miércoles, 21 de mayo de 2008

Nueva alza del petróleo

La debilidad del dólar y las preocupaciones por la demanda empujaron los precios del petróleo a romper una nueva marca, superando US$135 por barril. El crudo ligero llegó a los US$135, luego retrocedió a los US$130.27 y que para fin de año llegara a los US$200. Predicen algunos que para el 2016 se cotizaran a US$400, sugiriendo que ese es el precio que se pagará por el crudo en los próximos ocho años.
En las últimas semanas el alza del precio del crudo ha sido atribuido al nerviosismo y la especulación sobre la demanda. Otro de los factores que contribuyen a los altos precios sería la debilidad del dólar, según afirman los analistas. Los inversionistas compran materias primas como el petróleo como una protección contra la divisa. "Hemos visto un giro en el dólar los últimos días", comentó Mark Pervan, un estratega de commodities del ANZ Bank, basado en Merlbourne, Australia. "Parecía que se iba a recuperar, pero creo que al momento la situación es cada vez más incierta", dijo Pervan.
Los analistas apuntan que otro factor que sostiene los precios del crudo es la especulación sobre un posible incremento de la importación de petróleo por parte de China luego del terremoto. También afirman que la oferta limitada de productos refinados como diesel mantendrá los precios elevados, sobre todo ahora que se acerca la temporada de verano en Estados Unidos, en la que hay un aumento en el uso de vehículos.
¿Precio real o especulación?
Especular sobre el precio que alcanzará el petróleo es un deporte no sólo de corredores de bolsa, sino de analistas y políticos. El precio del barril tocó los US$100 a principios de año, se sitúa ahora en US$135 y, con Goldman Sachs a la cabeza, muchos predicen que llegará a los US$200 hacia fin de año.
"La posibilidad de que el precio por barril se sitúe entre US$150 y US$200 en un período de entre seis y 24 meses, es cada vez más probable, aunque es todavía muy incierto saber cuándo el precio alcanzará su punto máximo", dijo en mayo el informe de un grupo de analistas de Goldman Sachs, liderados por Arjun N. Murti.
El mismo equipo de Goldman Sachs -también con Murti a la cabeza- anticipó en marzo de 2005 que el precio del petróleo se situaría en US$105 el barril, es decir, un poco más del doble del valor de ese momento (US$55 el barril).
La creciente demanda de las llamadas economías emergentes, como China e India, sumada a la inestabilidad política de exportadores de peso como Irán o Nigeria, explicarían este continuo salto de los precios. Sin embargo, analistas prestigiosos como Fadel Gheit, director gerente de Oppenheimer & Co o William Engdahl del Centro de Investigaciones sobre la Globalización, están apuntando en otra dirección: la especulación.
Según estos analistas, el petróleo que se comercia en el mercado de futuros -donde se venden barriles a un precio fijo en una fecha determinada- tiene un impacto directo y deliberado en el precio del petróleo que se vende y compra diariamente. Desde esta perspectiva, Goldman Sachs no sería un desinteresado e imparcial analista y mensajero de un mercado gobernado por los vaivenes de la demanda y la oferta. "El proceso de fijación del precio del petróleo es totalmente opaco. Sólo unos pocos actores del mercado como Goldman Sachs y Morgan Stanley saben quién compra y vende petróleo. Un 60% del precio petrolero se explica por la especulación de grandes bancos y fondos de inversión como los hedge unds (fondos de cobertura)", señala Engdahal.

sábado, 17 de mayo de 2008

Finalizo Cumbre ALC-UE

La Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea (AL-CUE), transcurrió en Lima-Perú, sin incidentes. En medio de extremas medidas de seguridad, los mandatarios siguieron el protocolo diplomático de la cumbre, terminando el viernes en la noche con la aprobación de la llamada Declaración de Lima, mediante la cual se comprometieron a buscar soluciones a problemas ambientales y la pobreza. Luego de casi tres días seguidos de intensas negociaciones. Sin embargo, hoy, continuarán algunas reuniones técnicas entre funcionarios europeos y latinoamericanos, pero la mayoría de los mandatarios ya han regresado a sus países.
Si es que hubo desencuentros entre los gobernantes, éstos ocurrieron a puerta cerrada. La prensa estuvo atenta a los encuentros que se temían más conflictivos. El viernes en la mañana, el presidente venezolano Hugo Chávez buscó entre los asistentes a la cumbre a la canciller alemana Ángela Merkel, extendiéndole la mano y ofreciendo palabras amables. Esto pese a que horas antes se temía una tormenta diplomática, luego de que Chávez respondiese a palabras críticas de la mandataria diciendo que ella había apoyado a Adolfo Hitler. Tampoco se produjeron enfrentamientos graves entre el presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez y Chávez, pese a la tensión que han generado entre ambos países las versiones de supuesta ayuda venezolana a la guerrilla colombiana de las FARC.
En cambio, los mandatarios de Europa y América Latina enfocaron sus declaraciones hacia la agenda oficial de la cumbre: la búsqueda de soluciones conjuntas a la pobreza y los retos ambientales. El mandatario peruano y anfitrión, Alan García, propuso un impuesto al petróleo que iría a alimentar un fondo para la reforestación de la Amazonía. "Con unos centavos por barril de gas líquido y petróleo, tendríamos unos US$20.0000 millones anuales que nos permitirían reforestar 10 millones de hectáreas por año", señaló. García también propuso aumentar en 2% la productividad agrícola para superar la crisis alimentaria mundial. Horas antes de llegar al evento, Hugo Chávez había ofrecido crear un fondo, alimentado a razón de US$1 millón diario, para combatir la pobreza en los países de menores ingresos.
Otro tema de discusión giraba en torno al comercio y la inversión entre los bloques regionales. Alan García ha venido reclamando "flexibilidad" de parte de la Unión Europea para la negociación de un eventual tratado de libre comercio entre la Unión Europea y la Comunidad Andina de Naciones. Perú y Colombia, países que han adoptado una política económica basada en el libre mercado, parecen mostrar mayor interés en concluir con celeridad el tratado, comparados con Ecuador y Bolivia, países que han proclamado su adhesión a políticas económicas más intervencionistas y que desconfían más del libre comercio. Imitando estos el modelo de la desaparecida URSS.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Ciclón Nargis devasta Myanmar

La junta militar de Myanmar* (ex Birmania) aprobó el ingreso de un avión con 25 toneladas de ayuda humanitaria de Naciones Unidas, para atender las necesidades más urgentes de las víctimas del ciclón Nargis. Según se conoció, el envío consiste en carpas, mantas, generadores eléctricos, enseres de cocina y sistemas de purificación de agua. El avión de la ONU, que despegará de una base logística de Naciones Unidas en el sur de Italia, tiene además la misión de evaluar las necesidades más urgentes.
Según cifras parciales, la tragedia deja hasta el momento más de 50.000 muertos y 25.ooo desaparecidos. Más de un millón de personas perdieron sus viviendas. Organizaciones internacionales de ayuda advirtieron que miles podrían resultar afectados por la escasez de alimentos y el brote de enfermedades, e hicieron un llamado urgente a la junta militar para que permita el acceso a las zonas inundadas.
Pero existe el temor de que la renuencia de los generales a permitir el ingreso de personal de ayuda humanitaria al país, pueda obstaculizar el esfuerzo. Por el momento la junta militar abrió un ministerio de visas, para tramitar el ingreso de cooperantes extranjeros. Richard Horsey, un portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas, (OCHA) dijo que el gobierno delegó la tarea en el vice canciller, Maung Myint, quien supervisará las solicitudes de las organizaciones de ayuda.
Las cifras de muertos aumentan a medida que los equipos de rescate logran llegar a algunas de las áreas que resultaron aisladas. Vías y caminos todavía se encuentran bloqueados por árboles caídos y escombros, y algunos informes indican que muchos sobrevivientes están haciendo un largo, penoso y difícil viaje a través de áreas inundadas en las que flotan cadáveres de personas y animales en descomposición, para tratar de encontrar ayuda.
"La gente no muestra ninguna emoción en sus rostros. Ellos nunca habían visto algo como esto", dijo un testigo. Muchos han perdido sus familias, no tienen ningún lugar donde resguardarse, no tienen nada para comer. Tampoco saben lo que les depara el futuro. Según UNICEF, los sobrevivientes afrontan pésimas condiciones de higiene y no tienen acceso a agua potable ni otros servicios básicos. Las inundaciones podrían provocar brotes de malaria y dengue, al tiempo que otras enfermedades relacionadas con el agua como el cólera y la disentería, también amenazan a la población.
Equipos de evaluación trabajan sobre el terreno, y la ayuda llega a cuentagotas a quienes la necesitan. El programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas comenzó a distribuir alimentos en los alrededores de Rangún, la principal ciudad de Myanmar. Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y China han comprometido partidas económicas para financiar los esfuerzos de ayuda. Tailandia e India, por su parte, enviaron ya alimentos, medicinas y dos buques de carga. Pero vastas zonas del delta del río Irrawaddy permanecen aisladas, y expertos en el tema de ayuda humanitaria advierten que se requerirá un esfuerzo logístico masivo para prestar asistencia a los afectados.
---------------------------------------------

viernes, 2 de mayo de 2008

Negociaciones entre tibetanos y China

Una delegación tibetana llegará mañana a China para participar, en nombre del Dalai Lama, en conversaciones "informales" con las autoridades chinas, según informó en un comunicado la oficina del líder del Tíbet en el exilio.
La delegación estará compuesta por el enviado especial del Dalai Lama, Lodi Gyaltsen Gyari, y el enviado Kelsang Gyatsen, que tendrán como misión discutir la crisis que ha vivido el Tíbet desde el pasado 10 de marzo.
"Trasladarán la preocupación de Su Santidad el Dalai Lama sobre la gestión de la situación efectuada por las autoridades chinas y darán sugerencias para traer la paz a la región", aseguró en la nota el secretario del líder tibetano, Chhime R. Chhoekyapa.
Los enviados intentarán también "impulsar" el proceso de negociaciones respecto al Tíbet con el fin de llegar a una solución "satisfactoria para ambas partes".
La agencia oficial china de noticias, Xinhua, había informado el pasado 25 de abril de que en "días próximos" "los departamentos pertinentes" del Gobierno central mantendrían "contacto y consultas" con un representante privado del Dalai Lama. "Se espera que a través de estos contactos y consultas, el Dalai Lama tome decisiones creíbles para frenar las actividades destinadas a separar China, que deje de conspirar para incitar a la violencia y de interrumpir y sabotear los Juegos Olímpicos de Pekín, de cara a crear condiciones para el diálogo", señalaron las fuentes.
El Dalai Lama, líder espiritual y político de los tibetanos, dio al día siguiente la bienvenida a unas hipotéticas negociaciones, aunque matizó que estas debían ser serias. El Dalai Lama está exiliado en la India desde 1959, tras el fracaso de un levantamiento tibetano contra el régimen chino, y se estableció en la ciudad norteña de Dharamsala, en el Himalaya.
China lo acusa de buscar la independencia del Tíbet y de haber instigado las protestas del pasado marzo en la región, en las que, según el Gobierno chino, murieron unos veinte civiles, mientras el tibetano en el exilio denunció 203 muertos.