jueves, 24 de julio de 2008

Crisis de las Aerolíneas

La crisis de las aerolíneas se inicio con el ataque terroristas con dos aviones comerciales a las Torres Gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, desde entonces, cuatro grandes aerolíneas de Estados Unidos informaron que estaban en un proceso de quiebra y pidieron el apoyo del gobierno norteamericano: United, US Airways, Delta y Northwest. La industria aeronáutica del mundo esta sufriendo por el miedo de viajar en aviones por temor de nuevos ataques terroristas y hoy por alza de la gasolina. En Europa, la única que no sobrevivió a la crisis del 11 de septiembre fue la línea de bandera de Suiza, Swissair.
Tras los atentados de Al Qaeda, sobrevino el alza del petróleo, que llevó el costo de las aerolíneas por las nubes: hoy el combustible representa entre 30% y 40% del costo de un vuelo. Durante el año 2005, las aerolíneas estadounidenses, forzadas por Delta, bajaron fuertemente sus tarifas para atraer pasajeros, una medida que en conjunto les generó gastos extra por unos 3.000 millones de dólares. No alcanzó. El 18 de septiembre, Delta y Northwest pidieron en forma simultánea el concurso preventivo, ya que no pudieron levantar una deuda cada día más abultada al ritmo de la suba del precio del petróleo. Para entonces, ya habían pedido el "Capítulo 11" —como se conoce al procedimiento judicial para evitar la quiebra en Estados Unidos— UAL Corp, la empresa que controla United Airlines. También US Airways, que encaró dos reestructuraciones internas y financieras en los últimos tres años. Otras crisis, entre los '70 y los '80, se habían cobrado a gigantes como Panam, Eastern y Braniff.
En América latina, la lista de aerolíneas que desaparecieron en los últimos años es más que abultada: ya no vuelan Trans Brasil, VASP, Ladeco, AeroPerú, VIASA y está en una situación delicada Lloyd Aéreo Boliviano. La uruguaya Pluna, de la cual Varig tiene 49%, no puede zafar de una complicada madeja judicial para pasar a manos del Estado venezolano. De las "históricas" de la región, siguen adelante Aerolíneas, que pidió el concurso en julio de 2001 por una deuda de casi US$ 1.000 millones, ya reestructurada por el grupo español Marsans. También se concursó la colombiana Avianca, en jurisdicción estadounidense y se transformó en la única aerolínea regional que sobrevivió a un pedido "Capítulo 11". Aero México y su competidora Mexicana recurrieron al auxilio del Estado. Lan Chile cambió de nombre (ahora es LAN) abrió filiales en países vecinos y envía balances saludables a Wall Street. Hay una tendencia curiosa entre las aerolíneas regionales que los expertos ubican entre las más sólidas: tienen nombres cortos como LAN, TAM y Gol (Brasil), Copa (Panamá) y TACA (Centroamérica).
La crisis económica de Estados Unidos generada por la recesión y la inflación, combinada con el alza de la gasolina y de los alimentos. También ha afectado a todos los países del mundo. Muchos economistas creen que las aerolíneas tendrán que adaptarse a la nueva realidad del mundo y usar energías alternativas (hidrógeno, solar y biocombustibles o todas las anterirores) para bajar el alto costo de sus vuelos. Ya que se espera que para el 2009, continué en alza el precio de la gasolina y los alimentos, muchas de estas compañías aéreas quebrarían en este año y esto generaría una nueva crisis mundial. La única forma de ahorrar costos de las empresas será aprovechando las ventajas de la tecnología como la Internet y las energías alternativas, ya que el petróleo sigue generando desequilibrio económico a nivel mundial.

No hay comentarios: