miércoles, 14 de noviembre de 2007

XVII Cumbre Iberoamericana: Pugnas y avances

Las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno son las reuniones anuales de los Jefes de Estado y Gobierno de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, las cuales se iniciaron en 1991. En el 2004, también se sumó Andorra. Sus objetivos son promover la cooperación y el desarrollo entre los países Iberoamericanos. Según la Declaración Final de la VI Cumbre se propone crear un Comité de Alto Nivel para proponer un cronograma de trabajo y promover estudios sobre la constitución de la Comunidad Latinoamericana de Naciones y su vinculación con la Comunidad Iberoamericana (CIN).
La XVII Cumbre Iberoamericana se reunió en Santiago de Chile, desde el viernes de la semana pasada, donde estuvieron una veintena de Jefes de Estado y de Gobierno que debatieron sobre cohesión social. Santiago fue el escenario de múltiples reuniones bilaterales, algunas tan esperadas como la de la presidenta Michelle Bachelet con Cristina Fernández, la mandataria electa de Argentina.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, mantuvo la incertidumbre sobre su presencia, casi hasta el último momento, después de rumores y versiones contradictorias, confirmó personalmente desde Caracas que "amanecerá en Santiago de Chile".
En Santiago de Chile también se encontró la presidenta electa de Argentina, Cristina Fernández, y el presidente electo de Guatemala, Alvaro Colom, que aprovecharon la ocasión que les brindo esta cumbre de reunirse con todos los presidentes de Iberoamérica para iniciar contactos con algunos mandatarios.
El presidente brasileño Luís Ignacio Lula da Silva y su colega de Bolivia, Evo Morales, se reunieron el sábado pasado en momentos en que a Brasil le urge comprar más gas a Bolivia y La Paz necesita que la brasileña Petrobras reanude inversiones para la exploración de gas y petróleo. Petrobras fue una de las compañías afectadas por la nacionalización de hidrocarburos decretada por Morales.
El presidente boliviano se reunió con Bachelet y conversaron sobre la mediterraneidad boliviana y de la aspiración de esa nación de volver al mar a través de un corredor por territorio chileno.
Los presidentes de México, Felipe Calderón, y de República Dominicana, Leonel Fernández, suspendieron su asistencia a la cumbre por causa de las inundaciones en sus países derivadas del huracán Noel.
La XVII Cumbre Iberoamericana fue clausurada con la firma de varios acuerdos de contenido social y una demostración de los distintos enfoques, actitudes políticas y sensibilidades que enfrentan a algunos de sus dirigentes. La presidenta chilena y anfitriona, Michelle Bachelet, valoró como "histórica" la reunión, "porque la Declaración de Santiago ha innovado en bastantes cuestiones sustantivas" de marcado carácter social, y está acompañada de un Plan de Acción con pasos concretos para facilitar su implementación. La mandataria se esforzó, durante la conferencia de prensa final y ante las reiteradas preguntas de los periodistas, por restar trascendencia y desligar de los resultados de la cumbre el choque verbal protagonizado en la sesión de clausura por los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Nicaragua, Daniel Ortega, con la delegación española, que provocó que el rey Juan Carlos abandonara la sesión. Bachelet defendió que en América Latina "hay diversidad en la manera de enfrentar muchas cosas" y "tenemos que respetar nuestra diversidad y manifestarla con respeto" y "no hay que dramatizar".

No hay comentarios: