miércoles, 19 de marzo de 2008

Envian tropas al Tibet

China está enviando gran número de soldados a Tibet, luego de las violentas protestas de la semana pasada en contra del gobierno de esta potencia emergente. En días pasados se han visto pasar convoyes militares hacia Tibet, pero éstos han aumentado de manera significativa en las últimas horas, en la provincia de Sichuan, cerca Tibet. Según los lugareños hay más de 400 vehículos militares dirigiéndose hacia el paso montañoso que une a Sichuan con el Tibet. Más al sur, periodistas extranjeros vieron tres caravanas militares más. "China dice que la situación dentro del Tibet está bajo control.", indicó un corresponsal de la BBC.
Más temprano, medios de prensa chinos habían anunciado que al menos 100 personas se entregaron voluntariamente a la policía luego de las protestas contra China en Lhasa, la más importante ciudad de Tíbet. La entrega busca la indulgencia de las autoridades, al cumplirse el plazo que fijaron para que se ponga fin a las manifestaciones, indicó la agencia estatal china de noticias, Xinhuá.
China había advertido que castigaría duramente a quienes no se rindieran. Según activistas, la policía en Lhasa ha estado allanando viviendas y realizando arrestos. China acusó al Dalai Lama de las protestas, una imputación que el líder espiritual de los tibetanos niega rotundamente. El Dalai Lama hizo un llamado para que se ponga fin a la violencia y dijo que los tibetanos tendrán que convivir con los chinos, quieran o no.
El secretario del Partido Comunista de Tíbet, Zhang Qingli, advirtió que la batalla contra el movimiento del exilio tibetano es una lucha "a largo plazo". "Estamos en medio de una fiera batalla a sangre y fuego, una lucha de vida o muerte con la camarilla del Dalai", dijo en una reunión de líderes regionales. "Los líderes de todo el país deben comprender profundamente la dificultad, complejidad y naturaleza de largo plazo de esta lucha", afirmó Zhang Qingli, según informó el China Tibet News.
Las protestas empezaron el 10 de marzo pasado -49 aniversario de un levantamiento tibetano contra China- y escalaron gradualmente, hasta terminar en violencia. China dice que los manifestantes en Lhasa mataron a 13 personas. Exiliados tibetanos sostienen que al menos 99 manifestantes fueron muertos por fuerzas de seguridad chinas.

No hay comentarios: