gloriosos que aún no han muerto porque sus gritos permanecen fieles en la clorofila de selvas, rincones de ciudades y pueblos impregnados de dolor derrochado con dignidad en defensa de los valores trascendentales de la VIDA misma: Camilo Torres, Jorge Gaitán, Pedro Antonio Marín, Hernando Gonzalo Acosta, Luis Edgar Devia, María Cano... y miles de almas más, mujeres, hombres y niños, que han ofrendado su vida con hidalguía por el derecho que tienen a vivir con dignidad. Estos son los verdaderos mártires de la Revolución Colombiana que con su poesía al viento han alzado sus voces en nombre de la Libertad de los Pueblos. Vergüenza nos da que haya gente que siga confundida y defendiendo lo indefendible, mientras tanto la historia Latinoamericana está tejiendo una realidad a veces triste, a veces cruenta, a veces confundida por la desviación mediática de los que han dejado de tener espíritu y corazón y se han implantado papel moneda estéril en mentes aturdidas por la apropiación de lo que no les pertenece. A los miles de Soldados Beligerantes que defienden sus sueños generacionales con el Alma del Guerrero en los caminos de batalla y que siguen aferrados a la Esperanza de liberar a Colombia del Yugo Explotador el Futuro los redimirá, el esfuerzo titánico de estos Verdaderos Revolucionarios no quedará impune...llegará un día en que la Metralla se hará Poesía...Poesía para Vencer... Viva Colombia más allá del Miedo y de la Muerte por el reencuentro con la Libertad... la tierra no pertenece al hombre, el hombre pertenece a la tierra.

Anónimo dijo...

Rusia es Rusia y el que se meta en su contra, se da contra un muro de piedra. Georgia es una basura en el Mapa y se lo tiene merecido por andar haciendose la fuerte y creyendo que los otros paises se iban a meter en contra de Rusia para defender esa porqueria.."Asi paga el diablo a sus devotos"